La caída de Mario Schilling: Colegio de Abogados decide expulsarlo por proceder anti ético en caso Hijitus

Schilling

Los cinco personeros del Tribunal de Ética a cargo del tema determinaron que procedía la sanción. Los jueces que lo integraron fueron los consejeros Julio Pellegrini Vial, María Magdalena Atria Barros, y los jueces éticos Manuel Blanco Claro, Enrique Vargas Viancos y José Pablo Forteza Gómez. 




Aseguró que lo suyo era una cruzada personal. En junio del año 2012, el abogado Mario Schilling Fuenzalida escribió en Twitter que dedicaría el resto de su vida a perseguir pederastas. Estaba en pleno auge uno de los casos más bullados que llevó: la denuncia por supuestos abusos sexuales en el jardín infantil Hijitus de La Aurora. Schilling figuró dando diversas entrevistas en que detallaba los hechos, instó a los padres a indagar sobre la posibilidad de que sus niños hubieran sido víctimas de tocaciones impropias en el recinto y fue grabado mientras, junto al ex asesor del Presidente Sebastián Piñera, José Miguel Izquierdo, pateaba el portón de la familia propietaria de Hijitus que supuestamente había sido cómplice de los abusos.

Dos años después, en julio de 2014, Juan Manuel Romeo Gómez, imputado por el Ministerio Publico en calidad de autor de delitos reiterados de abuso sexual impropio y una violación impropia de menor de 14 años, fue absuelto de todos los cargos y la sentencia definitiva condenó a la Fiscalía a pagar el 60% de las costas del juicio, y a los querellantes, el 40% restante.

Posteriormente, en marzo de este año, el Segundo Juzgado Civil de Santiago condenó al Estado de Chile a pagar $265 millones a la familia Romeo Gómez por daño moral y "estigmatización y juicio social" por cómo se desarrolló el caso.

Y ayer llegó el turno de Schilling cuando la unanimidad de los cinco jueces designados por el Colegio de Abogados para revisar la presentación en su contra por Hijitus determinó que procedía que el profesional fuera expulsado de la institución. La sentencia será oficializada en 15 días más, pero ayer en la audiencia pública ante el Tribunal de Ética, los cinco personeros a cargo del tema determinaron que procedía la sanción. Los jueces que lo integraron fueron los consejeros Julio Pellegrini Vial, María Magdalena Atria Barros, y los jueces éticos Manuel Blanco Claro, Enrique Vargas Viancos y José Pablo Forteza Gómez. Tras la lectura de esta determinación, procede que se dé a conocer la sentencia, tras lo cual Schilling puede solicitar la reposición, es decir, que se le permita continuar colegiado. Se está, en suma, ante una sentencia de primera instancia.

Denuncia

El 28 de enero de 2015, Pablo Romeo Gómez, hermano de quien fue el principal inculpado en la causa, interpuso reclamo ético en contra de Schilling, el que fue declarado admisible el 30 de noviembre de ese mes. El 5 de octubre de 2016, se declaró cerrada la investigación y se procedió a la formulación de cargos.

En el proceso, Romeo Gómez consignó que durante el periodo en que Schilling se desempeñó como abogado querellante en la causa, hasta diciembre de 2013, "efectuó diversas declaraciones públicas y dio entrevistas en los medios de prensa nacional, indicando tanto circunstancias que acaecían dentro del proceso como aquellas que rodeaban la investigación criminal, sin mantener la debida moderación y veracidad en sus dichos. Resultando ellos además, en una utilización de los medios de comunicación para provecho personal. Asimismo, encontrándose el proceso criminal indicado en tramitación, formuló declaraciones públicas y proporcionó información a los medios de comunicación, que afectaron seriamente la imparcialidad en la conducción del proceso".

En sus descargos, Schilling aseguró que el reclamante mantiene animadversión hacia él y afirmó que las declaraciones que realizó en los medios de prensa, en la mayoría de los casos, fueron expresamente en su calidad de apoderado del jardín infantil Hijitus de la Aurora y no en su calidad de profesional. Luego alegó que los hechos que se le imputaban estaban prescritos.

Nada de ello lo salvó de la consideración de que vulneró los deberes que todo colegiado debe mantener en las relaciones con los medios de comunicación, que ordenan no sólo actuar con veracidad y moderación en los dichos, sino que además "de no servirse de la platea que entregan los medios de prensa de comunicación, para el elogio de sí mismo".

Así el rostro de las acusaciones contra el Cumbres, Colegio Latinoamericano, jardín infantil Sunflowers, Colegio Alemán de Santiago, Colegio Mariano de Schoenstatt, Altamira, Dunalastair y otros recintos, terminó sus días como integrante del Colegio de Abogados.

La Tercera PM intentó contactar a Schilling a su teléfono personal y al número de su oficina, sin embargo, al cierre de esta edición, no contestó los llamados de este medio.

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.