Cómo estudiar una segunda carrera

Ilustración: Gabriel Ebensperger.

La prosecución de estudios es una modalidad de larga data en las universidades chilenas, que permiten obtener un segundo título con programas de hasta dos años. Así, un licenciado de una carrera afín, puede convertirse en psicólogo, periodista o profesor en un tiempo menor, porque se le reconocen sus conocimientos previos. La idea es flexibilizar las estructuras para que puedan concretarse vocaciones que estaban dormidas.




Cuando se habla de seguir estudiando después de haber conseguido un grado o un título, se tiende a pensar de inmediato en postgrados. Pero existe un mundo de posibilidades dentro del pregrado. Una de las alternativas más importantes es la prosecución de estudios, programas que posibilitan a quienes ya terminaron una carrera obtener otra en menor tiempo -de uno o dos años, en general-, porque se les consideran válidos sus conocimientos previos en la primera carrera que estudió. Y ello redunda en dos situaciones: la ventaja de ser doblemente titulado y, por otro lado, concretar vocaciones que por diversas razones habían quedado en segundo plano.

Es una tendencia creciente entre licenciados de carreras artísticas, por ejemplo, que ven en la Pedagogía una manera perfecta de compatibilizar intereses. O en carreras de corte técnico que en un par de años pueden transformarse en ingenierías de alto nivel. Los programas y requisitos varían de institución a institución, y la duración siempre dependerá de cuánta base común haya. Pero existen otros que están muy claros: por ejemplo, un licenciado en Matemática y o un ingeniero califican con creces para convertirse en profesor del área. Lo mismo que un licenciado en Historia puede aspirar a ser Periodista.

Francisco Valenzuela, de 31 años, dice que nunca pensó en ser profesor. Pero en su universidad, mientras estudiaba Interpretación en Guitarra Clásica, comenzó a tomar electivos de Educación. Cuando terminó su carrera ya había decidido hacer el programa de un año para ser docente. Hoy combina la música con sus labores en un colegio de Puente Alto. “Me enamoré de la carrera, porque lo mío no fue solo por razones económicas. No sé si es para lo que nací, no sé si soy tan bueno en lo que hago, pero me gusta montones. La Pedagogía es una carrera única”, explica.

La Universidad Andrés Bello (UNAB) cuenta con Pedagogía de Enseñanza Media para Licenciados (PEML), que otorga el título profesional de Profesor de Enseñanza Media con menciones disciplinarias. En los últimos cinco años se han titulado 1.105 estudiantes. El valor de su título es exactamente el mismo que el de un alumno regular de la carrera, dice María Gabriela Huidobro, decana de la Facultad de Educación y Ciencias Sociales. “No hay desventajas respecto de su inserción laboral en comparación con los titulados de otras carreras de Pedagogía, al contrario. Su título profesional es el mismo, lo que los habilita para desempeñarse en todo el sistema escolar, en los niveles educacionales correspondientes a su formación. En el caso de las últimas cohortes, el 96% se encuentra trabajando al año de haber egresado”, acota.

La decana indica que el programa de Pedagogía se creó en 2005 y que desde entonces ha crecido sostenidamente, “lo que demuestra que hay vocaciones pedagógicas tardías que los licenciados o profesionales descubren con el tiempo”. Y ello se aplica a todas las áreas. ¿Cuántos tienen clara su vocación a los 18 años?, se pregunta.

Muchos de los estudiantes de Pedagogía han tenido experiencia docente sin contar con el título profesional respectivo y este programa les ofrece la posibilidad de formalizar y fortalecer dicha experiencia. “Lo interesante es que esa experiencia los plantea desde una mirada distinta, con una madurez especial, frente a los desafíos de la docencia y eso, sin duda, enriquece su formación y el programa -dice María Gabriela Huidobro-. En particular, en el caso de la docencia, los programas de prosecución de estudios constituyen una gran alternativa, tanto para la formación profesional de quienes optan por ellos, como para responder, con una solución concreta y beneficiosa, al déficit de profesores idóneos que actualmente sufre nuestro país”.

