¿Así serán los shows del futuro? EE.UU. e Inglaterra anuncian giras de auto-conciertos con público reducido para julio

Una imagen de cómo serían los auto-conciertos. Foto: AP

La pesadilla moderna de Gary Numan se hace real: el horizonte inmediato de la música en vivo parece estar en estacionamientos y automóviles, luego que Live Nation anunciara dos ciclos de recitales en formato "drive-in" para el próximo mes, con distanciamiento social, baños especiales y artistas como Nelly y Kaiser Chiefs. Al menos tres empresas chilenas ya han evaluado alternativas similares.




Gary Numan lo vio venir. Y hace más de 40 años.

El músico británico, pionero del pop con sintetizadores, advertía en el mayor éxito de su carrera sobre una humanidad destinada a confinarse dentro de sus automóviles. Ese lugar donde, según repite el verso de su canción, “Me siento más seguro que todos / Puedo cerrar todas mis puertas / Es la única forma de vivir / En autos”.

Si bien para su gran clásico se inspiró en un incidente real que sufrió en medio del taco londinense -que lo obligó a poner los seguros y a encerrarse entre cuatro puertas, reveló alguna vez-, la pesadilla moderna de Numan cobra aún más sentido en un presente musical en el que los autos, efectivamente, parecen ser la única forma de vivir y estar seguros. Al menos en lo que respecta a los conciertos y al golpeado sector de los espectáculos en vivo.

Convertidos en la última encarnación de las apremiantes necesidades de la industria (productores, artistas, técnicos), desesperada por hacer caja y salir a flote en medio de la pandemia, los auto-conciertos que partieron como un tímido experimento en Holanda y Alemania comienzan a agarrar vuelo y a consolidarse como alternativa real en el primer mundo. En éstos, tal como en el formato auto-cine o "drive-in", los asistentes pueden presenciar un recital frente al escenario sin bajarse de sus autos -o quedándose de pie a un costado de éstos-, respetando así las medidas sanitarias de distanciamiento social que rigen en varios países.

¿Es esa la fórmula que marcará el futuro de los espectáculos musicales (y no los shows online)? ¿Estaremos viendo conciertos durante los próximos meses o años en una modalidad similar a la que muestra la intro de Los Picapiedras? Buena parte de esas respuestas las acaba de entregar Live Nation, el mayor conglomerado dedicado a la música en directo en el mundo, que anunció las primeras giras oficiales en ese formato en Estados Unidos e Inglaterra, ambas durante julio y protagonizadas por artistas como Nelly y Kaiser Chiefs.

Serán cerca de una veintena de shows y todos se realizarán en estacionamientos, explanadas y estadios abiertos bajo una modalidad similar: un máximo de aproximadamente 300 asistentes por evento y cuatro personas por vehículo, quienes tendrán la opción de instalarse y moverse por una zona delimitada alrededor de su auto, además de poder llevar sillas y comida.

Según explican los organizadores, se habilitarán pantallas Led gigantes y amplificación especial en cada recinto (a diferencia de otros conciertos de este tipo, que transmitieron la música en directo por una frecuencia radial). Por su parte, el personal que trabajará en cada espectáculo ocupará mascarillas y diversos implementos para cumplir con los estándares sanitarios, recalca la producción, mientras que los asistentes sólo podrán abandonar su zona delimitada para ir al sector de baños, que serán individuales, menos que los habituales y estarán especialmente acondicionados con lavamanos y alcohol gel.

El rapero Nelly es uno de los nombres confirmados de los auto-conciertos.

De esta forma, el ciclo de Inglaterra -cuyas entradas salieron a la venta ayer- comenzará a mediados de julio con shows de grupos y solistas como Brand New Heavies, Beverley Knight, Tony Hadley (de Spandau Ballet), Dizzee Rascal, Kaiser Chiefs, The Streets y el mismísimo Gary Numan, en una ingeniosa jugada de los organizadores. Todos ellos se presentarán en recintos que no son los habituales de la cartelera musical del Reino Unido, como el Aeropuerto Este de Leeds, el estadio de la Universidad de Bolton y el Central Docks Liverpool Waters.

En Estados Unidos, en tanto, serán nueve shows en Indianapolis, St. Louis y Nashville, todos entre el 10 y el 12 de julio, protagonizados por artistas como el rapero Nelly, además de los cantautores Jon Pardi y Brad Paisley, ambos del mundo del country, el género más insistente y perseverante en seguir haciendo shows en vivo -algunos con distanciamiento social- durante la pandemia en ese país. No es casualidad que el country sea el estilo musical más vinculado a aquellos estados y movimientos sociales que han exigido mayor libertad de desplazamiento al presidente Trump, en medio de una crisis sanitaria que acumula más de 2 millones de casos confirmados en dicha nación.

"Nos hemos asociado con las autoridades locales y nos hemos reunido con ellos durante meses, hablando de cómo podemos proporcionar a los fans una experiencia genial y cómoda con distanciamiento social a la vanguardia", dijo a la agencia AP Tom See, presidente de Live Nation en Estados Unidos. "En el drive-in tradicional estás encerrado en tu auto y escuchas a través de FM. Estos espectáculos no son así, es una forma distinta de ir a un drive-in y de vivir", agregó.

gary numan
Gary Numan, parte de este regreso de los shows en vivo.

Las negociaciones en Chile

¿Alguna posibilidad de ver este tipo de espectáculos en Chile? Sí, aunque aparentemente no será en el corto plazo o al menos hasta que los contagios comiencen a bajar y se relajen las medidas sanitarias dispuestas por el gobierno. Un panorama que todavía se ve lejano.

Con todo, al menos tres empresas chilenas del rubro (un teatro capitalino, una cadena de casinos y el Movistar Arena) ya han evaluado la idea de importar los auto-conciertos al país e incluso en algunos casos han comenzado a gestionar los permisos correspondientes. Las tratativas comenzaron entre marzo y abril, en paralelo a los primeros anuncios de funciones de auto-cines en Santiago -que finalmente no prosperaron-, cuando el pronóstico de la epidemia era más auspicioso que hoy. Ahora, el aumento de los contagios y la cuarentena total en el gran Santiago mantienen en pausa estas negociaciones, al menos hasta el último trimestre de este año.

De todas formas, los productores nacionales no pierden de vista esta alternativa para el futuro inmediato y algunos grupos nacionales ya han sido contactados para protagonizar las primeras experiencias piloto. “Estamos trabajando en ese proyecto, lo hemos conversado preliminarmente con varias autoridades. La principal duda por ahora es la cantidad de usuarios (que asistirían) versus el costo del evento”, comentaron desde Movistar Arena a este medio recientemente, consultados por el tema.

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.

Las "piedras del hambre" solo son visibles cuando los niveles del agua son extremadamente bajos, y llevan mensajes escritos por los antepasados alertando tiempos de pobreza, carencia y hambruna producto de la falta de agua.