Tercera PM
Presenta:
Maximiliano Villena

Maximiliano Villena

Editor de Finanzas en Pulso

La Tercera PM

Las 5 preguntas clave para entender la decisión de Santander de no renovar contrato a Transbank

Mediante una carta enviada en septiembre, Santander informó a Transbank que no renovaría el contrato de adquirencia. La decisión, si bien la conocían al interior de los bancos, adelantó los análisis y eventuales decisiones respecto de la industria de los medios de pago.


Actualmente, Transbank actúa como operador y adquiriente, es decir, procesa las operaciones y a la vez afilia a los comercios para que estos acepten las tarjetas de los bancos a través de sus puntos de venta, o POS, por lo que cobran una comisión, o merchant discount.

Pero al no renovar el contrato, para Santander empezarán a regir automáticamente las tasas de intercambio establecidas por Mastercard y Visa, las cuales en algunos casos podrían ser superiores a las que hoy están implícitas en el merchant discount, o comisión que Transbank cobra a los comercios. Ello, genera una serie de dudas:

¿Los clientes de Santander podrán seguir operando con Transbank?

Los usuarios de tarjetas de crédito del banco podrán seguir utilizando sus productos en los POS, o puntos de venta de Transbank, y de cualquier red autorizada por Mastercard y Visa, por lo que no verían cambios.

¿Cuál es la diferencia para Santander?

El gerente general de Transbank, Alejandro Herrera, dijo durante la mañana a T13 Radio que “los bancos van a poder ofrecer productos diferenciados. Eso desde el punto de vista teórico que va a desarrollar cada banco, particularmente para diferenciarse a otro y competir”.

Eso, porque actualmente Transbank desarrolla productos para todos sus asociados, como por ejemplo tres cuotas sin interés. Eso significa que todos los bancos tienen el mismo producto, y no tienen opción de diferenciarse.

¿Cómo se establecerán los cobros a comercios?

En este escenario las tasas de intercambio, que son fijadas por las marcas de las tarjetas, toman un rol relevante. Para aquellas entidades que salgan de Transbank empezarán a regir las tasas de las marcas, que en algunos casos podrían ser superiores a las que hoy están implícitas en el merchant discount, o comisión que Transbank cobra a los comercios. Con eso como telón de fondo, Herrera advirtió que los bancos que se salgan de Transbank deben sacar bien las cuentas si le conviene o no.

¿Qué ocurrirá con los comercios?

Esa es una de materias que sigue en estudio. Para Santander las tasas de intercambio podrían ser más altas que su costo operacional, por lo que en algunos comercios sus transacciones le generarían pérdidas.  El cómo lo resuelve genera dudas. Por una parte, podría buscar un acuerdo con el comercio mediante un alza en el merchant discount, o una rebaja en la tasa de intercambio.  Pero en el mercado explican que los afectados serían las grandes cadenas.

¿Cuál es el miedo de Transbank?

En concreto, Transbank no realizará la adquirencia para Santander, y el banco se convertirá en la primera entidad que deja atrás el modelo de cuatro partes, donde el emisor del plástico tiene un contrato con el adquirente. Pero, si todos los bancos tomaran la misma decisión, la situación se complicaría.

“Si se liberaran los precios y los bancos nos revocaran l mandato, hay más posibilidades de que los precios suban”, dijo en entrevista con PULSO el domingo pasado, Alejandro Herrera.

Seguir leyendo