Caso Catrillanca: Fiscalía alista reconstitución de escena en Temucuicui

El peritaje de la PDI que establece la trayectoria de la bala que habría dado muerte a Camilo Catrillanca.

A casi tres meses del crimen del comunero mapuche, el Ministerio Público entró en su fase final de investigación y sólo resta un par de diligencias para que se cierren todas las aristas del caso. El peritaje balístico programado para este martes se postergó a última hora sin una fecha estimada para su realización.


Por primera vez se usará en una diligencia de la investigación por el homicidio de Camilo Catrillanca uno de los fusiles que portaban los suboficiales del GOPE que dispararon la tarde del 14 de noviembre del año pasado hiriendo de forma mortal al comunero de 24 años. Y el uso de esta arma de guerra se enmarca en una diligencia que podría resultar clave a las pretensiones de una de las defensas de los excarabineros a los que se les atribuye autoría en el crimen de Camilo Catrillanca.

Para este martes, en el polígono de tiro de la Fuerza Aérea de Chile (FACh) de Temuco, estaba programado que la PDI realizara un peritaje complementario al examen balístico que ya entregó por escrito ante la Fiscalía de La Araucanía y en la que determinó que el tiro que terminó con la vida del comunero de Temucuicui ingresó directo a su cabeza y no es producto de un rebote o esquirla, por lo que la trayectoria de esta bala sólo aminoró  su fuerza por el paso que hizo a través de una goma que estaba sujeta a la pala del tractor que conducía Catrillanca ese día.

En esta oportunidad, personal policial -supervisado por los fiscales que indagan el caso- realizarían disparos usando el fusil Colt M4 calibre 5.56 que portaba el 14 de noviembre de 2018 el ex sargento Raúl Ávila y que se encontraba incautado. El Ministerio Público busca con esto determinar trayectorias eventuales, y cómo se comporta la munición cuando traspasa una goma e impacta luego un cuerpo.

Sin embargo, y a último momento, la diligencia se suspendió, quedando por ahora sin fecha tentativa.

Con esto, la Fiscalía ya entra en la fase final de esta investigación en la que hay imputados siete carabineros y un ex abogado institucional -dos como autores del homicidio y el resto por obstruir la investigación- y ya sólo quedarían un par de diligencias para que el Ministerio Público descarte otras eventuales responsabilidades y se prepare para acusar y llevar a juicio oral este caso.

La reconstitución

En los próximos días, además, se alista una reconstitución de escena en Temucuicui. En esa oportunidad participarán los imputados, además de trasladar hasta el sitio del suceso el tractor que conducía Catrillanca y todos los elementos que puedan dar certeza de la dinámica de cómo se sucedieron los hechos ese día. Esta diligencia contará con fuerte resguardos por lo sensible que resultará para los familiares de la víctima y la comunidad que habita esa zona.

Para la Fiscalía ya está completamente acreditado, por comunicaciones de la policía, imágenes y testimonios. que no hubo ningún disparo o ataque que justificara los disparos que realizaron los ex sargentos Carlos Alarcón y Raúl Ávila en contra del tractor que conducía Camilo Catrillanca quien iba junto al adolescente M.P.C., de 15 años.

Este viernes en el Juzgado de Garantía de Collipulli se revisará la prisión preventiva de Raúl Ávila quien -según la indagatoria- disparó una vez en contra de la víctima. Aunque este disparo -según se ha determinado- no fue el que causó la lesión mortal a Catrillanca, la Fiscalía lo formalizó como autor de homicidio simple.

Su abogado defensor, Javier Jara, sostuvo a La Tercera PM que para su estrategia el peritaje que se iba a realizar hoy es vital, pues podría descartar el ánimo homicida que el Ministerio Público le atribuye a su representado, por lo que anunció que se constituirá para observar la diligencia que podría entregarle nuevos antecedentes.

“Es importante determinar la velocidad con y sin roce del proyectil disparado por el arma del sargento Alarcón, y la potencia de impacto en el objeto receptor, pues ello determinará que los disparos emanaron solo de un arma, no de dos. Lo que descarta a mi representado de cualquier acción homicida”, dijo Jara.

Con todo, al no haber modificaciones sustantivas de lo que se formalizó el 30 de noviembre pasado, la Fiscalía de La Araucanía se opondrá a la modificación de la prisión preventiva bajo la cual está sujeto Ávila.

Audio falso

Durante el fin de semana circuló en Twitter un audio en que un supuesto oficial de la PDI aseguraba que habían peritajes de huellas dactilares que daban cuenta de la presencia de Catrillanca en el robo de los autos a la profesoras de la Escuela Santa Rosa, en Ercilla, operativo que dio origen al ingreso de los GOPE el 14 de noviembre a Temucuicui. Dichos antecedentes no están en la investigación que sustenta el Ministerio Público por lo que el audio se trata de información falsa o también llamada “fake news”.

Al respecto, también se refirió el abogado defensor de Ávila. “No hay antecedentes objetivos y periciales que indiquen que Camilo Catrillanca haya participado del robo de vehículos según detalla un informe de la PDI, además nunca hemos basado nuestra teoría de defensa en esos hechos”, sostuvo Jara.

El defensor además agregó que “pedimos la revisión de la prisión preventiva del ex sargento Ávila, pues pensamos que a esta altura de la investigación la necesidad de cautela se satisface con una medida de menor intensidad, mi defendido no disparó ni a Camilo Catrillanca, ni al menor MPC, y su conducta no puso en riesgo la integridad de ninguna persona, en este sentido siempre hemos sostenido que la responsabilidad es personal, y no se le puede achacar una eventual conducta dolosa de otra persona a mi representado. En la última audiencia, pedimos que se aplazara la revisión de prisión preventiva, pues existían un par de diligencias que pueden reafirmar aún más nuestra tesis de cómo ocurrieron los lamentables hechos que terminaron con el fallecimiento del señor Catrillanca”.

*Esta nota fue actualizada el martes 12 de febrero a las 16:43 horas.

Seguir leyendo