Tom Hanks de nuevo sobrevive: “Siempre interpreto a tipos más geniales que yo”

El actor más exitoso de su generación llega al streaming con Finch, una película de ciencia ficción sobre el último sobreviviente del la Tierra y su perro. En una conferencia virtual en la que participó La Tercera PM, el protagonista de Forrest Gump compara la trama de su nueva cinta con Naufrago, reflexiona sobre el mundo tras el Covid y detalla el rodaje.




Tom Hanks sabe lo que es actuar en solitario. Dos décadas atrás, cuando ya tenía dos Premios Oscar bajo el brazo, brindó una de sus actuaciones más memorables como el Chuck Noland de Náufrago. Un rol para el que transformó radicalmente su físico, con el propósito de que su interpretación lograra más convincente, resultando en uno de los personajes con los que su carrera en Hollywood tiene garantizado pasar a la posteridad.

Su dupla creativa en ese filme fue el legendario director Robert Zemeckis, quien ejerce como productor ejecutivo de Finch, la nueva aventura en la que la estrella de 65 años se adentra casi sin compañía en pantalla. Su guía, en este caso, fue el cineasta Miguel Sapochnik, responsable de algunos de los mejores episodios de Game of thrones (jncluido La batalla de los bastardos),

“Casi como una película muda, tuvimos que construir la narrativa en una realidad, en una geografía, porque Finch no se basaría en que alguien le dijera lo que estaba pasando. Literalmente no hay nadie con quien hablar”, dice el actor conectado en Zoom a una conferencia con medios del mundo, incluido La Tercera PM.

Su más reciente largometraje (estreno el viernes 5 de noviembre en la plataforma Apple TV+) le otorga el rol del último sobreviviente del mundo. Un hombre sin más expectativas ni sueños que asegurar el bienestar de su perro, su fiel amigo en un planeta devastado.

“La gente me pregunta al respecto, oye, ¿de qué trata la película? Y yo les digo que se trata de un tipo que construye un robot para cuidar a su perro después de que fallezca”, explica Hanks sobre una trama que, bajo su óptica, se centra en el legado que deja su personaje a la humanidad. “Siempre interpreto a alguien más genial que yo, pero con Finch llegué a interpretar a alguien que es mucho más inteligente, mucho más trabajador y mucho más estudioso”, afirma.

El actor también se detiene en lo cree que separa Naufrago y su más reciente estreno. “La diferencia, y esto es algo de lo que Miguel y yo hablamos durante el transcurso de la realización de la película, es que Finch comienza con el deseo de crear la próxima versión de lo que será la vida. Para mí, cuando estábamos haciendo Naufrago, que fue una película importante, se trataba del descubrimiento de lo que se necesitaba para vivir una vida plena. Eso era compañía y salir de esa isla. No hay isla de la que salir en Finch. El deseo y creo que algo así como la superestructura filosófica emocional de Finch es muy diferente de Chuck porque no hay ningún intento de rescate. También hay un momento en Naufrago en el que él está dispuesto a sacrificar su vida con tal salir de esa isla. Finch en ningún momento está dispuesto a sacrificar su vida”.

Tal vez prueba de que los embates de la realidad permean en la ficción, su nueva película puede lucir como una versión más pesimista de parte de la misma idea central que funcionó en el filme de 2000. Del mismo modo, Hanks se abre a hablar de las resonancias de la cinta que estrena en Apple TV+ en un mundo golpeado por el Covid, la enfermedad de la que se contagió a comienzos de 2020 junto a su esposa, Rita Wilson.

-Después de enfrentar una pandemia y ver la película terminada, ¿la cinta adquirió otro significado para usted, y cómo se siente con el resultado?

Eso es increíble, porque cuando realizamos esta película, mucho antes del Covid-19, estábamos haciendo un poco de ciencia ficción. Un poco de ciencia ficción gloriosa, familiar en muchos sentidos. Ha habido muchas películas del tipo último ser humano en el planeta Tierra. Francamente, llo del perro era nuevo. Ahora, después de todo esto, aquí hay una especie de escenario teórico sobre el peor de los casos para la Tierra, sobre imaginar que el virus fuera aún más fuerte y más mortal de lo que era. Nosotros empezamos mucho antes de que surgiera la idea de un confinamiento mundial.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.