Zoom presidencial: Jadue arrasa con Beatriz Sánchez en la izquierda y Lavín gana en el centro, pero enfrenta competencia en la derecha

Foto: Victor Tabja

¿Cómo se comportan las preferencias según identificación política para la elección venidera? La Tercera PM accedió al cruce de la base de datos de la encuesta Criteria, que muestra los escenarios por cada bloque. Además, por edad, Lavín tiene sus mejores resultados entre los mayores de 40, mientras que Jadue tiene una fuerte base en los más jóvenes.




Todo es incierto en tiempos del coronavirus, pero hay un hecho y fecha que parece ineludible: en poco menos de 14 meses, Chile se enfrentará a una nueva elección presidencial. Una marcada no sólo por la emergencia del Covid-19, sino también por el posible debate constitucional y por una multitud de comicios: alcaldes, gobernadores, constituyentes en caso de ganar el Apruebo, de cores, parlamentarias y presidenciales. Y eso sin contar las primarias en los cargos que corresponden y la segunda vuelta presidencial, que ha sido una cita infaltable desde hace dos décadas.

En los últimos meses, muchos se han declarado disponibles. Las encuestas, por ahora, no muestran a un candidato disparado con mayoría, pero sí un bloque de figuras con intención de voto relevante: Joaquín Lavín, Daniel Jadue, Evelyn Matthei, Beatriz Sánchez y José Antonio Kast, con un orden que por lo general tiene a los dos primeros con cierto margen sobre los otros, pero que puede variar de sondeo en sondeo.

Pero antes de llegar a la papeleta de noviembre, es probable que cada sector tenga que decidir a qué figura -o figuras- levantará, ya sea en forma de acuerdo, de primarias o de otra fórmula. ¿Qué dicen las cifras de acuerdo a cómo se identifica cada persona? La Tercera PM tuvo acceso a un cruce hecho con la base de datos de la última encuesta de la firma Criteria, realizada entre el 25 y el 30 de septiembre a través de un panel online con un muestreo aleatorio estratificado por cuotas, que consignó 1.503 respuestas y que, en cifras totales, le entregaba 18% de las menciones espontáneas a Lavín, 17% a Jadue, 8% a Matthei y 6% para Sánchez y J.A. Kast.

El cruce permite identificar las tendencias por sector. Y éstas entregan algunas pistas interesantes. Por ejemplo, entre quienes se declaran de izquierda la ventaja que ha sacado el alcalde de Recoleta es significativa: tiene el 39% de las menciones en ese grupo, casi cuatro veces más que Sánchez, que obtiene el 10%. Curiosamente, quien los sigue en ese grupo es Lavín (7%): luego vienen Pamela Jiles (4%) y Michelle Bachelet e Izkia Siches (3%).

¿Qué pasa al frente? El escenario es distinto. Si bien Lavín lidera entre quienes dicen ser de derecha (25%), su diferencia con otros rivales del sector es estrecha. José Antonio Kast es el candidato favorecido por el 22% de ese grupo, y Matthei -cuya declaración de intenciones es más reciente- marca 20%. Es decir, mucho más apretado.

Donde sí saca ventaja Lavín es en los bloques de centro y de quienes no se identifican con ningún sector. En el primero, duplica a Jadue (22% contra 12%), con Matthei en tercer lugar con 10%. En los no identificados, en tanto, el alcalde de Las Condes tiene 18%, el dirigente comunista el 12%, Sánchez el 6% y Matthei el 5%.

“Mientras las identidades de izquierda están interesadas, hasta ahora, en un solo candidato, la derecha tiene al menos tres opciones competitivas”, dice Cristián Valdivieso, el fundador y director de Criteria, para quien la diferencia que saca Jadue puede ayudar a entender algunos comportamientos del Frente Amplio.

“La izquierda frenteamplista probablemente no ve espacio para levantar otra candidatura presidencial competitiva y apuesta a fortalecerse en los frentes parlamentarios, municipal y de gobernadores con una identidad diferenciada de la ex Concertación”, es su análisis.

En cuanto al escenario en la derecha, Valdivieso apunta a la existencia de un riesgo a monitorear. “Tiene varias opciones en el nicho, pero una sola con carácter transversal (Lavín). El riesgo es que en una primaria muy competitiva termine eligiendo al más emblemático del sector, pero no necesariamente al más competitivo en segunda vuelta”, plantea.

El factor etáreo

Hay otro elemento que vale la pena considerar. Usualmente, para los comicios se considera un modelo de “votante probable” tradicional a partir de los comportamientos históricos: mucha mayor participación en los grupos de más edad y bajísima cantidad de votos entre los más jóvenes.

Sin embargo, el factor del Covid-19 puede hacer que estos cálculos se den vuelta, al menos en cierto margen. Valdivieso pone un ejemplo. “El plebiscito puede cambiar las cosas: más jóvenes votando y los mayores restándose por susto”.

Tomada esa precaución, se puede explorar los comportamientos. Y aquí también hay diferencias. Lavín tiene su mejor performance entre los mayores de 40 años -el grupo que tradicionalmente acude más a votar- y sus peores números entre los más jóvenes. “Lavín desde los 40 en adelante es más transversal”, añade Valdivieso.

Con Jadue ocurre lo opuesto: su fortaleza es en entre los jóvenes -al igual que Beatriz Sánchez- y su mayor debilidad está en los mayores de 60 años, un grupo que sí es la fortaleza de Matthei. En tanto, José Antonio Kast tiene un desempeño más bien parejo entre las diferentes edades.

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.