Nos enfrentamos a una triple crisis: El derrumbe de las certezas fundamentales

La angustia que ha generado la pandemia en los chilenos es muy grande, y lo que las personas esperan de las marcas es que se comprometan realmente con ellos. Conozca más sobre qué hacer en este contexto.




Desde hace algunos años que los consumidores ya estaban exigiéndole a las marcas que se comprometieran con la sociedad y que fueran un aporte significativo para el país. Sin embargo, luego del estallido social del 18 de octubre y ahora con la pandemia, el rol social de las marcas se hace más crítico, y hoy la gente espera que las marcas participen de la solución de los problemas que tienen las personas.

“Para que las marcas se mantengan relevantes necesitan ser un aporte significativo para solucionar los problemas de la gente. Y en el contexto de pandemia, las personas tienen muchos problemas. Los chilenos esperan que las marcas se comprometan, aporten y sean parte de la solución”, afirma Karen Thal, gerente general de Cadem.

Fuente: Cadem.

Una visión pesimista

Cuando ocurrió el estallido social en octubre pasado, Cadem realizó varios estudios y cuando les preguntaban a los empresarios si “Chile iba a ser un mejor o peor país después del 18 de octubre”, ellos respondían que “iba a ser un peor país”, porque su foco estaba puesto en la economía. Sin embargo, cuando se le consultaba a la ciudadanía, “el 80% creía que chile sería un mejor país después del 18 de octubre”.

Lo que deben hacer las marcas es decirte, por ejemplo, que no van subir los precios, que las empresas van a cuidar a sus trabajadores, que van a tener sus servicios o productos disponibles de una manera fácil, o que harán un aporte concreto al enfrentamiento de esta crisis.

Karen Thal, gerente general de Cadem.

Pero ¿cuál es la visión de la gente con esta crisis ocasionada por la pandemia? “El foco de las personas ahora se parece al de los empresarios. La gente está muy preocupada en términos de economía, temen mucho a perder su empleo, que aumente la cesantía, que no va a tener dinero para pagar las cuentas, no saben si se va a reducir su jornada laboral, para los que son emprendedores no saben si van a poder seguir vendiendo. Hoy la gente ya no cree que Chile será un mejor país después de la crisis del COVID-19”, recalca la ejecutiva.

Fuente: Cadem.

Emociones en cuarentena

Otro factor clave en esta crisis ocasionada por el Coronavirus es el confinamiento y lo que genera en las emociones de las personas. En ese ámbito, Karen Thal, comenta que la gente está con niveles de angustia muy altos, con insomnio, trastornos de alimentación, síntomas depresivos, entre otros.

“No sé cuánto tiempo más la gente va a resistir en cuarentena. Las personas están angustiadas y lo que han hecho las marcas en un primer periodo es hacer publicidad muy emocional para subir el ánimo, pero los consumidores parecen poco sensibles y disponibles para ese tipo de mensaje, y finalmente no los retienen. Lo que la gente espera en momentos tan difíciles es que las marcas te digan lo que están haciendo por ti. Lo que deben hacer las marcas es decirte, por ejemplo, que no van subir los precios, que las empresas van a cuidar a sus trabajadores, que van a tener sus servicios o productos disponibles de una manera fácil, o que harán un aporte concreto al enfrentamiento de esta crisis”, concluye Thal.

Comenta