Ex Colonia Dignidad vuelve a ser un enclave: Ex guardia de Schäfer “encerró” a comunidad por el coronavirus

Familiares de quienes residen en Villa Baviera denuncian que -sin mediar una orden de la autoridad sanitaria- Friedhel Zitner, ex guardaespaldas del fallecido Paul Schäfer, y la enfermera María Schnellankp decidieron prohibir totalmente el ingreso y la salida del asentamiento. La Corte de Apelaciones de Talca acogió a trámite un recurso que busca liberarlos y le dio 24 horas a los recurridos para entregar una respuesta.




Varias ciudades de Chile están en cuarentena total como medida dictada por el Ministerio de Salud para aplanar la curva de contagios de Covid-19, el virus que al día de hoy ha dejado más de 76 mil muertos en todo el mundo. Pero hay un lugar en Parral, Región del Maule, donde pese a no existir una prohibición de desplazamiento decretada por la autoridad sanitaria, opera un confinamiento total. Se trata de Villa Baviera, cuyos residentes denuncian estar viviendo un encierro ilegal ordenado por Friedhelm Zeitner, quien fuera durante años el guardaespalda del fallecido exmilitar nazi y jerarca de la llamada Colonia Dignidad Paul Schäfer Schneider.

“Angesichts der bekannt en Gesundheitlichen situation im land, dürfen weder Besucher, noch verwandte noch parzellenbesitzer die von ausserhalb kommen, ins fundo gelassen werden”

Hace unos días este mensaje llegó a los whatsapp de quienes habitan Villa Baviera: “En vista de la situación de salud en el país, no se puede permitir el ingreso al fundo visitas ni familiares ni dueños de parcelas que vienen desde afuera. Esta medida la anunciamos en portería”. Asimismo se señalaba que cada familia sería contactada por un proveedor de mercadería y se prohibió que los niños salgan de sus casas hasta nuevo aviso.

Ex Colonia Dignidad

El control que tomó Zeitner del lugar, quien durante ocho años fue guardia personal de Schäfer, tiene atemorizados a las más de 60 personas que habitan Villa Baviera: principalmente adultos mayores que vivieron los encierros y abusos en la peor época del enclave alemán que también fue usado por agentes del régimen militar como centro de tortura y detención.

Eduardo Salvo, quien vivió en ese lugar y recurrentemente visita a sus amigos que aún siguen ahí, sostuvo que “me asusta lo que este tipo vaya a hacer con la gente”. A su juicio, “él se está aprovechando de lo que está ocurriendo en Chile y el mundo para dominar la colonia, infundir temor y así volver a la época en que eso era una cárcel. Hay que recordar que Zeitner fue durante muchos años del círculo más cercano a Schäfer e incluso estuvo con él cuando escapó a Argentina, ese es el tipo de persona que hoy está fuera de toda ley prohibiéndole salir a las personas y a nosotros poder visitarlos”.

La situación motivó a que el abogado Winfrie Hempel presentara un recurso de amparo preventivo a favor de los habitantes de la Ex Colonia Dignidad, en especial de Helga Bohnau Seelbach, Horst Schaffrick Brückmann, Harald Lindemann Brunzlow, Astrid Tymm Dreipelcher, Sergio Campos, Iris Leiva Arévalo, y Eduardo Salvo Hernández y en favor de todos los familiares, parientes y amigos de quienes residen en el lugar.

La acción va en contra de Zeitner y también de la enfermera María Schnellankp, hija del fallecido Kurt Schnellankamp, ex jerarca de la Colonia condenado como cómplice de los abusos sexuales contra menores de edad cometidos por Schäfer.

Paul Schaefer falleció el 24 de abril de 2010, a los 88 años, mientras cumplía condena.

La Corte de Apelaciones de Talca acogió a tramitación el recurso y les dio un plazo de 24 horas a los recurridos para que contesten a las acusaciones que en el escrito se hacen. Una de ellas es que ambos han decretado una cuarentena de facto sin tener las facultades para poder decretarla, por no ser autoridades del nivel central ni sanitarias.

“Sin perjuicio de la evidente ilegalidad y arbitrariedad e inconstitucionalidad de una orden emanada de personas que no son funcionarios públicos de la salud competentes de la autoridad de Salud del gobierno central y la flagrante afectación a la libertad de desplazamiento y libertad individual más allá de las restricciones actualmente vigentes, su señoría podrá entender lo que significa en el frágil y traumada psique de un colono de la ex Colonia Dignidad, que nuevamente exista en el mismo lugar donde estaban los controles de acceso y salida, máxima si esta orden la ejecuta con control en la portería don Friedhelm Zeitner, ex guardaespaldas de Paul Schäfer y ex miembro del grupo de seguridad de la Ex Colonia Dignidad”, se lee en el documento.

Eduardo Salvo dice que mantiene contacto con sus amigos vía online, pero que la situación está muy tensa. “Los niños que perfectamente pueden mantenerse distanciados pues se trata de un lugar de más de 3 mil hectáreas no pueden salir de sus casas e incluso Zeitner rompió un puente que unía el lugar donde habitan con el bosque, para que no salgan. Es una verdadera cárcel y estas personas se están aprovechando de la calamidad que hay”.

Salvo dijo a La Tercera PM que “creo que la justicia tiene que tomar cartas en el asunto, la colonia es un lugar donde la gente ha sufrido mucho y no puede venir otro personaje como éste a los tiempos más oscuros de este lugar. Queremos ver a nuestros amigos. Ahora”.

Comenta