Nostalgia del siglo XX: El mundo encerrado se vuelca a su pasado musical (y Spotify lo confirma)

Queen, Elvis Presley y Soda Stereo, tres de los nombres más escuchados en el confinamiento.

Confinada, temerosa y añorando una "Belle époque" que desapareció en el último mes, la humanidad se refugia en sus días felices. Así lo ratifica un nuevo informe de la plataforma de música más popular del mundo, que revela que en los últimos días aumentaron en un 54% las escuchas y listas de reproducción de temas "del pasado", "oldies" y "nostálgicos". En Chile se dispararon en abril melancólicos éxitos de Queen, Elvis Presley, Kansas y Soda Stereo.




No parece casualidad que Future nostalgia, el aplaudido segundo disco de la talentosa cantante inglesa Dua Lipa, el gran álbum de pop en lo que va del año y todo un manifiesto para los jóvenes -y no tan jóvenes- de estos tiempos, condense en su título las principales inquietudes actuales de la humanidad.

Un futuro incierto que va de la mano con una sensación de nostalgia. Lo vemos hoy en todo momento, añorando los ritos cotidianos que de un día para otro dejamos de hacer -pasear despreocupadamente por las calles, saludarnos de un beso o un abrazo-, mientras desde el encierro seguimos viejas series del recuerdo, telenovelas locales que nos remontan a nuestra añorada Belle époque de comienzos de siglo o antiguos partidos de fútbol a la espera de un regreso a las canchas sin fecha definida.

Tal como ocurrió hace 100 años con la Primera Guerra Mundial, el cambio brutal que ha generado la pandemia y su todavía incierto desenlace nos hacen buscar refugio en nuestro pasado inmediato. Y las conductas musicales así también lo certifican: según un nuevo informe de Spotify, la plataforma de canciones por streaming más popular del planeta, en los últimos días se han disparado significativamente las reproducciones a nivel global de éxitos de las décadas de los 50, 60, 70 y 80.

De hecho, de acuerdo al mismo balance, entre el 1 y el 7 de abril se ha registrado un aumento del 54% en los usuarios de la aplicación que han hecho listas de reproducción con sus temas favoritos del recuerdo, basadas en palabras como "nostalgia", "throwback" y "oldies" que aparecen en los títulos de las playlist.

Si durante marzo pasado las primeras tendencias identificables de esta y otras plataformas de streaming fueron, fundamentalmente, el leve descenso en las reproducciones generales y al mismo tiempo el alza de la música infantil o familiar -dos fenómenos estrictamente ligados al encierro doméstico, los cambios de rutina y la baja en los desplazamientos-, en abril el panorama parece más cargado al recuerdo, al repertorio clásico del siglo XX. Desde los Beatles, Elvis Presley, Paul Anka y Queen al rock adulto de Fleetwood Mac y Kansas. Todos ellos subieron sus escuchas en Spotify en abril entre un 40% y hasta un 90%.

Las canciones de los años 50 son las que han visto el mayor aumento en su cuota de reproducciones a nivel planetario, explican desde la firma. Johnny B. Goode de Chuck Berry; I walk the line de Johnny Cash y Dream a little dream of me de Ella Fitzgerald y Louis Armstrong, aparecen entre la tendencia. Además, Solitude de Billie Holiday subió sus reproducciones en un 74% en la última semana en comparación con la primera semana de marzo. Mientras que In my room, de The Beach Boys, tuvo un alza de sus reproducciones en un 44%

Hay casos curiosos, como el de Cyndi Lauper y su hit de los 80 Girls just want to have fun, uno de los más reproducidos de esa década en la aplicación durante la semana pasada a nivel global con más de 2.3 millones de reproducciones entre el 1 y el 7 de abril. Un himno a la juerga y la emancipación femenina que regresa en días de confinamiento y libertades restringidas.

En Chile, de acuerdo a los mismos datos de la compañía, las canciones de este tipo que marcan tendencia por estos días son, entre otras, Jailhouse rock de Elvis Presley, Put your head on my shoulder de Paul Anka, Here comes the sun de The Beatles, Bohemian rhapsody y Don’t stop me now de Queen, Have you ever seen the rain de Creedence Clearwater Revival y Dust in the wind de Kansas.

En cuanto al repertorio latino o en español, destaca el alza entre los usuarios locales de himnos como Ojalá, de Silvio Rodríguez; Trátame suavemente de Soda Stereo; Un amor violento de Los Tres y Lamento boliviano de Los Enanitos Verdes, además de Rosas de La Oreja de Van Gogh y Llueve sobre la ciudad de Los Bunkers.

¿Qué razones hay detrás de esta notoria alza los viejos éxitos del siglo pasado? Por un lado, parece claro que hoy mucha más gente adulta en sus casas con más tiempo de oír música, hurgar en sus recuerdos y buscar refugio en los días de infancia o juventud.

Pero yendo más allá, en días de incertidumbre y cierta vulnerabilidad -como dijo hoy el músico nacional Gepe en las sesiones íntimas de Culto-, la memoria adquiere un nuevo interés y otra dimensión. “La nostalgia, para muchos de nosotros, nos trae de vuelta a un momento en que nuestras vidas se sentían más simples y teníamos más control”, explica David DiSalvo, escritor y experto en ciencias del comportamiento, citado en el mismo informe de Spotify.

“La nostalgia es una fuerza extremadamente poderosa vinculada a la memoria”, agrega el autor. “Tiene una forma de poner una visión más optimista en nuestra memoria, nos lleva de vuelta a un lugar más estable y cómodo en nuestras vidas. Podemos habitarlo en nuestras mentes y sentir un nivel de apoyo que la mayoría de nosotros no sentimos en este momento porque hay mucha inestabilidad".

Comenta