Aplicaciones y punteros láser: las formas que tienen los manifestantes para burlar a la policía en Hong Kong

Protestas en Hong Kong

Manifestantes usan punteros láser durante una protesta el miércoles, en Hong Kong. Foto: AP

A dos meses del inicio de las protestas en Hong Kong, los manifestantes recurren a programas como Telegram y FireChat para organizarse. En cambio, otros activistas han renunciado al uso de tarjetas de crédito y a publicar selfies para limitar su huella digital.


Las manifestaciones en Hong Kong empezaron hace dos meses ante una propuesta de cambiar las leyes locales de extradición para que los presos puedan ser enviados a China continental donde, según los opositores, podrían ser torturados o sometidos a juicios politizados. Pero desde entonces las protestas han crecido para abarcar demandas democráticas más amplias en la antigua colonia británica, la renuncia de la jefa del Ejecutivo, Carrie Lam, e investigaciones sobre denuncias de abuso policial. En este escenario, Beijing reconoció el miércoles que esta región administrativa especial atraviesa por su peor crisis desde que regresó a la soberanía de China de manos de Reino Unido en 1997.

Pero las batallas se han librado no solo en las calles de esta megalópolis y centro financiero asiático, sino también digitalmente, en las aplicaciones de mensajería instaladas en los computadores portátiles y teléfonos celulares de cientos de miles de manifestantes.

Telegram se ha convertido en un arma indispensable en el arsenal de los manifestantes. Si bien la aplicación de mensajería está prohibida en China desde 2015, los manifestantes han logrado encontrar formas de burlar la medida. De hecho, fue la más descargada en Hong Kong el mes pasado, según la plataforma de análisis AppAnnie.

Los manifestantes usan Telegram para formar grupos, proporcionar actualizaciones, intercambiar detalles sobre cómo y dónde deberían protestar, así como para solicitar suministros adicionales. Parte de la popularidad de la aplicación tiene que ver con su capacidad de proteger la información personal, al tiempo que permite una comunicación efectiva entre los grupos de manifestantes. Incluso, la aplicación ofrece una función de "chat secreto", que permite que los mensajes se cifren, se eliminen en cualquier momento y se configuren con la opción de "autodestrucción".

Sin embargo, a principios de este mes, la policía entró y arrestó al coordinador de Telegram, Ivan Ip, en su casa, a varios kilómetros de las protestas en Hong Kong, acusándolo de conspirar para alterar el orden público. Además, la propia aplicación ha informado a sus usuarios sobre ataques de denegación de servicio (DDoS) los días de protesta. La mayoría de las direcciones IP que ejecutan los ataques, y que causan problemas de conexión para ciertos usuarios, proviene "principalmente de China", escribió en Twitter el presidente ejecutivo de Telegram, Pavel Durov. Ante estos hechos, los manifestantes han redoblado sus medidas de seguridad. Así, ahora aconsejan el uso de tarjetas SIM de prepago y de un número extranjero para registrarse en línea y unirse a los grupos.

Pese a ello, algunos manifestantes han denunciado que agentes armados los han obligado a desbloquear sus teléfonos con la cara y los dedos. Los informes citados por el portal Decrypt también afirman que la policía desenmascara a los manifestantes para fotografiarlos para el programa de reconocimiento facial de China. Por eso, los asistentes a las protestas están recurriendo al uso de punteros láser con tal de perturbar las cámaras de vigilancia y los dispositivos de reconocimiento facial.

Los manifestantes también evitan las aplicaciones y dispositivos hechos en China. "Es peor si estás utilizando un teléfono móvil fabricado en China, especialmente por Huawei", dijo un manifestante a Decrypt. "Todo en el teléfono se refleja en el servidor", asegura. Quizá por ello algunos activistas han decidido volverse análogos. Por ejemplo, ahora prefieren comprar boletos de metro para un solo viaje, no usan las tarjetas de crédito y han renunciando a publicar selfies. Todo sea por limitar su huella digital.

Pero el uso de la tecnología parece inevitable. Por ejemplo, la aplicación de mensajería entre celulares FireChat también se ha vuelto popular entre los manifestantes. La razón: no necesita internet para funcionar. Esto es de gran ayuda en las manifestaciones, cuando miles de personas se reúnen en un solo lugar, lo que puede ralentizar las conexiones móviles. En tanto, el foro LIHKG, denominado como el Reddit de Hong Kong, se ha convertido en la plataforma líder para organizar las manifestaciones. Las discusiones en el foro incluyen dónde comprar equipos para protestas y mensajes de aliento para aquellos que se ubican en la primera línea durante los enfrentamientos con la policía.

Comenta