A punta de despidos, WarnerMedia comenzó a reestructurar a todo lo relacionado con DC Comics

El editor en jefe, Bob Harras, no seguirá en la compañía, en un escenario en el que DC Direct fue cerrado y el streaming DC Universe tendría sus días contados.


En medio de la reestructuración que lleva a cabo el conglomerado WarnerMedia, a raíz de la caída en sus proyecciones económicas generadas por la pandemia de COVID-19, así como del propio declive en algunos segmentos de la industria del entretenimiento, uno de los principales afectados estuvo centrado en todo lo que concierne a DC Comics.

De partida, la plana corporativa de AT&T decidió eliminar completamente a DC Direct, que era la división enfocada en vender directamente a los consumidores el merchandising basado en los personajes de la editorial. Ahora, todo eso recaerá en manos de Warner Bros. Consumer Products.

Otro golpe también lo sintió el servicio de streaming DC Universe, que fue lanzada con series originales y la posibilidad de acceder a un catálogo no menor de cómics en Estados Unidos. Pero ahora, tras el despedido de gran parte de sus trabajadores, todo indica que la plataforma será eliminada en el corto plazo para favorecer al nuevo streaming conocido como HBO Max.

Señal de ello es que la única serie original que le queda a DC Universe en Estados Unidos es Titans, ya que todo el resto (Como Doom Patrol o la serie animada de Harley Quinn) es compartida con otras plataformas del conglomerado. De ahí que algunos reportes de la industria sostienen que esa medida estaba definida casi desde el momento en que AT&T compró a Warner Bros.

Pero quizás el elemento más llamativo de los despidos tiene relación con lo que sucedió con la plana editorial de DC Comics, ya que este lunes se concretó lo que ha sido definido como “un baño de sangre”.

Los despidos en DC Comics

Los movimientos más relevantes que se concretaron en la editorial tienen relación con la entrega del sobre azul a Bob Harras, quien se desempeñaba como editor en jefe de DC Comics y cuyo despido se anticipaba desde que Dan Didio, exco-publicador de la editorial, fue despedido en febrero pasado.

Otra salida relevante involucra a Mark Doyle, quien hasta ahora comandaba el sello Black Label de la editorial y había acordado, entre otras cosas, lanzar la línea de cómics de terror amparados por Joe Hill. Otros editores despedidos incluyen a Brian Cunningham, quien estuvo detrás de Doomsday Clock, y Andy Khouri, quien trabajó en los últimos días del sello Vertigo.

Aunque el número exacto de despidos no fue dado a conocer, y solo se habla de un tercio de los trabajadores de DC Comics, por ahora solo está claro que Jim Lee se mantendrá en su rol de Jefe Creativo, siendo el nexo entre la parte editorial con todo el gran foco multimedia que será impulsado, que es lo que WarnerMedia quiere potenciar.

Claro que los despidos generan una sombra negra sobre algunos planes, ya que en un par de semanas harán el evento DC FanDome, que buscará conectar con las audiencias para dar a conocer lo que aún sigue en carpeta pese a todos los problemas generados por el COVID-19.

Como suele suceder, en el camino también han surgido reportes, especialmente desde el portal Bleeding Cool, que aseguran que decisiones como su nueva estructura de distribución de cómics, que dejó de lado su longevo acuerdo con Diamond Comics, y la caída en las ventas durante la pandemia de COV-19, también contribuyeron a los despidos.

Todo esto inclusive ha potenciado los rumores sobre un paso cada vez más determinante hacia los cómics digitales, y los tomos para adultos jóvenes del sello Zoom, en desmedro de los cómics mensuales publicados en grapa. Estos últimos son el corazón del negocio de los superhéroes, ya que sus historias siguen inspirando a todo lo que se hace en sus adaptaciones a otros medios.

Pero también hay que remarcar que las ventas de cómics en grapas han caído paulatinamente durante las últimas décadas, por lo que los números actuales de los grandes hits (100 mil copias vendidas) palidecen ante los millones de antaño. Es un escenario complicado que no han podido revertir más allá de algunas jugadas de marketing efectivas.

En el cierre, es imposible no destacar que el elemento más llamativo proviene desde Comicbook.com. Dicho portal indica que, para dirigir los caminos de DC, desde AT&T también convocarían a un ejecutivo “ligado al mundo de los eSports”. Si tiene voz editorial, por lejos esa sería la peor decisión de todas, ya que no pones a una pera a liderar el mundo de las manzanas.

Tengan en cuenta que además de estos despidos en DC Comics y sus divisiones afiliadas, WarnerMedia también despidió a 650 personas de Warner Bros. y otros 150 de HBO.

Comenta