"No tengo ánimo de andar mostrando joyas": figuras de la TV reaccionan ante la Gala de Viña a puertas cerradas

gala

Aunque la cita del 21 de febrero no tendrá la clásica alfombra roja y la pomposidad de años anteriores acorde al contexto social, varios de sus clásicos invitados ya han manifestado su rechazo a asistir, como Francisca Merino, Jordi Castell, Carolina de Moras, Alejandra Valle, e incluso la cantante Denise Rosenthal, artista que cantará en esta edición.


Tal como todos los eventos ligados a la entretención, la gala del Festival de Viña pasó por la minuciosa evaluación de sus organizadores, quienes debieron estudiar su viabilidad en el complejo contexto social.

Y tras meses de incertidumbre y trascendidos, el evento –hoy a cargo de Canal 13, TVN y el municipio de Viña del Mar-, se realizará y televisará como ha sido costumbre desde 2011: una decisión en la que pesaron las importantes cifras que deja dicha transmisión, tanto a nivel económico como de sintonía.

La medida vino acompañada de un giro, donde quedarán atrás el tradicional paseo de los famosos por la alfombra roja que se emplaza alrededor del Casino de Viña, las graderías con público gritando y sacando fotos a los artistas, y la pompa que ha caracterizado al evento. Es decir, una gala a puertas cerradas alejada de sus rasgos más distintivos.

A pesar de todos esos cambios, varios famosos tradicionalmente invitados al evento ya han cuestionado la medida, y abiertamente descartado su presencia para esta edición.

"Desde la industria televisiva sabíamos que era difícil que no se hiciera", comenta la periodista Alejandra Valle, "porque se transformó en el programa de TV más visto del año, había dineros involucrados, y la gala dentro de la TV es de los programas que más lucas podía generarle". Pero añade, "como persona, ciudadana y parte de las personas que estamos en las movilizaciones y apoyamos este movimiento, es complicado. No veo la forma de cambiarle el tono". Por ello, dice, si recibiera la invitación este año, preferiría restarse. "Para mí, que he estado en la calle, no podría, a menos que pudiera hacer algo como Mon Laferte en los Grammys… (ríe), pero no sé si lo tomarían de la misma forma".

[caption id="attachment_897796" align="alignnone" width="300"]

María Luisa Godoy y Martín Cárcamo en la Gala de Viña 2019.[/caption]

Coincide con Valle el animador y fotógrafo Jordi Castell, y profundiza: "Es un riesgo incluso que se haga el Festival de Viña porque deberíamos tener un poquitito más de respeto por lo que estamos viviendo ideológica y culturalmente, entonces de ahí para arriba me parece un provocación y de la peor forma hacia las manifestaciones y la gente que está pidiendo cambios, y por dignificar la clase obrera y media en este país". Por esa razón, y por encontrarse fuera de la televisión actualmente, optaría por restarse. "Tendría justificación si yo trabajara en los programas del festival o si estuviera trabajando en los dos canales, ahí hay un argumento sólido para ir porque sería mi trabajo", expresa.

[caption id="attachment_614547" align="alignnone" width="300"]

Mayte Rodríguez y Diego Boneta en la gala de Viña 2019. FOTO:RODRIGO SAENZ/AGENCIAUNO[/caption]

Al igual que Castell, la ex conductora del Festival de Viña, Carolina de Moras, considera que estar alejada de los canales que organizan el evento le da la libertad de no asistir, y tener ese mes para disfrutarlo en familia. "Particularmente ya viví el festival, ya estuve muchos años sobre el escenario, ahora lo disfruto más desde afuera", comenta a La Tercera PM. "Además, por un tema de fechas, como estuve cinco años animando y otros más alrededor de este evento, febrero ahora es mi mes y lo aprovecho a concho", explica. De Moras añade un punto, ya que a su juicio no se deben cancelar este tipo de instancias: "El festival es alegría, diversión, es sacarnos un poquito de lo que ocurre en este Chile en transición, no podemos ponernos tan intensos de coartarnos en todo lo que tiene que ver con eso".

[caption id="attachment_541065" align="alignnone" width="300"]

Di Mondo y su pareja en la gala de Viña 2019.[/caption]

Otra de las famosas que asiste regularmente al evento es Francisca Merino. Pero para la opinóloga y actriz, el estallido social ha marcado un antes y un después en la industria, y esta vez descartó su presencia en la gala de este 2020 hace tiempo, considerando que quienes asisten preparan sus atuendos con meses de anticipación. "Los ánimos están muy sensibles. No tengo ánimo de andar mostrando vestidos y joyas en un momento así, donde tanta gente se está quedando sin trabajo... Aunque sigo pensando que es un festival precioso, siempre he participado", dice, y agrega: "Siento que está bien que se haga, pero que vaya la gente que va a cantar, que tiene relación directa con el festival".

Sin embargo, puede que varios de esos artistas convocados al evento, cantantes, humoristas y jurados, también decidan restarse de la gala. De hecho, la cantante Denise Rosenthal, jurado del evento y artista invitada, fue la primera en anunciar que no estaría presente esta vez, y que tras asistir algunos años, hoy no lo hará. "Nunca he estado muy de acuerdo con la gala, de hecho, no voy a ir", dijo a fines de noviembre en entrevista con radio BioBio.

Comenta