BMW Serie 2 Coupé: deportividad para el día a día

Por casi 700 kilómetros estuvimos al volante de la versión más asequible del nuevo Serie 2 Coupé de BMW. ¿Qué tiene de nuevo para ofrecer el coupé más chico de los bávaros? Salimos muy resueltos a descubrirlo, y esto es lo que encontramos:




¿Es mejor ser o parecer? Esa es la pregunta que uno se hace cuando ve y comienza a conocer el nuevo BMW 220i M, la versión de acceso de la segunda generación del Serie 2 Coupé (la G42). Y es una interrogante que puede tener varias respuestas. De eso me fue convenciendo en la medida que más conducía este bonito deportivo dos puertas de la marca bávara. ¿Por qué lo digo?

El nuevo BMW Serie 2 Coupé fue presentado recién a mediados de 2021 en San Luis Potosí, México, lugar desde donde el auto es exportado a todo el mundo. Como suele suceder con los destapes de BMW, la atención se la robó la versión tope 240i xDrive, que está impulsada por el dadivoso motor 3.0 litros de seis cilindros en línea que roza los 400 caballos, repartidos entre los dos ejes. No fue precisamente ese el que recibimos para nuestra prueba, sino el de motor 2.0 litros y cuatro cilindros que ofrece 184 Hp.

Esta nueva generación del Serie 2 Coupé -que reemplazó a la F22 de 2014- se caracteriza visualmente por una propuesta de faros delanteros y traseros más pequeños, respetando eso sí los tamaños del característico doble riñón de la grilla (en contraposición con varios otros modelos en los que han crecido, como el Serie 1, el propio Serie 2 Gran Coupé, el Serie 4 y un arsenal de prototipos eléctricos). El diseño esta vez estuvo a cargo del ingeniero mexicano José Alberto Casas, a quien se le pidió darle vida sobre la plataforma CLAR de tracción trasera. Y por ahí vienen asomando las respuestas…

Si bien las siluetas clásicas de coupé coinciden entre la citada pasada generación y esta actual, no pasa igual con las dimensiones, donde que el G42 saca ventajas en largo y ancho -4.547 mm (+115 mm) y 1.839 mm (+65 mm)- y pierde 26 mm en altura, para estacionarse en 1.392 mm. La distancia entre ejes también se estiró en 51 mm (total de 2.741 mm).

Así, resulta casi una perogrullada decir que el modelo se percibe efectivamente como un vehículo más grande. En paralelo, hay detalles M Sport que lo hacen lucir muy deportivo, casi más de lo que realmente es: primero, las llantas bicolores de cinco radios dobles de 18″ y, segundo, insertos laterales ‘M’ entre el pilar A y el eje delantero. En la zaga se confirma esa misma impronta atrevida con el un gran difusor gris y salidas de escapes dobles. El capó largo -típico de coupé- y que está moldeado para ser más alto en el centro, da cuenta de que el Serie 2 Coupé fue definitivamente concebido para alojar un propulsor enormemente pujante. Este 220i M no lo tiene, pero ¿y qué?

Puertas adentro las sensaciones nuevamente son deportivas al extremo. La postura de manejo puede ajustarse bajísima, al punto de que los ojos apenas sobrepasen el círculo del volante, que, por su parte, también es completamente seteable en todas direcciones. Tanto el apoyabrazos central como el de la puerta están muy bien mullidos, de manera que esa sensación de estar en ese deportivo puro se funde también con una destacada comodidad.

Las butacas delanteras mezclan alcántara con cuero tradicional y poseen apoyacabezas no solo ajustables en altura, sino también en cercanía con la cabeza. Asimismo, llevan diseños con los colores de BMW M en las costuras del respaldo y poseen almohadillas por el lado anterior de las rodillas del conductor y del copiloto. Lo que sí, hay que acostumbrarse a que absolutamente todos los ajustes son manuales, algo en todo caso propio de los autos deportivos.

Para las plazas traseras el espacio es de verdad muy acotado, tanto para las rodillas como para cabeza, de forma que solo cabrían cómodas dos personas de menos de 1.70 metros. Al menos tienen un apoyabrazos central y salidas de aire con climatizador.

Miro el panel de instrumentos digital, la pantalla central táctil y en general el resto del habitáculo. Busco puntos flacos, y la verdad es que también los hay: a los mandos del climatizador le faltan dos botones en los extremos: los de la calefacción de asientos con que este 220i M no fue equipado. El retrovisor central no es antirreflejo, lo que molesta mucho en la noche, en el entendido que este BMW está muy apegado al piso y que las luces de cualquier otro vehículo resultan incómodas. Cosas que no calzan.

