¿Tiembla plan Sernac-Essal? Afectados por corte de agua en Osorno exigen revocar acuerdo y califican de “insuficiente” millonaria compensación

OSORNO

Personal de la planta y la PDI ya han levantado información en Essal.

Ex Jefe de la División Jurídica del Servicio Nacional del Consumidor (Sernac), Andrés Herrera, representa a un grupo de clientes que cuestionó ante la Justicia el acuerdo entre la institución dependiente del Ministerio de Economía y Essal, filial de Aguas Andinas. Mientras, la sanitaria defendió el acuerdo y anunció que la empresa auditora Deloitte fiscalizará su cumplimiento.




La crisis de Essal en Osorno no es un capítulo cerrado. El Servicio Nacional del Consumidor (Sernac) y la Empresa de Servicios Sanitarios de Los Lagos (Essal) buscan, por estos días, validar en tribunales un acuerdo para indemnizar a los casi 50 mil clientes que sufrieron el corte del suministro de agua potable en julio del año pasado.

Según la resolución del Sernac, que consta del 30 de diciembre, Essal se comprometió a restituir a 47.519 consumidores residenciales en la ciudad de Osorno afectados por la suspensión e interrupción del servicio de suministro de agua potable. Cada uno de ellos será beneficiado con el pago de $63.250, el cual será abonado en los estados de sus cuentas mensuales. El costo total de la medida es de $3.005.563.201 y no involucra a asociaciones de consumidores de por medio.

En medio de todo este proceso, a finales de enero, 200 personas afectadas anunciaron por medio de un escrito al 1° Juzgado Civil de Puerto Montt que optaron por ejercer acciones legales en contra de Essal. La futura acción judicial buscará resarcir el "daño patrimonial y moral" que les produjo el corte del suministro.

"El ofensor (Essal) es responsable de una de las mayores catástrofes ocurridas en la ciudad de Osorno, esta parte ha optado precisamente a desmarcarse del presente procedimiento voluntario", acotó el escrito presentado por los abogados Leonardo Villegas y Enrique Soto. Y añadió: el acuerdo alcanzado entre Sernac y Essal "tampoco se hace cargo del daño medioambiental provocado, y lo que es más grave, el daño ocasionado por medidas alternativas negligentes de la demandada, donde se abasteció a la población con estanques de agua con presencia de coliformes fecales".

A ellos se suma un grupo de 56 personas que se hizo parte del proceso y lanzó duras críticas al acuerdo. Se trata de residentes de Osorno representados por Andrés Herrera, socio de Ander Consultores & Abogados y quien se desempeñó entre 2014 y 2018 (gobierno de Michelle Bachelet), como jefe de la División Jurídica del Sernac.

"El acuerdo no implica su reconocimiento de los hechos constitutivos de la eventual infracción. Por lo tanto, Essal ha quedado excluida de su responsabilidad infraccional comprometida en estos graves hechos, cuyas multas asociadas, en el caso vulneraciones que afecten el interés colectivo o difuso de los consumidores, como es evidentemente este caso, podrían haber alcanzado hasta los 45.000 UTA, esto es, más de US$33 millones", consignó el escrito.

A su parecer, los montos totales comprometidos por Essal en la reparación directa, que alcanzan US$7,4 millones, saldrán de los bolsillos de las empresas de seguros asociadas y no de la sanitaria. Dichos montos están "en parte importante cubiertos por seguros por responsabilidad civil general contratados por la empresa, cuya póliza principal cubre un límite indemnizable de $ 5 millones de euros, y otra que opera en exceso de dicha cifra". "En síntesis, esta compensación que dice pagará Essal, en rigor, la soportará en su totalidad la Compañía de Seguros Liberty Seguros", remató Herrera. En su escrito el abogado también solicitó rechazar el acuerdo, pero el tribunal desestimó la petición.

"Sin elementos de juicio que lo sustenten, afirma que se compensarían adecuadamente, de manera completa e integral, la totalidad de los efectos adversos padecidos por los consumidores afectados, lo cierto es que resulta claro que ello no es así y que, en cualquier caso, se estaría compensando, aunque de manera del todo insuficiente, solo parte de los perjuicios patrimoniales, excluyéndose los daños morales o extrapatrimoniales", concluyó.

Los esfuerzos por validar el acuerdo con Sernac no es el único foco de atención de la compañía. Ello porque en paralelo, Aguas Andinas, matriz de Essal anunció a fines de enero que iniciaría las gestiones para desprenderse del 53,5% de participación de esta última. En su declaración adujo "motivos estrictamente empresariales".

Aprobación virtual

Por su parte, el gerente jurídico de Essal, Boris Navarro, detalló al tribunal que la auditoría externa que tendrá por finalidad verificar el cumplimiento de los compromisos asumidos por la compañía será efectuada por la auditora Deloitte. "Las labores de fiscalización del acuerdo, antes mencionado, serán dirigidas por la socia de dicha empresa doña Elizabeth Camoglino", acotó el abogado.

Mientras, por medio de una declaración, Essal defendió el acuerdo suscrito con Sernac. "La primera fue la indemnización automática y directa de acuerdo a la Ley del Consumidor (art. 25-A), equivalente a 10 veces el promedio diario de consumo por cada día que hubiera durado el corte. Esta indemnización, por indicación expresa de la Ley, debe descontarse del siguiente estado de cuenta", respondió a La Tercera PM. Añadió que "es importante recordar que (el acuerdo) fue aprobado en consulta a través de Internet por parte de los ciudadanos de Osorno", reiterando que el pago se efectuaría a través de las boletas para facilitar la devolución a quien realmente corresponde, el cliente afectado.

"El acuerdo según lo establece el Sernac contempla la posibilidad de reservas de derecho. Essal como lo ha señalado en reiteradas oportunidades cumplirá con todos los compromisos pactados", concluyó.

Mientras para el Sernac "se trata de una compensación histórica sumando los descuentos automáticos establecidos por la Nueva Ley del Consumidor, resultando hasta 3 veces el monto compensatorio promedio histórico logrado con diferentes sanitarias por interrupciones del servicio de distribución de agua potable".

Sernac también sostuvo que durante los 10 días de consulta en Osorno, se recibieron 3.000 observaciones. "Un 32% de los ciudadanos indicó estar de acuerdo con la propuesta, y un 29% en desacuerdo", dijo. Para la autoridad "las familias de Osorno no podían esperar. Los consumidores necesitaban compensaciones rápidas y adecuadas, pues no podían esperar incluso hasta 5 años el resultado de un juicio".

Comenta