Senador José Miguel Insulza apura el tranco: "Yo aspiro a ser el candidato presidencial del Partido Socialista"

José Miguel Insulza

José Miguel Insulza, senador del PS. | Foto: Agencia UNO

El legislador asegura que aún es tiempo de superar al alcalde Joaquín Lavín. "Hubo un momento importante en el ciclo electoral del 99 en que Lavín iba a delante en las encuestas. Así que nadie tiene clavada la rueda de la fortuna", dice.




Cuando las encuestas repiten el nombre del alcalde de Las Condes, Joaquín Lavín (UDI), en la pole position de una carrera presidencial –y por amplio margen- desde la ex Nueva Mayoría aún no surge un nombre que se consolide como una futura carta para la aventura a La Moneda. Y aunque antes ya había manifestado su disposición a ser candidato si su partido se lo pedía, hoy el senador José Miguel Insulza, da un paso más allá y confirma que quiere ser quien represente a su partido en este desafío. Asegura además que ya antes la centroizquierda se vio superada por un Lavín encumbrado en los sondeos públicos, pero que finalmente lo pudieron superar.

El exsecretario general de la OEA, quien habla ya casi en tono candidato, aclara que si bien quiere ser el abanderado socialista en 2021, le gustaría que esto ocurriera participando de una primaria en la que participen todas las fuerzas de la centroizquierda, deslizando críticas también al pasado proceso en la ex Nueva Mayoría.

Además, el exministro sostiene que si bien el liderazgo de Michelle Bachelet es insuperable, para él el mejor Presidente del país fue Ricardo Lagos.

Acá un adelanto de las definiciones del "pánzer", las que podrás ver ampliadas mañana en la edición papel de La Tercera.

Pese a que aún falta para las elecciones presidenciales, distintas figuras comenzaron a sonar como candidatos. ¿Usted quiere ser candidato presidencial?

Yo aspiro a ser el candidato del Partido Socialista, en una primaria. Ese es el primer puente que hay que cruzar, los demás vienen después y hay que ver lo que pasa. Sí, yo aspiro a ser el candidato presidencial del PS en una primaria de todas las fuerzas democráticas que quieran ir a esa elección presidencial junto con nosotros.

¿Y cómo visualiza esa carrera presidencial?

Si me va bien pasaré a la siguiente etapa, seré candidato de la coalición que hayamos formado. Pero por ahora mi objetivo es ser el candidato para el PS en esa primaria.

El Frente Amplio ha dicho que tendrá su propio candidato y Beatriz Sánchez marca sobre las figuras de la ex Nueva Mayoría en las encuestas. ¿Ve complejo el escenario para ustedes?

La gracia de la democracia es que es incierta. La parte electoral de la democracia no vive de certezas, vive de incertezas. Cualquier puede ganar.

También hay otro tema. El alcalde Joaquín Lavín tiene una ventaja que hasta la fecha parece insuperable.

Lavín va adelante sin duda. Si la elección fuera mañana probablemente ganaría Lavín.

Entendiendo eso, ¿la centroizquierda ya debe empezar a trabajar en sus candidatos presidenciales?

Hay que empezar a trabajar primero en la elección del próximo año. Además, en cuanto a Lavín, bueno, alguna vez nos estuvo ganando también. Yo estaba ahí el 99 y hubo un momento importante en el ciclo electoral del 99 en que Lavín iba a delante en las encuestas. Así que nadie tiene clavada la rueda de la fortuna.

Y dentro de la oposición, ¿hay figuras potentes? Tanto presidenciales como de gobernadores regionales por ejemplo. Porque no marcan tanto.

La centroizquierda tiene figuras, y son relativamente importantes dentro de la centroizquierda. Ahora, venimos saliendo de un periodo en que hay una figura carismática dominante y nos acostumbramos un poco a eso. O sea, el al final lo que nos unió en el segundo gobierno de Bachelet fue Bachelet. Entonces, no  es que necesariamente hayamos tenido un profundo programa, con tremendas identidades en materia económica, política y social. No. Aquí estábamos todos con Bachelet. Eso terminó, pero la política es colectiva, no es de líderes carismáticos.

¿Y hay alguien en la centroizquierda con el liderazgo de Bachelet?

¿Usted me podría nombrar alguien en los últimos 100 años así?

Es insuperable dice usted.

Sí. Absolutamente. Pero para mí el mejor presidente que hemos tenido es Ricardo Lagos. Era una figura, pero una figura dentro de un contexto, dentro de un conjunto. Era el hombre de la Concertación, como lo fue Patricio Aylwin, o como lo fue Frei. Pero una persona que se sustente políticamente por si sola, eso no hemos tenido tal vez desde don Carlos Ibáñez del Campo, que tenía más partidos que ministerios.

Comenta