Igual opinión tiene Luis Osandón, director subrogante de la Escuela de Pregrado de la Facultad de Filosofía y Humanidades de la Universidad de Chile, que ofrece un programa para Pedagogía: “En términos de la prueba Evaluación Nacional Diagnóstica, los resultados indican que no hay diferencias en las competencias pedagógicas de nuestros estudiantes con los que cursan carreras de cinco años, e incluso en algunas dimensiones nos encontramos sobre la media nacional”.

El año próximo la UNAB estrenará Periodismo Advance. Claudio Broitman, director de la Escuela de Periodismo, dice que la carrera es mucho más que los medios de comunicación, abriendo el campo de posibilidades. “Las herramientas, habilidades y conocimientos que se aprenden en la carrera son absolutamente funcionales para una heterogeneidad de contextos laborales. De hecho, los graduados del programa Advance podrán combinar sus capacidades previas con las que otorga la formación”, dice. “No se trata de estudiantes recién egresados de contextos escolares, como lo son los programas diurnos. La disposición es muy diferente, y eso hace toda la diferencia”, añade.

Valentina Peralta, de 30 años, hizo el PEML en la UNAB después de haberse licenciado en Historia en la misma casa de estudios. Hoy, además de ello, es magíster en Potenciación de aprendizajes. En su paso por el PEML tuvo todas las asignaturas que corresponden a la docencia (Currículo, Planificación, Psicología del Adolescente, Fundamentos del Aprendizaje, Orientación y Evaluación, entre otros), por lo que se siente totalmente capacitada y reconocida en su labor como profesora, hoy haciendo clases en un colegio de Valparaíso, en las asignaturas de Historia y Educación Ciudadana.

Cuenta que el año de estudio fue intenso y demandante, pero la posibilidad de abrirse a nuevas oportunidades laborales le dio el empujón necesario. Luego vino el encantamiento con la pedagogía. “No me veo haciendo otra cosa. Al principio fue una decisión estratégica, pero apenas me paré en una sala de clases todo cambió, porque descubrí finalmente lo que me gustaba hacer”, asegura.

Luis Osandón, de la Universidad de Chile, apunta que estudiar una segunda carrera entrega la posibilidad de articular los saberes de diversas áreas en un mundo que enfrenta problemas complejos que requieren de una mirada inter, multi y transdiciplinar. Destaca la ganancia de la universidad al contar con este tipo de programa: “Le permite dar continuidad de estudios a quienes egresan de licenciaturas u otras profesiones y que, por diversas razones vocacionales, tienen interés por cursar la profesión pedagógica. Para la sociedad implica contar con profesionales con una muy sólida formación disciplinaria, complementada por una formación pedagógica que tiene como sello más importante el rol de transformación social de la pedagogía en la sociedad”.

Es lo que pretende Francisco Valenzuela, músico y ahora profesor de Música titulado en la Universidad Católica. Indica que la enseñanza hoy “es superdesafiante”. Es su tercer año como profesor y aunque al principio pensó que sus 10 años de instrumento en la universidad le serían de gran ayuda, pronto descubrió que más bien le servían los ramos de análisis sociales del arte. “Tiene que ver con cuestionarse qué es arte y ese tipo de dilemas. Sí me es más fácil romper estructuras, pero no tiene que ver con hacer algo distinto a estar tocando, sino de darle el sentido a tocar un instrumento, a hacer música”, indica.

Modalidad vespertina

La Facultad de Educación y Ciencias Sociales de la UNAB ofrece actualmente la Pedagogía en Enseñanza Media para Licenciados y a partir de 2022 se impartirá también para titulados. Este año comenzó, además, Psicología en modalidad Advance, el próximo lo hará con Periodismo Advance y proyecta la de Entrenador Deportivo Advance.

Su decana, María Gabriela Huidobro, destaca la importancia de la prosecución de estudios: “Es una instancia posformativa, es decir, una carrera que se realiza después de haber cursado una de base con una línea o ámbito común. Por lo tanto, estos programas exigen como requisito de ingreso un grado o título previo, lo que permite que sus planes de estudio tengan un desarrollo más breve”.

