Israel y la Yihad Islámica acuerdan un cese el fuego luego de tres días de hostilidades en Gaza

Los palestinos buscan entre los escombros de un edificio en el que Jalid Mansur, un destacado militante de la Yihad Islámica, murió tras un ataque aéreo israelí en Rafah, en el sur de la Franja de Gaza, el 7 de agosto de 2022. Foto: AP

Un total de 44 palestinos, entre ellos 15 niños, así como miembros de la milicia, murieron y más de 300 resultaron heridos durante la campaña de bombardeos de Israel. En tanto, 13 ciudadanos de este último país han sido tratados en hospitales por lesiones leves luego que cientos de cohetes de represalia fueron lanzados a través de la frontera de Gaza.


Luego de tres días de hostilidades y con la mediación de Egipto, Israel y la Yihad Islámica acordaron un alto el fuego que iba a entrar en vigor la noche de este domingo.

El propio primer ministro israelí, Yair Lapid, informó a alcaldes de poblados próximos a la Franja de Gaza que la tregua estaba acordada. Un comunicado de Israel confirmó el acuerdo y agradeció a Egipto por sus esfuerzos de mediación. “Israel mantiene el derecho a responder con la fuerza si se viola el alto el fuego”, indicó el texto.

La Yihad Islámica, por su parte, confirmó anteriormente que había aceptado la propuesta egipcia, pero dijo en un comunicado que mantiene su derecho a “responder a cualquier agresión israelí contra el pueblo palestino”.

El portavoz de Hamas, Fawzi Barhoum, en tanto, reaccionó al alto el fuego en un comunicado, señalando que “esta es otra ronda de combates, otra parada en la lucha feroz y en curso contra la ocupación... una lucha que no terminará hasta que se elimine la ocupación de todo el territorio palestino”.

Un total de 44 palestinos, entre ellos 15 niños, así como miembros de la Yihad Islámica, han muerto en la campaña de bombardeos y más de 300 personas resultaron heridas; mientras que 13 israelíes han sido tratados en hospitales por heridas leves luego que cientos de cohetes de represalia fueron lanzados a través de la frontera de Gaza hacia el sur de Israel.

El humo se eleva luego de los ataques aéreos israelíes en un edificio en el vecindario Shijaiyah de la Ciudad de Gaza, el 7 de agosto de 2022. Foto: AP

En el centro del objetivo de la Operación Amanecer se encontraba el comandante Taysir al Yabari, más conocido como “Abu Mahmud”, jefe de la zona norte de la Franja de Gaza, abatido en el primer ataque israelí del viernes. El comandante Jalid Mansur, al mando de la zona sur, murió junto a otros dos yihadistas en la noche del sábado en un ataque coordinado con el Shin Bet, el servicio de inteligencia y seguridad general interior de Israel. Un mando militar declaró a la prensa israelí que la Yihad Islámica, la segunda mayor milicia en Gaza tras Ezedin al Qassam (el brazo armado de Hamas), ha quedado prácticamente descabezada.

Las Fuerzas Armadas israelíes intensificaron durante la mañana del domingo la operación. La milicia islamista, por su lado, redobló el lanzamiento de cohetes. Las sirenas de alarma antimisiles se activaron en los alrededores de Tel Aviv y Jerusalén en las horas previas al comienzo del cese el fuego.

Khalil Awawdeh, un líder de la Yihad Islámica que actualmente se encuentra en huelga de hambre en una prisión israelí, será liberado este lunes y trasladado a un hospital, y luego regresará a su casa, según el líder de la milicia, Ziyad al-Nakhalah, indicó el diario Haaretz.

Awawdeh se encuentra detenido por Israel sin cargos, y su huelga de hambre ha estado en curso desde principios de julio, como parte de su protesta por la detención.

Más de 140 objetivos de la Yihad Islámica fueron destruidos en la campaña militar, entre ellos un túnel bajo la frontera para perpetrar ataques en territorio israelí, rampas de lanzamiento de cohetes y fábricas y depósitos de armamento, según información difundida por los portavoces castrenses. Israel contabilizó el lanzamiento de más de un centenar de cohetes que no atravesaron los límites del territorio palestino.

El sistema de defensa Cúpula de Hierro ha interceptado 185 proyectiles. Para el Ejército israelí, estos datos equivalen a una tasa de éxito del 97%, ya que las baterías del escudo antimisiles solo se activan cuando sus radares detectan una trayectoria definida hacia una zona poblada, consignó el diario El País.

“Si la última confrontación puede convertirse en un conflicto a gran escala depende en gran medida de si Hamas, el movimiento islamista más grande que controla la Franja de Gaza, decide intervenir. Si bien los dos grupos son aliados, Hamas no ha reabastecido por completo su arsenal o su red de túneles desde la guerra de mayo pasado y se ha resistido a ser arrastrado a la lucha. Sin embargo, todas las partes son conscientes de que cada hora que pasa aumenta el riesgo de error de cálculo o escalada”, indicó el diario The Guardian.

A diferencia de Hamas, la Yihad Islámica no es responsable de gestionar los asuntos cotidianos de Gaza. Como resultado, se la considera una facción de resistencia más militante, que a menudo actúa de forma independiente y, a veces, incluso socava la autoridad de Hamas, indicó el periódico británico.

La esposa y la hija del alto comandante de la Yihad Islámica, Jalid Mansur, quien murió en los ataques aéreos israelíes, desconsoladas durante su funeral en Rafah, en el sur de la Franja de Gaza, el 7 de agosto de 2022. Foto: Reuters

La Yihad Islámica, al igual que Hamas tiene orígenes en los Hermanos Musulmanes, comparten una hostilidad común hacia Israel y un compromiso ideológico con la creación de un Estado palestino islámico, indicó Reuters.

Pero los dos grupos tienen identidades separadas y algunas diferencias. Mientras que los líderes de Hamas han hecho declaraciones suavizando su compromiso con la destrucción de Israel, la Yihad Islámica no ha formulado tales comentarios y rechaza cualquier compromiso con Israel.

El viernes, mientras explicaba los ataques aéreos en la televisión israelí, el primer ministro Yair Lapid describió al grupo como “un representante iraní que quiere destruir el Estado de Israel”.

Si bien no tiene tantos cohetes de largo alcance como Hamas, dice Reuters, la Yihad Islámica tiene un arsenal significativo de armas pequeñas, morteros, cohetes y misiles antitanque y un ala armada activa llamada Al Quds, o Brigadas de Jerusalén, que ha atacado a muchos objetivos israelíes a lo largo de los años.

Es difícil obtener cifras actualizadas sobre la fuerza de la Yihad Islámica, con estimaciones del año pasado que van desde alrededor de 1.000 a varios miles, según el World Factbook de la CIA.

Tanto Hamas, que ha luchado en cinco conflictos con Israel desde 2009, como la Yihad Islámica están catalogadas como organizaciones terroristas por Occidente. Según la agencia Reuters, ambas obtienen fondos y armas de Irán.

A diferencia de Hamas, la Yihad Islámica se niega a unirse a las elecciones y parece no tener ambición de formar un gobierno en Gaza o en Cisjordania.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.

El objetivo de Metatool es investigar cómo el cerebro humano consiguió imaginar objetos para resolver problemas y traspasar esa información a los robots para mejorar sus habilidades.