Vivir en menos de 70 m2: el 56% de las viviendas de Santiago son de ese tamaño o más pequeñas

Expertos apuntan a que mientras las viviendas sociales aumentan su tamaño, las del sector privado disminuyen.

Un estudio de un académico de la Universidad de Chile muestra la realidad de las diferentes comunas de la región. Mientras Lo Barnechea tiene una media de 169,1 m2 por inmueble, en María Pinto esa cifra es de 47,8 m2. Expertos apuntan a una disminución en el tamaño de las viviendas que se comercializan y el parlamentario Gonzalo Winter pide avanzar en la creación de una Superintendencia del sector para que fiscalice este tipo de variables, que inciden en la calidad de vida.




Carolina Ojeda (42) y David Sagredo (37) viven en la comuna de El Bosque junto a sus dos hijos menores, de 15 y 18 años. El mayor, de 20 años, se fue en 2018 de la casa. Su vivienda tiene tres piezas: en la matrimonial tienen una cama de dos plazas y sus dos veladores. En otra sólo una cama de plaza y media con repisas porque nada más entra. Y en la tercera, un camarote.

A eso se suma un baño para toda la familia y un living-comedor-cocina integrado, pintado de amarillo, con un sillón café y una mesa para seis personas. Eso es una vivienda de 68 m2.

"Vivo en una caja de fósforo", dice Ojeda, con algo de humor negro. "La convivencia se complica. Salgo de mi pieza y me tropiezo con mi hijo, no puedes ni respirar. Además se escucha todo lo del otro vecino", agrega.

Ojeda vive en una de las 29 comunas de la Región Metropolitana (RM) en que el promedio de las viviendas es menor a los 70 m2, es decir, un 56% del territorio. En el caso de El Bosque, el promedio de los inmuebles es de 60,8 m2.

Juan Correa, docente invitado de la facultad de Arquitectura de la U. de Chile y coordinador de investigación aplicada de la Fundación Vivienda, realizó este análisis a partir de la base de datos del Servicio de Impuestos Internos (SII) 2018, considerando sólo los predios no agrícolas y con destino habitacional. El experto precisa que esto es "histórico en Chile y hoy en día ha reaparecido, pero vinculado a la clase media alta".

Y hay más datos. Por ejemplo, que existe una diferencia importante entre las comunas. Si en María Pinto se registra el promedio más bajo, con 47,8 m2 por inmueble, en Lo Barnechea está la media más alta, con 169,1 m2. O sea, más de tres veces de diferencia.

Según el estudio, en Los Candes el promedio es de 116,6 m2 y en Vitacura 154,5 m2. En Macul, en tanto, la cifra es de 70,8 m2 y en Maipú 60,7 m2. Estación Central tiene un promedio de 68 m2.

Correa añade que la normativa ha consolidado las viviendas sociales de escaso tamaño, pero que ahora "son para inversión. La vivienda se convierte en un activo financiero y hay otra persona que tiene que vivir hacinado, con poco espacio".

Efecto "chocolate de calle"

La diferencia en los tamaños de las viviendas y el porcentaje que representan las de menor tamaño es algo histórico. El modelo de vivienda social actual empezó en los 80. En esos años, hasta el 85, el mínimo era 37 m2. Posteriormente, hasta los años 90 tenían una exigencia entre los 40 y 45 m2, para luego aumentar hasta el cambio de siglo a los 45 m2.

Después, durante diez años, hasta el 2010, la norma pedía como mínimo 50 m2 y hoy, por exigencia legal de Serviu, el tamaño debe ser de 55 m2.

Sin embargo, el tema es que esos inmuebles "han aumentado su tamaño de manera histórica y la vivienda del mercado va en sentido contrario. Es como un efecto "chocolate de calle", siempre más pequeños y más caros", explica Javier Ruiz Tagle, académico del Instituto de Estudios Urbanos UC

El experto añade que las personas actualmente pagan más de un 25 % o 30 % de sus ingresos en viviendas y que actualmente no hay "ninguna exigencia de superficie, porque lo hace el mercado".

Gonzalo Winter (CS), presidente de la comisión de Vivienda de la Cámara de Diputados, se suma a los expertos y añade que "actualmente la normativa es muy laxa. Necesitamos revisar los estándares de constructibilidad y avanzar en la creación de una Superintendencia de Vivienda, que fiscalice que se cumpla la normativa".

Comenta