Ex directora de Condorito exige a Televisa el pago de su finiquito en tribunales

televisa

En medio de la crisis por las deudas y el derrumbe de sus suscriptores, editorial ofreció vender a trabajadores sus computadores a $40.000.




A un mes del cierre de Editorial Televisa Chile, dos ex trajadoras de la filial mexicana lanzaron una arremetida para cobrar el 100% de sus finiquitos.  El 28 de febrero, la ex directora de la Revista Condorito, María Magdalena Aguirre Baeza solicitó congelar cualquier tipo de transacción que busque realizar la filial mexicana sobre la marca "Condorito", que posee hasta abril de 2025. ¿La razón? El plan apunta a que la compañía, en caso de que se declare su quiebra, cuente con bienes para responder a sus trabajadores.

Aguirre contaba con 13 años de experiencia en la editorial y exigió el pago de $30.789.644 en indemnizaciones laborales.

La editorial mexicana, que debió cerrar debido al declive en suscriptores y una pesada mochila de deudas, también enfrenta la arremetida de una de las diseñadoras, quien exigió la retención de $27.450.051 de las cuentas bancarias de la sociedad.

Ambas aseguraron que el cierre de la editorial se les comunicó de manera "intempestiva" y les ofrecieron dos alternativa: renunciar al cobro del 100% del finiquito legalmente correspondiente y aceptar sólo la mitad, o presentar una demanda en contra de la empresa.

Caras, Vanidades, Harper's Bazaar, Cosmopolitan, Condorito, Women's Health, Muy Interesante y NatGeo son las revistas que dejaron de ser elaboradas por la editorial mexicana en Chile.

Computadores a $40.000

Según detalló la diseñadora en su escrito, el 20 de febrero, "los abogados mexicanos" citaron a una reunión colectiva a los 70 trabajadores de Editorial Televisa Chile. En la cita aseguraron que la firma tiene grandes deudas con proveedores, los cuales pueden "solicitar la quiebra de la empresa". En ese caso se designará un síndico y según sus cálculos, los bienes de la compañía "no podrán cubrir más de un 10% del finiquito de cada trabajador".

"Tomé conocimientos que estaban liquidando los computadores de la oficina a un precio irrisorio", dijo en un escrito al que accedió La Tercera PM. El mismo documento añadió que la editorial propuso a los empleados vender sus computadores asignados por $40.000.

"Claramente esta situación correspondió a una estrategia para amedrentar a los trabajadores y que se dieran cuenta de lo desesperada de la medida", sostuvo la ejecutiva.

"Desidia y despreocupación"

En su presentación al tribunal, la ex directora de Condorito se lanzó con todo en contra de la gerente general de Editorial Televisa Chile, María Eugenia Giori Rayo,a quien acusó de manifestar "desidia" y "despreocupación" en el desarrollo ejecutiva de la firma.

Ella "mostraba hacia mi persona una manifiesta animadversión por el hecho de haberle expresado una y otra vez mis reparos a la forma en que se conducía la compañía en general y la publicación a mi cargo. Desde por lo menos abril del año 2018 no me responde ni siquiera un saludo ni menos me dirige la palabra, todo lo que genera un clima laboral hostil que ha incidido en una afectación emocional que con gran esfuerzo he intentado sobrellevar".

Producto de los anterior presentó y a raíz de lo ocurrido, la ex directora fue diagnosticada con un cuadro de trastorno de estrés agudo, por parte de la Mutual de Seguridad. Este medio intentó contactarse con ella y con su abogado, y no fue posible.

Ninguna de las tres ex ejecutivas de Editorial Televisa Chile se refirió a las consultas planteadas por La Tercera PM.

Comenta