"Si no eres de izquierda no eres empático": La movilización que complica a un grupo de apoderados del San Ignacio de El Bosque

SanIgnacioElBosqueWEB

Fachada del Colegio San Ignacio del Bosque, en Pocuro, Providencia.

En una carta enviada al presidente del directorio del colegio, el sacerdote Juan Cristóbal García-Huidobro, un grupo de 180 apoderados describieron nueve situaciones entre 2018 y 2019 -incluyendo la intervención de los urinarios con las caras de los ministros de Estado- por las que "hoy nos sentimos discriminados". El directorio respondió que respeta la "debida neutralidad político-partidaria en la formación de los alumnos y alumnas".




Un lienzo con una consigna contra el Presidente, un profesor que exige "el que no baila no entra" a sus estudiantes y cacerolazos autorizados por la dirección. Estos son algunos de los hechos que un grupo de 180 apoderados del Colegio San Ignacio de El Bosque describieron en una carta que entregaron el miércoles pasado al presidente del directorio de la institución, el sacerdote Juan Cristóbal García-Huidobro.

"Lamentablemente, hoy nos sentimos discriminados por los que creen que su forma de hacer política es la única válida. Si no eres de izquierda y no estás a favor de paralizar actividades y de gritar consignas asociadas a la izquierda, entonces eres "poco empático", no entiendes los cambios que están ocurriendo en el país, no quieres que tus hijos estén involucrados en los cambios sociales que vive el país. Eso nos hace sentirnos fuera, alejados, incómodos, sin ganas de hablar y hacer escuchar nuestra opinión, porque esta no tiene validez…", explican en el texto.

La carta completa

Los apoderados enumeran nueve situaciones que habrían sucedido en el colegio entre el 2018 y 2019, por los cuales el colegio no habría dictaminado sanciones. La más icónica, en los baños del establecimiento: una "intervención artística" en la que se cubrieron los urinarios con los rostros de algunos ministros de Estado, como Emilio Santelices y Felipe Larraín.

La misiva fue redactada por un grupo de padres "desde el cariño que le tenemos a nuestro colegio, porque estamos en un colegio diverso y lo que quisimos transmitir con la carta es cuidar este espacio que tenemos, que es de todos y no solo de un grupo", manifestó uno de ellos, que prefirió omitir su identidad. La idea, afirma, es "evitar que algunos grupos se tomen el colegio como un instrumento de presión política".

Parte del grupo ya se habría reunido en distintas ocasiones con la directiva, encabezada por el rector Jorge Radic, y habrían hecho la gestión a través del Centro de Padres de la institución. Sin embargo, según explica el mismo apoderado, la respuesta recibida no habría sido satisfactoria. "A grandes rasgos se dijo que el colegio propicia el que sus alumnos estén involucrados en lo que pasa en el país. Que sea un espacio de diálogo y discusión", explica. "Pedimos que este espacio de diálogo no tenga un solo color político, que se cuide este espacio como un lugar de unión, dejando fuera las cosas que nos dividen. Queremos que siga siendo un colegio diverso, pero que esa diversidad no tenga un solo color político ni una sola forma de llevar a acciones nuestra vocación por los más pobres", agrega.

"Es una de varias cartas de distintos grupos de apoderados", afirma Juan Cristóbal García-Huidobro, presidente del directorio, a La Tercera PM. "Es un grupo que reclama eso y hay otros grupos que, al contrario, están agradecidos de los modos en que el colegio ha respondido, en un contexto que además es muy complejo", señala.

Respuesta del directorio: "No es la historia completa"

Consultado por la carta, el presidente del directorio responde que hubo sanciones tras la intervención de los urinarios del 2018. "Los alumnos involucrados debieron firmar cartas con disculpas públicas a los ministros y con los docentes se trabajó en la elaboración de protocolos para trabajar un mejor modo de enfrentar las temáticas políticas", dice García-Huidobro.

"La pregunta que nos interesa como colegio es cómo aprovechamos eso formativamente, en vez de sancionar para resolver el problema de corto plazo. Cómo abordamos estos conflictos para que todos aprendamos", añade el jesuita.

Con respecto a los demás episodios descritos en la misiva, "se están procesando, porque varias de las cosas que están en la carta son impresiones, son de un papá al que le llegó un comentario, no es la historia completa", explica.

Minutos antes del cierre de esta edición, la institución le hizo llegar la respuesta oficial a los apoderados.

"Hace mes y medio, pocos anticipaban que Chile entraría en la crisis social y política que vivimos; menos aún que duraría lo que ha durado. Cegados en nuestras rutinas, no previmos la profundidad del conflicto que se incubaba debido a las graves desigualdades de nuestro sistema social y económico", empieza la declaración.

"Lo ocurrido en el Colegio durante las últimas semanas dista mucho de lo que ha ocurrido en el resto del país. [...] Aun así, ciertas acciones particulares de alumnos mayores, de profesores y de apoderados han despertado algunas tensiones y conflictos en nuestra convivencia comunitaria", añaden.

"Desde la convicción de que Dios actúa por medio de su Espíritu en la realidad, el Colegio forma para el discernimiento de su presencia en la historia y el compromiso con su proyecto. Esto no se identifica con un proyecto político específico  –sino con el Reino de justicia y amor predicado por Jesús– pero es algo profundamente político", agregan.

También critican la forma en que los apoderados habrían hecho llegar el mensaje. "Se han hecho evidentes los límites de los canales de comunicación y los modos de participación tradicionales, pues tanto estudiantes como apoderados han usado repetidamente vías distintas al Centro de Alumnos y al Centro de Padres".

Por último, hacen un llamado al diálogo y defienden el compromiso con la neutralidad."Invitamos a todos a renovar los esfuerzos de diálogo. Esto exige que todos aprendamos a escuchar más [...] En este sentido, reiteremos nuestro compromiso con la debida neutralidad político-partidaria en la formación de los alumnos y alumnas, de modo que sean ellos y ellas quienes, a medida que crecen y en libertad, disciernan la realidad y opten por los caminos que consideren más adecuados".

Al ser consultado para este artículo, Jorge Radic, rector del colegio, prefirió remitirse a las respuestas entregadas por Juan Cristóbal García-Huidobro.

La respuesta

Comenta