Sube tensión por cuarto retiro: Provoste pone presión y amenazan a Rincón con censura

FOTO: LEONARDO RUBILAR CHANDIA/AGENCIAUNO

La candidata presidencial pidió votar la reforma "cuanto antes", mientras que su camarada y presidenta del Senado admitió tener algunos reparos de la iniciativa. La cautela de Rincón molestó a la senadora PPD Loreto Carvajal, quien estudia pedir la destitución de la mesa.




A 19 días de las elecciones presidenciales y parlamentarias, el debate por el cuarto retiro escaló la tensión en el Senado, al punto que algunos parlamentarios opositores incluso amenazaron con destituir la mesa que dirige la senadora Ximena Rincón (DC) si es que la votación se seguía postergando.

Pese a que los comités de la Cámara Alta no llegaron acuerdo sobre la fecha, tras las presiones de su propio sector, finalmente la senadora Rincón anunció que propondrá votar en general la reforma el próximo martes 9 de noviembre.

Una de las más interesadas en que se votara lo antes posible era la senadora DC y candidata presidencial Yasna Provoste. ”Nosotros esperamos que exista una definición. Hemos suscrito una carta con los miembros de la Comisión (de Constitución) del Senado de la oposición, pidiéndole a la mesa que coloque cuanto antes la votación”, dijo la abanderada de Nuevo Pacto Social, que reúne a partidos y fuerzas de la ex Concertación, argumentando compromisos con las pymes.

Votar y aprobar en general esta iniciativa se había transformado en una prueba de liderazgo de Provoste, que ha tratado de alinear los votos opositores en el Senado, pese a los resquemores y dudas que existen por los efectos económicos de un nuevo retiro previsional.

Fuentes de su comando sostienen que para la senadora DC, quien figura en tercer lugar en las encuestas Activa y Cadem, es clave dar una señal de gobernabilidad antes de los comicios, tratando de capitalizar la aprobación de esta medida, que es demandada por sectores medios.

La cautela de Rincón

No obstante, la postura de su camarada y presidenta del Senado, Ximena Rincón, añadió una cuota de suspenso. Rincón sinceró que también tenía reparos con la iniciativa, a pesar de que reiteró que de todos modos votaría a favor de la idea de legislar. Particularmente mencionó cuatro temas a revisar como el pago de impuestos, las rentas vitalicias, si el retiro se hacía en dos cuotas y la idea de establecer una suerte de “candado” (por ejemplo subir el quórum de votación) para evitar futuros retiros.

Consultada sobre su voto, Rincón dijo que “va a depender de los acuerdos que tengamos (…). Yo lo he dicho, yo no voy a rechazar en general, pero en particular hay una serie de indicaciones que yo espero que se aprueben (…), si no se aprueban esas indicaciones, yo voy a rechazar cada uno de esos capítulos”.

Respecto de la presión que puso Provoste, la titular de la Cámara Alta también tomó distancia. “En mi rol de presidenta del Senado no le respondo a una candidatura, le respondo al conjunto de las y los colegas y espero llegar a acuerdo”, dijo Rincón, quien en el matinal de Mega insistió en que no dependía de ella poner en discusión el cuarto retiro, sino de lo que resuelvan los distintos comités de la corporación.

“Créeme que si dependiera de mí, pondría ese y otros proyectos”, dijo Rincón ante las consultas de los periodistas de Mucho Gusto.

Cercanos a la titular de Senado sostienen que ella no tiene una discrepancia de fondo con Provoste. Explican que simplemente está tratando de actuar con realismo, ya que hoy no están los votos para aprobar en general el nuevo giro de ahorros previsionales, que requiere de 26 apoyos.

Censura a la mesa

La cautela de Rincón, sin embargo, comenzó a ser cuestionada por otros senadores opositores, al punto que la PPD Loreto Carvajal anunció que podría presentar una moción para destituir la mesa si se sigue dilatando esta votación.

“Esta discusión la tuvimos el martes pasado, en el almuerzo de los senadores de oposición, para ver el cuarto retiro este martes (hoy). Sin embargo, de un día para otro se modifica esa propuesta y se vuelve a fojas cero la fecha”, dijo la senadora Carvajal, quien agregó que “me parece dilatorio e inexplicable que sigamos dependiendo de un acuerdo de comité, cuando a mi entender la presidenta del Senado tiene facultades (para poner en tabla la reforma esta semana)”.

“Si la mesa (que encabeza la senadora Rincón) no actúa en consecuencia, estoy estudiando pedir en comité la censura de la mesa”, agregó la parlamentaria PPD.

Actualmente la oposición tiene 24 senadores, pero descontando a Carlos Montes (PS) y Carolina Goic (DC), quienes han manifestado su resistencia a aprobar un nuevo retiro, el piso para la reforma baja a 22. Incluso, podrían ser solo 21 votos si llega a sumarse el senador PPD Ricardo Lagos Weber, quien mantiene dudas respecto de la iniciativa.

Algunos legisladores, sin embargo, creen que solo Goic votará en contra.

Este escenario obliga a la oposición a buscar entre tres a cuatro votos de parlamentarios oficialistas para aprobar en general el cuarto retiro. Dos de ellos serían los RN Manuel José Ossandón y Marcela Sabat, quienes se postulan a una reelección.

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.