Japón espera dar inicio a un “nuevo estilo de vida”

Personas cruzan una calle en Tokio, Japón. Foto: AFP

El primer ministro, Shinzo Abe, dijo desear que algunas de las medidas aplicadas se mantengan tras la pandemia.




Junto con anunciar la extensión del estado de emergencia sanitaria en Japón hasta el 31 de mayo, el primer ministro, Shinzo Abe, llamó a los japoneses a prepararse para adoptar un “nuevo estilo de vida” tras la pandemia.

“Este es el mes para parar la extensión de la infección y preparar los siguientes pasos”, dijo Abe en una conferencia de prensa para explicar la decisión de prolongar la alerta sanitaria que estaba vigente, en un principio, hasta el 13 de mayo.

Japón, que registra más de 15 mil contagios y 536 muertes, entró en estado de emergencia el 7 de abril, cuando el gobierno presentó una guía básica y las autoridades locales se encargaron de determinar las restricciones concretas para cada territorio.

Aunque en ciudades como Tokio,-que con 14 de millones de habitantes registra más de 4.500 contagios y 145 muertes- la circulación de los ciudadanos no está totalmente restringida, se han cerrado locales nocturnos, escuelas, teatros cines y estadios. Lo único que ha permanecido abierto son los parques para hacer ejercicio.

Al mismo tiempo, las autoridades han pedido “permanecer en casa”, evitar salidas innecesarias y especialmente cumplir con las medidas de distanciamiento social, para lograr reducir el contacto entre un 70% y un 80%.

“Nueva vida cotidiana”

La idea es que los japoneses eviten espacios cerrados, lugares concurridos y contactos cercanos. Sin embargo, Abe dijo el lunes que esperaba que los ciudadanos se acostumbraran a esta “nueva vida cotidiana”, porque varias de estas medidas podrían perdurar incluso después de la pandemia.

Esto porque, pese a las estrictas medidas aplicadas en abril, los esfuerzos “no han sido suficientes”, y cerca de 10 mil personas están recibiendo asistencia médica por el Covid-19.

El estado de emergencia permite, entre otras cosas, restringir el movimiento de los ciudadanos, reservar a las autoridades la compra de medicamentos o alimentos y usar instalaciones privadas para atención médica en caso de ser necesario.

Además, decenas de países tienen prohibido el ingreso a Japón y se está pidiendo que los ciudadanos nipones viajen a esos lugares solo si es absolutamente necesario.

Es primera vez que se aplican estas restricciones, que son muy distintas al confinamiento adoptado en los países más afectados por la pandemia y no implican sanciones de ningún tipo en caso de no cumplirse.

El primer ministro hizo el anuncio en medio de una época conocida como “Semana Dorada”, donde los japoneses aprovechan de juntarse con familiares lejanos. Abe recalcó que deberán hacerlo “virtualmente”, insistiendo en que el “nuevo estilo de vida” servirá como guía para los comportamientos sociales.

El 14 de mayo se reunirá un grupo de expertos para analizar la situación del país respecto del Covid-19. Si lo consideran oportuno, podrían incluso levantar el estado de emergencia antes del plazo estipulado.

“Estamos en la senda para tener esta situación bajo control”, dijo Abe, haciendo un gesto de disculpa ante sus ciudadanos por las restricciones que buscan cambiar sus costumbres y estilo de vida.

Comenta