Review | Nintendo Switch Sports es un agradable juego que peca de sencillo

El nuevo título deportivo de Nintendo no es un juego malo, pero el grado de diversión que obtendrán dependerá directamente de su historia con la franquicia y sus acompañantes.


Cuando me dijeron que tendría la oportunidad de probar Nintendo Switch Sports, no puedo negar que una parte de mí se emocionó. Después de todo, aunque la Nintendo Wii no fue mi primera consola, ese sistema marcó mi experiencia en el terreno de los videojuegos y durante mucho tiempo mis opciones para utilizarla estuvieron marcadas por Furu Furu Park y el famoso antecesor de lo nuevo de Nintendo, Wii Sports.

Es por eso que si ustedes llegaron a esta reseña con una dosis de nostalgia por el título que venía de manera gratuita con la Wii, puedo confirmarles que aunque Nintendo Switch Sports está lejos de ser un título perfecto es un meritorio sucesor de Wii Sports y en general de esta franquicia deportiva de Nintendo con todo lo bueno y malo que eso conlleva.

Si bien Nintendo Switch Sports no contiene ni béisbol ni boxeo como el título para la Wii, su propuesta está marcada por seis deportes: tenis, fútbol, bowling, bádminton, vóleibol y chambara.

A grandes rasgos en gameplay de Nintendo Switch Sports no es nada revolucionario para el contexto actual e independiente del deporte, nos invita a ponernos de pie y agitar el joy-con para ejecutar el movimiento que pretendemos concretar. Por lo tanto, aunque en algunos juegos deben apretar controles particulares, gran parte de la gracia del juego está en los movimientos curvos o distintos que puedan realizar con su muñeca.

En el caso del vóleibol, el tenis, el bowling y el bádminton, todo es bastante sencillo e intuitivo después de los tutoriales que acompañan a la primera partida de cada juego y, obviamente todo es aún más fácil si tienen una noción del deporte que están practicando.

Pero aunque incluso el consumo por otros contenidos puede servir para esos deportes (véase Haikyū!! y el vóleibol), en el caso del fútbol y la chambara es un poco más complicado. Así, aunque nada en este juego es como para querer buscar ayuda en internet o frustrarse, los controles del fútbol son un poco más complejos porque mientras con un joy con deben manejar a su avatar, con el otro deben tratar de ejecutar los movimientos para patear el balón.

En ese sentido, si querían una experiencia futbolística un poco más realista, la versión del juego sin el accesorio para la pierna no se los permitirá. Todo mientras que en la chambara, un vistoso juegos con espadas, poco a poco se puede tomar el ritmo de las reglas y trucos para no caer rápidamente al agua.

Ahora, en cuanto a dificultades, incluso los niveles más complejos son abordables en todos deportes por lo que lo más desafiante de todo Nintendo Switch Sports parece ser el bowling con obstáculos.

Por lo tanto en ese ámbito hay algunas frustraciones que abarcan desde el límite de 2v2 en las partidas de tenis (si juegan solos igual habrán dos avatares en la chancha y controlaran a ambos) hasta el hecho de que no pueden cambiar los parámetros de intensidad o velocidad de los partidos.

Como pueden notar sobre la superficie Nintendo Switch Sports es un juego bastante simple y sencillo, pero el problema es que debajo de eso no hay mucho más.

Un solo jugador en una tarde puede recorrer todas las opciones iniciales de Nintendo Switch Sports en modo local y por ende gran parte de la diversión de este juego depende de otros factores que no están en su premisa base.

Así, por una parte, tal y como sucedía con su predecesor de la Wii, Nintendo Switch Sports brilla más cuando se está jugando con otras personas en una misma habitación. Cuando podemos reír entre amigos sobre nuestro nulo talento para el tenis o vivir los sueños frustrados de convertir un gol a estadio lleno al menos en la realidad Spoco Square. Y hasta hacer competencias en familia con el bowling de por medio.

Después de todo, como dije, Nintendo Switch Sports es fácil de jugar y pueden convence a aquellos que no son fanáticos de los videojuegos de tomar un control sin mayor problema.

Ahora, si quieren jugar solos y no aburrirse, aquí es donde Nintendo pide que saquen la billetera porque Nintendo Switch Sports permite jugar online pero con una membresía de Nintendo Switch Online. Sin esa suscripción no pueden acceder a una prueba limitada, pero aún así no podrán sacar todo el provecho de ese modo que tiene lo más atractivo para experimentar regularmente este juego.

Tengan en cuenta que aunque en el modo online de Nintendo Switch Sports están los mismos deportes, las dinámicas son un poco diferentes. En bowling, por ejemplo, pueden participar de un torneo y, por supuesto, aquí es donde pueden conseguir las mejoras cosméticas para sus personajes.

Además como en el juego online están los niveles para los deportes, el verdadero progreso de Switch Sports está allí y, si quieren una sensación de continuidad en su experiencia, necesitarán esa membresía al servicio de Nintendo.

Ante ese panorama a ratos en Nintendo Switch Sports aparece una sensación de ¿eso es todo? que es difícil sacarse cuando la máxima novedad que pueden añadir a su paseo en Spoco Square es la elección aleatoria de un deporte. Pero de todas maneras hay que conceder que aunque el juego es simple y puede aburrir precisamente por eso, no es malo. Sus controles funcionan, sus tiempos de carga no son tan lentos y, en compañía de otras personas puede proporcionar un rato divertido.

Ahora ¿vale la pena este juego los más de $40 dólares que cuesta? Si bien Nintendo promete que sumará golf y otras actualizaciones más adelante, en estos minutos su propuesta puede parecer muy acotada para ese valor.

Nintendo Switch Sports ya está disponible.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.