Ricardo Ramos, el alumno de Patricio de Solminihac que lo reemplazará en la gerencia general de SQM

SQM

El ingeniero civil que entró en 1989 a la minera será su máximo ejecutivo desde el 1 de enero de 2019.




Luego de titularse como ingeniero civil industrial con mención en química en 1989 en la UC, Ricardo Ramos Rodríguez, 53 años, entró a trabajar a SQM como  analista del área Finanzas. Fue la primera empresa en la que trabajó y hasta ahora, la única.

El ejecutivo, quien hasta ahora se desempeña como vicepresidente de Servicios Corporativos de la empresa cuya propiedad comparte grupo Pampa y la canadiense Potash Corp. –aunque ya se anunció la venta de su participación a la china Tianqi- asumirá a contar del 1 de enero de 2019 como gerente general en reemplazo de Patricio de Solminihac. Esto fue informado ayer, de manera sorpresiva a través de un hecho esencial enviado a la Comisión para el Mercado Financiero (CMF).

En la Universidad Católica, donde estudió, fue alumno de Patricio de Solminihac, de quien ha sido un estrecho colaborador durante su carrera en la compañía minera. De hecho, en una declaración judicial hecha en el marco de la investigación por las platas políticas, señaló que en su calidad de vicepresidente sostenía reuniones mensuales de coordinación con de Sominihac, quien hasta ese año se desempeñaba como subgerente general, reportándole directamente a él.

Así, la relación de Ramos con Patricio Contesse, el cuestionado antecesor de De Solminihac como máximo ejecutivo de la firma, se limitaba a reuniones formales en comités u otras instancias, quedando las funciones de coordinación con el equipo ejecutivo limitadas a las reuniones entre Contesse y de Solminihac. Así lo aseguró en una declaración ante la Fiscalía en 2015.

Carrera financiera

Ramos Rodríguez ha hecho carrera dentro de SQM vinculado principalmente al área financiera.  Tras su ingreso a la firma, su primera función fue consolidar los balances en temas de contabilidad, aunque rápidamente pasaría al área de logística. En 1993, le ofrecieron el cargo de subgerente de Finanzas en SQM, siendo Juan Ignacio Domínguez el gerente del área. En 1994 éste pasa a Enersis, asumiendo con solo 29 años como gerente de Finanzas de la minera, cargo que cuatro años después pasaría a llamarse vicepresidente de Finanzas. Luego, se fusionaría dicha área con la de desarrollo, quedando Ramos a cargo de ambas responsabilidades hasta 2017, cuando se crearía la vicepresidencia de Finanzas que asumiría Gerardo Illanes.

Parte importante de la formación de Ramos en SQM se le atribuye a Eugenio Ponce, hermano de Julio Ponce Lerou y hasta comienzos de este año presidente del directorio de la productora de litio, yodo y fertilizantes. A éste se le atribuye la creación de la red comercial de SQM, que es uno de los principales activos de la minera y la que le da presencia a la firma en los cinco continentes. De hecho, figura como director de SQM Comercial, empresa que por largos años fue presidida por Eugenio Ponce.

En general, en SQM los ejecutivos hacen carrera dentro de la firma y es frecuente que entre la alta gerencia sus ejecutivos sumen décadas en sus puestos. Tal es el caso tanto de Ramos como de de Solminihac, con ambos en torno a las tres décadas en SQM.

Otro aspecto que debió enfrentar Ramos en SQM fue el escándalo por los pagos irregulares, que todavía es parte de procesos judiciales. En su declaración ante la Fiscalía, Ramos, quien entonces era vicepresidente de Finanzas y Desarrollo; aseguró que se enteró de los hechos por la prensa. Conocido el hecho, se coordinaron para analizar la situación de Solminihac, entonces subgerente general, e Illanes, hoy vicepresidente de Finanzas y entonces gerente de Finanzas, reportando directamente a Ramos. En paralelo, recibieron un requerimiento de Impuestos Internos, iniciándose así el bullado caso cuyas implicancias aún no terminan, aunque desde enero abordará desde otro lugar: la gerencia general.

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.