Isabel Parra: “Más que euforia por un premio, tengo preocupación por el destino de las mujeres creadoras en Chile”

Isabel Parra. Foto : Andres Perez

Por tercera vez la hija mayor de Violeta Parra es una de las candidatas al Premio Nacional de Artes Musicales. La cantautora habla de la deuda que tiene este reconocimiento con la música popular y las mujeres. Además, aclara por qué en un principio descartó la reconstrucción del museo dedicado a su madre.




Se ha pasado la cuarentena trabajando. En marzo, Isabel Parra (1939) se encerró en su departamento de Providencia y miraba con asombro las noticias que llegaban desde el extranjero sobre el virus. “Es muy difícil decir que uno no le teme a la muerte, que uno no le teme al contagio”, dice al teléfono.

A pesar de la pandemia, la cantautora e hija mayor de Violeta Parra pudo seguir adelante con sus proyectos. Durante los últimos meses se dedicó a terminar la reedición de El libro mayor de Violeta Parra (1985), que incluirá nuevos relatos y fotografías inéditas, y que será lanzado virtualmente en septiembre.

“Es un libro que tiene esa narración sobre la vida de Violeta Parra y además es muy trabajoso porque como ya está hecho y había que agregarle historias, fue muy complicado. Hubiera sido más fácil escribirlo de nuevo, creo yo”, comenta.

Pero recientemente Isabel Parra también se ha dedicado a crear nueva música. “He hecho canciones sobre estos tiempos, en los que yo estoy de espectadora de este nuevo drama. Esos son mis temas, lo que pasa en el día a día, lo que pasa en el mundo, lo que pasa en Chile”, cuenta. Dos de esas canciones se terminaron de grabar junto a Manuel Meriño y Tita Parra, y serán publicadas a través de la compañía discográfica Altafonte.

Postulada dos veces al Premio Nacional de Artes Musicales, Isabel Parra vuelve a presentarse como candidata. La cantautora ha sido crítica del galardón, el que históricamente ha sido esquivo a la música popular, pero también a las mujeres creadoras. Desde su creación en 1942 (como Premio Nacional de Arte), solo tres mujeres lo han ganado: Margot Loyola Palacios (1994), Elvira Savi Federici (1998) y Carmen Luisa Letelier (2010).

¿Qué la motiva a volver a presentarse como candidata?

Lo que me llama más la atención, me preocupa y quisiera desentrañar ese misterio es saber quién inventó esta fórmula de dejar fuera la creación femenina. Esa es una interrogante que me hago con frecuencia. Alguien tiene que haber pensado eso y ese pensamiento discriminatorio y sectario, perduró en el tiempo. Ahora, en el espectro chileno, la discriminación a la mujer es una cuestión que se ve a todo nivel y que las mujeres lo constatamos día a día. Sin embargo, este tema tiene que ver con las mujeres que hacen cultura, que son brillantes y no fueron consideradas. Cuando llega el momento de los Premios Nacionales la gente lamenta la situación, pero después se vuelve al túnel oscuro. Yo creo que es una especie de castigo para los artistas chilenos.

También está la discusión sobre la incorporación de la música popular.

La otra barrera es que si eres músico popular estás fuera de la importancia. O sea, tienes que haber estado en el conservatorio, ser académico o vivir en Europa para que alguien te llame por teléfono y te diga que te ganaste. Esta situación de los Premios Nacionales la encuentro muy humillante para las mujeres. Y bueno, el otro día aparecieron una serie de personajes que están postulando y no había ninguna mujer, entonces me hice cargo. Más que la euforia de un premio, es la preocupación por el destino de las mujeres creadoras en Chile y por el destino de la música popular chilena, la música de la Violeta Parra, de Álvaro Henríquez, de Jorge González que ha sido una figura brillante de la música popular de Chile.

Violeta Parra nunca obtuvo este premio ¿Cree que el país está en deuda con el reconocimiento a su obra?

Chile tiene deuda con todas las mujeres chilenas, no solo con Violeta Parra, no solo con las artistas. Siempre la mujer ha sido subestimada. Ahora, yo creo que la Violeta ni sabía que había un premio porque además hay un secretismo tremendo cuando se discute quién gana y quién no gana. Todo eso es hermético. Yo realmente, cantando con la Viola y trabajando con ella, nunca la sentí hablando de eso. Entonces, si le dan el premio a la Gabriela Mistral seis años después de que ganó el Premio Nobel, de qué estamos hablando. No le dieron nunca el premio a la María Luisa Bombal y a muchas otras mujeres brillantes que han terminado pobres, como terminan los artistas por lo general, sin que haya habido un reconocimiento. Esa es la realidad con respecto a la importancia que le da este país a las mujeres creadoras, a las mujeres luchadores.

Museo Violeta Parra

Este año ha sido particularmente complejo para el Museo Violeta Parra. Ubicado en Vicuña Mackenna, en febrero, el espacio sufrió una serie de incendios en medio de los incidentes ocurridos en las manifestaciones en Plaza Italia.

Si bien las obras de Violeta Parra fueron rescatadas a tiempo y no se encontraban en el lugar cuando ocurrieron los incendios, la siguiente preocupación fue la incertidumbre con respecto a una eventual reconstrucción. De hecho, en junio Isabel Parra descartaba que el museo se pudiera reconstruir debido a la crisis económica que atraviesa el país.

“En el último año de vida del Museo Violeta Parra querían rebajar el presupuesto, y fuimos a varias sesiones en Valparaíso. Eran varias instituciones y finalmente no se les recortó. Entonces, cuando yo hablaba de la no reconstrucción del museo precisamente me refería a eso, que en un país pobre como este, cómo se podría invertir en el museo porque es muy caro”, explica hoy Isabel.

¿Pensaba que no existirían recursos para la reconstrucción?

Esa era la razón de mi negación, no era otra. Porque acá no tenemos mecenas que digan ‘nosotros vamos a reconstruir el Museo Violeta Parra’. Esa era la razón fundamental. Pero después en una reunión de directorio me enteré que había seguros. De todas maneras es un trámite que demora mucho me imagino. Mientras, las obras están resguardadas, se alcanzaron a sacar y están guardadas.

Comenta