USM trabajará en Inteligencia Artificial con primer robot humanoide en Latinoamérica

El equipo está diseñado para la investigación de Inteligencia Artificial (IA) y permitirá estudiar el desarrollo de la robótica cognitiva y social en Chile.




Con el robot humanoide, iCub, que recibirá próximamente a la Universidad Técnica Federico Santa María, investigadores y académicos del Centro Avanzado de Ingeniería Eléctrica y Electrónica (AC3E) de esa casa de estudios, continuarán desarrollando sus labores de investigación en materia de inteligencia artificial para lo cual el moderno y único equipo en Latinoamérica está diseñado.

“El AC3E tiene una historia de investigación en Inteligencia Artificial (IA), robótica, control y sistemas biomédicos, que se combinan en este proyecto. Con este equipo, el centro será uno de los 20 laboratorios a nivel internacional y el primero en Latinoamérica, por lo que podremos contribuir de manera tangible en el ámbito de la robótica e IA”, afirma Matías Zañartu, Director del AC3E de la USM y uno de los investigadores a cargo del proyecto.

Para Zañartu, “la adquisición de la plataforma iCub permite crear nuevas líneas de investigación, aumentar el impacto de las investigaciones actuales e incrementar colaboraciones nacionales e internacionales, a lo que se suma el aumento del número de tesis de pre y postgrado”.

Además de los académicos USM ya señalados, con la llegada de iCub se sumarán nuevos investigadores del centro, como Fernando Auat, Alejandro Weinstein y Wael El-Deredy, entre otros.

“La cantidad de investigadores involucrados no es algo fortuito: el trabajo con el iCub requiere un equipo altamente multidisciplinario con expertos en electrónica, informática, mecánica y neurociencia, además de colaboraciones esporádicas con otras disciplinas como medicina y psicología”, explica Mauricio Araya, académico de la USM e investigador del AC3E.

Un ejemplo de ello es el proyecto de colaboración internacional con Francia, Uruguay y Argentina (STIC-AmSud), que permitirá estudiar modelos neurocientíficos mediante redes neuronales artificiales como, por ejemplo, modelos basados en el cerebelo. En este programa, la USM será la única con el equipamiento necesario para realizar los experimentos que validen estos modelos de forma no invasiva.

Tecnología completa

iCub, con apariencia de un niño de 3 años, es un robot diseñado para investigación colaborativa en desarrollo cognitivo a través de exploración autónoma, interacción social y con su entorno. Su carácter Open Source permite compartir desarrollos con los otros laboratorios de la red, así como reutilizar avances realizados previamente en otro lugar del mundo, y su capacidad de expresar gestos faciales permite además realizar experiencias de interacción con personas, niños, etc.

Para el académico de la USM, Mauricio Araya, la mayor importancia de esta tecnología radica en “ser completa”. En sus palabras, explica que: “No sólo cuenta con una avanzada estructura y una multiplicidad de actuadores y sensores, sino que está diseñada para la interacción social mediante mecanismos de expresión ausentes en la mayoría de las plataformas robóticas. Esto permite explorar la relevancia de la interacción social en el desarrollo cognitivo y aprendizaje, áreas poco exploradas por las ciencias de la ingeniería a la fecha”.

La llegada del moderno equipo se enmarca en el proyecto FONDEQUIP “iCub: robot humanoide para estudios de Inteligencia Artificial”, adjudicado en 2019 a los investigadores del AC3E y académicos Matías Zañartu y Mauricio Araya, en conjunto con la académica del Departamento de Electrónica de la USM, María José Escobar. La pandemia ocasionó un largo retraso en la fabricación del equipo, que finalmente arribará a Valparaíso en los próximos días.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.