Expresidenta de Bolivia Jeanine Áñez es condenada a 10 años de prisión

La expresidenta de Bolivia, Jeanine Áñez.

La exmandataria boliviana fue declarada culpable de fomentar un golpe de Estado contra el gobierno socialista liderado por Evo Morales a fines de 2019. “Yo soy inocente”, dijo Áñez en su declaración final ante el juez. Su defensa dijo que acudirá a instancias internacionales para buscar justicia.




La expresidenta de Bolivia, Jeanine Áñez, fue condenada el viernes a 10 años de prisión tras ser declarada culpable de fomentar un golpe de Estado contra el gobierno socialista liderado por Evo Morales a finales de 2019.

Áñez, de 54 años, fue juzgada por un tribunal ordinario sin ningún tipo de inmunidad. Por protocolo ante la pandemia del Covid-19, no se le permitió estar en la corte y siguió la audiencia de forma virtual desde la cárcel en la que fue recluida, con detención preventiva, hace más de un año.

“La prueba aportada y presentada en juicio ha sido suficiente para generar en el tribunal la plena convicción sobre su participación y responsabilidad penal en los referidos ilícitos condenándolos (a Añez y otros dos exfuncionarios) a la pena privativa de libertad de 10 años”, dijo el juez Germán Ramos en su fallo por el caso “Golpe de Estado II” que se desarrolló en el Tribunal Primero de Sentencia de La Paz desde fines de marzo pasado.

La fiscalía señaló que las violaciones a las normas que garantizan el orden constitucional y democrático en Bolivia fueron cometidas por la exsenadora derechista antes de proclamarse como presidenta, con el apoyo de exjefes policiales y militares.

“Yo soy inocente”, dijo Áñez en su declaración final ante el juez. “Asumí la presidencia por compromiso, siguiendo cada uno de los pasos y respetando todo lo que dice la Constitución”.

Desde noviembre de 2019, Añez lideró un gobierno conservador que duró menos de un año tras la renuncia forzada del expresidente Evo Morales, quien por entonces enfrentaba violentas protestas y acusaciones de fraude electoral en su intento de reelegirse en el cargo.

La defensa de Añez dijo que acudirá a instancias internacionales para buscar justicia. Varios sectores de la oposición boliviana anunciaron movilizaciones en defensa de la exmandataria.

“Yo no moví un dedo para llegar a la presidencia”

En los alegatos previos, desde el penal donde está detenida, la exmandataria había señalado ante Tribunal de Sentencia que “yo no moví un dedo para llegar a la presidencia, pero hice lo que tenía que hacer para pacificar el país que (Evo) Morales dejó convulsionado para huir”.

Y luego agregó que “ustedes no tienen competencia para juzgar a una expresidenta y van a dejar un legado de ignominia, de abuso y persecución porque van a juzgar a una expresidenta con todos los agravios posibles, pero nosotros vamos a seguir en la vía internacional”.

Fuera de la cárcel se apostaron medio centenar de personas portando carteles en contra de Áñez.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.

Bautizado como CyberOne, el robot puede detectar emociones y caminar a 3,6 kilómetros por hora, y está dispuesto a competir con el Optimus de Tesla.