El plan de estudios de Pedagogía es de dos semestres, pero a partir del próximo año aumentará a tres. Funciona de manera independiente, con asignaturas propias y es vespertina, ya que muchos alumnos trabajan simultáneamente. Los estudiantes deben poseer el grado académico de licenciatura en una disciplina afín a aquellas que incorpora el currículo escolar: Lenguaje, Matemática, Historia, Ciencias, Educación Física, Música, Artes o Religión. En el programa de Psicología se reconocen también títulos profesionales o técnicos de carreras afines.

Periodismo Advance, en tanto, se podrá cursar también de forma remota y tendrá una duración de siete a ocho trimestres. Broitman explica que existe un procedimiento para determinar convalidaciones. “Lo pueden cursar estudiantes que no provengan de horizontes disciplinares afines o, bien, alumnos que tengan un piso de conocimientos que les permita partir un poco más avanzados. Tendremos un especial énfasis en carreras técnicas de base y pueden venir de cualquier institución”, detalla.

Son muchos los planteles que ofrecen la posibilidad de hacer prosecución de estudios, y todos ellos en distintas formas.

  • La Pontificia Universidad Católica de Chile (PUC) cuenta con dos programas conducentes a títulos profesionales dirigidos a personas poseedoras de un grado académico de licenciado y/o título profesional: el de Formación Pedagógica (PFP) y el de Formación de Periodistas. También entrega la posibilidad a licenciados PUC de articular a títulos profesionales. Por ejemplo, un licenciado en Matemática puede acceder a Ingeniería o a Estadística. Lo mismo para los licenciados intermedios PUC, que pueden optar a otros títulos (un licenciado en Ciencias de la Ingeniería a Diseño, Arquitectura o Medicina).
  • El Departamento de Estudios Pedagógicos de la Facultad de Filosofía y Humanidades de la Universidad de Chile entrega el título de Profesor de Educación Media en las asignaturas científico-humanistas con mención en Historia y Geografía, Filosofía, Lenguaje y Comunicación, Inglés, Artes Visuales, Música, Matemática, Química y Física. El programa dura tres semestres y a la fecha se han titulado aproximadamente 1.200 estudiantes. Su modalidad regular es presencial, pero por efectos de la pandemia hoy se recurre a la modalidad online.
  • La Universidad de Talca cuenta con un programa especial de continuidad de estudios: la carrera de Ingeniería Civil Industrial mención Gestión Industrial, que complementa la formación de los profesionales con título de ingeniero o similares. Este año hubo una renovación en el plan de estudios, que permite que postulen profesionales del área de ingeniería comercial y contadores auditores, entre otros. Es vespertino, pero por la pandemia se imparte de manera telemática. Tiene una duración de siete trimestres.
  • La Universidad Tecnológica Metropolitana (UTEM) tiene un programa especial para obtener el título de ingeniero civil industrial para quienes ya tengan las profesiones de ingeniero de ejecución, de una ingeniería de cinco años, de ingenierías civiles de diferentes especialidades, o el grado de licenciado en Ciencias de la Ingeniería. Es de modalidad vespertina y tiene una duración de seis semestres.
  • La Universidad de Santiago (Usach) ofrece diversas prosecuciones de estudio para quienes estén interesados en regularizar sus conocimientos o continuar con sus estudios. Destacan sus programas de Ingeniería para técnicos universitarios titulados en dicha universidad o en otras instituciones.

Los programas son impartidos por las facultades de Química y Biología (para profesor de Química, Biología y Ciencias Naturales); Tecnológica (para Técnico Universitario en Control Industrial); de Humanidades (para Periodismo y Regularización Docente para la Educación Técnico Profesional); de Administración y Economía (para Ingeniería Comercial en Administración, Administración Pública y Contador Público y Auditor), y de Ingeniería (para Ingeniería de Ejecución Textil, de Ejecución en Geomensura, de Ejecución de Ambiente, e Ingeniería Civil Industrial, entre otras).

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.