¿ANI sólo en horario de oficina? Agencia Nacional de Inteligencia pone fin a sistema 24/7

ANI

Fachada de la ANI, en calle Tenderini.

La nueva administración terminó con la medida que se arrastraba desde 2018, en que se contaba con un plan de turnos para los analistas de la institución. Una pugna judicial entre un agente desvinculado y la dirección del organismo dedicado a labores de inteligencia reveló cómo se está reestructurando la oficina que depende del Ministerio del Interior, donde se consideró que trabajar 24 horas al día durante toda la semana era inútil.


Fue el 8 de abril oficializó la contratación del nuevo director de la Agencia Nacional de Inteligencia (ANI), Luis Marcó. Puesto clave para las pretensiones del gobierno en materia de seguridad y una pieza fundamental para echar a andar una institución siempre cuestionada, especialmente por lo poco se se sabe sobre las acciones de anticipación de esta oficina a eventos de gran connotación pública.

“Estamos comprometidos con poder dejar después de nuestro gobierno una ley de Inteligencia que dote de más capacidades a los gobiernos que vienen después de nosotros”, dijo el 5 de junio a La Tercera, la ministra del Interior, Izkia Siches. El proceso, sin embargo, no ha sido fácil, dado que desde noviembre de 2018 que se encuentra en el Senado el proyecto que moderniza el Sistema de Inteligencia del Estado.

A pesar de ello, la tarea que el gobierno le encomendó a Marcó - quien integró la ANI en los gobiernos de Michelle Bachelet- fue modernizar el servicio y hacerlo lo más eficiente posible. Por lo mismo, el académico llevó a cabo una serie de restructuraciones, repatriando a quienes conformaban la Agencia en los gobierno de Bachelet y sacando a quienes estuvieron en la administración pasada, especialmente marinos y policías en retiro que cumplían labores de análisis en las dependencias de Tenderini N°115.

Esto último, qué duda cabe, trajo problemas, más allá del ruido interno que se generó. Tanto así que el 24 de junio, el prefecto (R), y analista de la ANI hasta mayo de este año, Nelson Hermosilla, presentó un recurso de protección en contra de la agencia por haber puesto término a su labor en situación de contrata en el departamento de Inteligencia.

Entre las razones que se le expusieron está la resolución resolución N° 17/2022, de fecha 30 de mayo de 2022, donde se le expusieron las razones del término anticipado de su contrato, donde uno de los puntos es algo que ha llamado la atención de todos quienes han salido de la ANI, y que venían de la administración anterior, liderada por el almirante (R) Gustavo Jordán: el fin del sistema de turnos 24/7.

En la resolución firmada por Gastón Denis, jefe de la división de Recursos Humanos de la ANI, se señala que “durante la administración anterior se estableció un sistema de turnos 24/7 y que la administración actual ha suprimido, habida consideración que, a su juicio, resultó inoperante e ineficiente, no entregando mayores antecedentes ni produciendo conocimiento útil para la toma de decisiones en materia de Inteligencia”.

En esa misma línea, se expone que se “ha estimado necesario efectuar una reestructuración (...) de carácter secreto que debe estar en funcionamiento óptimo a la brevedad y que permitirá que la Agencia vuelva a producir Inteligencia de conformidad a lo que le ha sido mandatado por ley y cuyo objetivo es establecer, regular y hacer funcionar el Sistema de Inteligencia del Estado”.

Fuentes que conocen el funcionamiento de la ANI expusieron que el sistema de turnos -y así funcionar 24 horas durante los siete días de la semana- comenzó a operar en 2018 y tenían como objetivo mantener el monitoreo de funciones a toda hora. Esto, advirtieron, permitía anticiparse a hechos que pudieran desarrollarse durante la noche, por ejemplo, o también en días feriados.

¿Cómo funciona ahora? Según la resolución de la Agencia, “toda información vinculada a la restructuración de funciones y estructura interna de trabajo dispuestas or el director del Servicio, e indicadas en los considerandos, revisten el carácter de secreta”.

Luis Marcó: “Las funciones de esta Agencia no son iguales a otro servicio público”

En el recurso de protección interpuesto por el funcionario, se pide que como Orden de No Innovar (ONI) se suspenda la resolución que pone término al contrato del afectado, requerimiento que fue acogido por la Corte de Apelaciones de Santiago.

La decisión, como es de esperar, no gustó en la ANI. Por lo mismo, el propio director, Luis Marcó, pidió una reposición de esta medida a través de un escrito dirigido al tribunal de alzada. Allí expuso que los hechos que se expusieron para fundar la Orden de No Innovar no fueron efectivos y que “el sistema de turno operó durante la vigencia de la contrata del recurrente”.

En esa misma línea, Marcó advierte que la ANI “se trata de una agencia de Inteligencia, la que por definición y mandato legal los antecedentes que obran en su poder son secretos y de circulación restringida, la razón de aquello es que obrar de una forma distinta coloca en peligro el correcto desempeño de sus funciones (...). Las funciones, objeto e información que obra en poder de esta Agencia no son asimilables al desempeño de otro servicio público”.

Lo que ocurra en la Corte con este recurso de protección es mirado con atención desde la ANI, dado que podría abrir a la puerta a más acciones judiciales que terminen por demorar el proceso de reforma que buscan impulsar.

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.

Recientemente, un conjunto de normas abrió la puerta a las mujeres que deseen dedicarse al boxeo, ya que desde la revolución de Fidel Castro, estaba prohibido que participaran en torneos.