Sí hay bonitos y pensados detalles que se agradecen. Uno de ellos, unas luces tenues en los paneles de las puertas, que están formadas por pequeños puntitos (cambia de color si la puerta está abierta), e incluso una discreta iluminación por debajo de la columna de dirección que permite distinguir bien entre el reposapiés y los pedales de freno y acelerador.

A grandes rasgos, el interior de este BMW Serie 2 Coupé se ve y se siente muy bien.

Deportivo para el día a día

Hay un término algo manoseado en la industria del automóvil: es el llamado ‘deportivo de uso diario’. Muchas marcas utilizan el concepto para posicionar sus modelos como aquel vehículo de un enfoque sport, pero que es también útil -por lo cómodo y económico- para ocuparlo de lunes a viernes.

De verdad la sensación que me dejó este BMW 220i M es que calza perfecto con la idea. Claro, al tratarse de la versión con el motor más chico y terrenal, el consumo de combustible es también muy acotado, al punto de que va casi hasta los 18 km/l yendo en carretera a la máxima permitida. Cualquiera acostumbrado a cambiar constantemente de auto, sabe que ese rendimiento de bencina es mucho más propio de un citycar o de un subcompacto con ADN francés…

Y este sigue siendo un deportivo. Primero por su naturaleza de tracción trasera, luego por la lucidez del motor para responder desde muy abajo y con decisión. A los pocos kilómetros de conducirlo en ciudad y carretera, pareciera que uno se equivocó al mirar la ficha técnica: que hay un error y no son ‘solo’ 184 caballos ni 300 Nm de par máximo. Es que el auto responde con mucho entusiasmo a lo que le imponga el conductor, quien rodeado un poco de esa mística de posición tan baja y de un volante de aro grueso, va también creyéndose cada vez el cuento de ir en un deportivo en serio. A lo mejor no lo es, pero se parece mucho.

Cuando el velocímetro del Serie 2 Coupé está en los 120 km/h, el tacómetro indica apenas 1.650 rpm, lo que de algún modo explica esos citados bajos consumos. La dirección se percibe muy precisa al tacto y, adicionalmente, la dureza puede ajustarse desde la pantalla central. En cualquier circunstancia el modelo se siente muy bien plantado al piso.

Eso sí, todas estas gratas sensaciones vuelven a chocar con una realidad que no se condice demasiado con lo que uno esperaría de un auto premium. Este BMW Serie 2 Coupé 220i M carece de elementos muy comunes ya de los llamados asistentes a la conducción: no tiene por ejemplo mantenimiento activo de carril y ni siquiera alerta de punto ciego. Esto último sería muy útil por la citada posición baja de conducción que exige mayores movimientos de la cabeza para cerciorarse si hay algo antes de iniciar un viraje o un cambio de vía.

En síntesis, el BMW Serie 2 Coupé más asequible es realmente un deportivo de uso diario. Por su puesta a punto, por la precisión de su manejo, por las sensaciones que brinda y por esa impronta exterior que proyecta, llena cabalmente el concepto al que -como decía- varias marcas aspiran. En el fondo este 220i M se ve como un BMW 240i xDrive -con la misma presencia dada por la imponente trompa- pero con los acotados consumos de un auto más terrenal. Aquí sí que es más importante parecer que realmente ser.

Ficha Técnica BMW Serie 2 Coupé (220i M)

  • Motor: 2.0 Twin-Turbo de cuatro cilindros
  • Potencia: 183 Hp
  • Torque: 300 Nm entre 1.350 y 4.000 rpm
  • Caja: AT 8 velocidades
  • Largo x ancho x alto: 4.537 mm x 1.838 mm x 1.390 mm
  • Distancia entre ejes: 2.741 mm
  • Peso en vacío: 1.490 kg
  • Maletero: 390 litros
  • Capacidad: cuatro ocupantes (2+2)
  • Estanque de combustible: 83 litros
  • Llantas: 18″
  • Neumáticos: Michelin Pilot Sport 4 ZP 255/40 R18
  • Airbags: 6
  • Origen: México
  • Precio: $ $ 37.990.000

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.

El modelo analiza los patrones de movimientos de humanos y de los animales, tecnología que ha sido aplicada a drones logrando vigilar de forma mucho más precisa.