Great Wall eleva el estándar de seguridad con la nueva Poer Plus Automática

La nueva variante con caja de ocho velocidades destaca por el enorme equipamiento en seguridad, dejando atrás a las más reconocidas pick-ups del segmento.




Great Wall sorprendió a finales del año pasado con el estreno de la camioneta Poer. El modelo causó tan buena impresión que no solo logró llevar durante enero a la firma china al top five de las marcas más vendidas en el segmento de pick-ups en nuestro país, sino que además se hizo del premio a la Mejor Camioneta en el premio Los Mejores 2021 que entrega la prensa especializada de Chile.

Pero el éxito de Poer también se ve en su mercado de origen, de hecho, el año pasado (a pesar de la pandemia y de los cierres de fábricas) logró producir en la instalación de Chongqing nada menos que 114.878 unidades, permitiendo que por primera vez una camioneta superara la barrera de las 100 mil unidades anuales fabricadas.

La relevancia que Poer va adquiriendo para Great Wall permitió entonces que se ampliara las versiones disponibles en nuestro país, ingresando ahora la Poer Plus AT, una variante con caja automática y tracción integral, que tuvo un buen inicio de aventura con una preventa que agotó las ocho unidades disponibles.

Eso sí, al margen de lo interesante que es la alternativa automática, destaca el enorme equipamiento de seguridad que sobrepasa con creces a sus rivales más directos (Maxus T60 y SsangYong Musso), pero además también deja atrás a modelos más tradicionales que le sobran con largueza en precio, tales como la Mitsubishi L200 Dakar 4x4 y la Volkswagen Amarok Highline.

Una serie de cambios

La nueva Great Wall Poer Plus AT tiene varios cambios respecto de la versión mecánica (ver test drive Poer MT). Para empezar, la parrilla cromada con barras horizontales es diferente, lo que se suma a un parachoques con el color de la carrocería, retrovisores y manillas cromadas, luces delateras y traseras Led.

Los neumáticos también son diferentes. En este caso se trata de neumáticos más grandes, con un tamaño 265/60 R18, mientras las versiones que llegaron el año pasado calzan 245/70 R17.

Las dimensiones, eso sí, son prácticamente iguales. En este versión, la Poer mide 5.410 mm de largo (-15 mm respecto de la MT), 1.934 mm de ancho (-50 mm), manteniéndose los mismos 1.886 mm de alto y los 3.230 mm de distancia entre ejes. En cuanto a las capacidades, es capaz de transportar 1.050 kg, además de una capacidad de arrastre de 3,5 toneladas.

A nivel motriz, también se mantiene el propulsor, o sea, dispone de un 2.0 litros turbodiésel que desarrolla 161 Hp con un par de 400 Nm desde las 1.500 rpm.

La gran novedad pasa por la presencia de la caja automática de ocho velocidades de origen ZF (en este segmento solo la Amarok ofrece una transmisión con esta cantidad de marchas), la que puede accionarse de manera manual a través de paddle shift. Además, permite ajustarse a tres modos de manejo (Normal, Eco y Sport).

Según indicaron ejecutivos de la marca en la presentación, esta caja consigue una aceleración más rápida, es más precisa y entrega alto confort de marcha. En cuanto al consumo, con esta caja homologa 10,3 km/l en régimen mixto (la transmisión manual de seis marchas hace lo propio con 10,4 km/l).

La seguridad como gran diferenciador

La Great Wall Poer Plus AT se comercializará en dos versiones que varían por equipamiento. La unidad de entrada (Elite) tiene un precio de lista de $ 17.190.000 + IVA (puede agregar bono de financiamiento de $ 700.000) e incorpora, entre otros elementos, climatizador, radio touch de 7″ compatible con Apple CarPlay, panel de instrumentos de 3,5″, control crucero, tres niveles de rigidez del volante.

En seguridad, dispone de doble airbag, frenos ABS+EBD, sensor y cámara de retroceso, monitoreo de presión de neumáticos, control de estabilidad, control de tracción, control de descenso, asistente de arranque en pendiente, sistema antivuelco y asistencia al frenado.

La versión tope de gama (Deluxe) tiene un precio al contado de $ 19.190.000 (también puede sumar el bono de financiamiento de $ 700 mil) y agrega al equipamiento base sunroof eléctrico, portalón con peldaño retráctil (no está en la competencia), espejos retrovisores plegables eléctricamente, panel de instrumentos de 7″, volante forrado en ecocuero calefaccionado, asientos delanteros calefaccionados y enchufe de 220V.

Además, en seguridad da un salto importante al incorporar tecnologías de manejo semiautonómo de nivel 2, algo que tampoco tienen los rivales.

En este campo, destaca la presencia de seis airbags, sensores delanteros, cámara 360º, alerta de punto ciego, aviso por cambio de carril y mantención centrada en el carril, aviso de abandono de pista, control crucero adaptativo, frenado automático de emergencia, reconocimiento de señales de tránsito, alerta de tráfico cruzado, entre otros, elementos que no se encuentran en ninguno de los rivales mencionados anteriormente.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.

Apple presentará su nuevo smartphone en un gran evento que se espera se realice el 13 de septiembre, aunque algunos rumores señalan que podría ser antes. Sin embargo, como siempre, algunos rumores han dejado entrever cómo sería el nuevo celular de la compañía, y estos señalan que sería el más grande de su historia.