¿Cómo limpiar las llantas de aleación correctamente? Este video lo deja en claro

Ford de España lanzó una tanda de videos que enseñan a poner fin a constantes preguntas de los automovilistas.




Los amantes de los autos y de la limpieza, saben bien que para dejar un auto impecable no basta con ‘manguerear’ la carrocería con alta presión de agua. Así, solo se consigue esparcir la suciedad, pero no removerla, que es el fin supremo de una tarea de aseo. Y las llantas son también uno de los puntos clave durante el baño, porque comúnmente se trata de una serie de entramados y recovecos pequeños muy expuestos al polvo y el barro, a los que es difícil acceder. Ford de España lanzó un didáctico video con sus recomendaciones para que las llantas vuelvan a brillar.

La filial española de la marca del óvalo dice que la misión resulta sencilla cuando se tienen los elementos necesarios y se pone un poco de fuerza. Se detalla que al iniciar la limpieza las ruedas deben estar frías. Asimismo, los productos industriales están absolutamente prohibidos y solo deben usarse champús especiales para lavado de automóviles.

Para remover el polvo de entre los radios, se recomienda utilizar un cepillo o escobillón de pelo suave, que saque la mugre, pero que no sea tan abrasivo como para rayar la llanta. Para los pernos (o tuercas), también se necesita de un cepillo especial, esta vez más pequeño como el que se utiliza para lavar los dientes.

En caso de que la llanta está manchada con alquitrán, es necesaria la utilización de un spray para removerlo. Luego de finalizada la fase de lavado, se procede con la parte final: enjuagar a máxima presión con una hidrolavadora o una manguera común, para luego secar con un paño suave o una tela de gamuza.

Como parece obvio, las llantas estarán siempre expuestas a acumular polvo y barro, de manera que esta debe ser una actividad cotidiana para que tu auto luzca reluciente.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.

El modelo analiza los patrones de movimientos de humanos y de los animales, tecnología que ha sido aplicada a drones logrando vigilar de forma mucho más precisa.