La Agencia Nuclear de la ONU advierte sobre un mayor riesgo en la planta nuclear más grande de Ucrania

Un convoy militar ruso se ve en el camino hacia la central nuclear de Zaporiyia, en territorio bajo control militar ruso, en el sureste de Ucrania, el 1 de mayo de 2022. Foto: AP

El jefe de la AIEA, Rafael Grossi, se reunió con el Presidente Volodymyr Zelensky mientras misiles rusos atacaban la ciudad de Zaporiyia, matando a una persona.


El jefe de la agencia nuclear de las Naciones Unidas advirtió el jueves que el personal de la planta de energía nuclear más grande de Europa está bajo una presión cada vez mayor después de que las autoridades rusas intentaran esta semana profundizar su control sobre la planta, lo que representa un mayor riesgo para la seguridad.

La captura por parte de Rusia de la planta de energía nuclear de Zaporiyia en el sureste de Ucrania en marzo y la lucha resultante con Ucrania, junto con los bombardeos cerca de las instalaciones ocupadas, han generado preocupación mundial sobre el riesgo de una catástrofe atómica. Los ingenieros ucranianos que trabajan en la planta han continuado operándola desde que el Ejército ruso tomó el control de la misma.

Rafael Grossi, director general de la Agencia Internacional de Energía Atómica, dijo durante una visita a Kiev que los funcionarios rusos exigieron esta semana que el personal de la planta firme nuevos contratos de trabajo con la agencia nuclear de Rusia, mientras que la agencia atómica de Ucrania les insta a no hacerlo.

Rescatistas trabajan en el sitio de un edificio residencial gravemente dañado por un ataque con misiles rusos en Zaporiyia, Ucrania, el 6 de octubre de 2022. Foto: Reuters

La situación generó confusión sobre quién está a cargo de la instalación, así como “ambigüedad sobre la cadena de mando y control en la planta”, según un comunicado de la agencia. Grossi dijo que el impacto psicológico en el personal era perjudicial para la seguridad y la protección nucleares.

“Este es un momento particularmente peligroso para la seguridad” de la planta, dijo Grossi en un comunicado luego de una reunión con el Presidente ucraniano Volodymyr Zelensky el jueves.

El jueves por separado, misiles rusos impactaron en el centro de la cercana ciudad de Zaporiyia y mataron al menos a una persona, según altos funcionarios ucranianos.

Funcionarios rusos dijeron el miércoles que declararon que la planta de Zaporiyia es propiedad del Estado ruso, lo que aumenta aún más las preocupaciones sobre la seguridad en la instalación. Mykhailo Podolyak, asesor del presidente ucraniano, calificó la decisión como “un intento de allanamiento legal” por parte de Rusia y pidió sanciones contra la agencia nuclear de Rusia.

La AIEA dijo el miércoles que sus expertos en la planta se enteraron de que los ingenieros planeaban reiniciar uno de sus seis reactores para producir el vapor y el calor necesarios para el funcionamiento de la planta. La planta cerró su último reactor operativo en septiembre después de que la instalación se reconectó a la red eléctrica de Ucrania, dijo la agencia. Aunque los reactores se cerraron, la instalación aún necesita electricidad para enfriar el combustible gastado y mantener las unidades de ventilación y otros sistemas para evitar un percance de seguridad nuclear.

El director general de la Agencia Internacional de Energía Atómica, Rafael Mariano Grossi, habla con los medios de comunicación mientras una misión del organismo se prepara para visitar la planta de energía nuclear de Zaporiyia, el 1 de septiembre de 2022. Foto: AP

Grossi dijo en un tuit el miércoles que establecer una zona de seguridad alrededor de la planta “ahora es más urgente que nunca”. El jueves, señaló en un tuit que él y Zelensky avanzaron hacia ese objetivo y reiteró que la AIEA seguirá guiándose por el derecho internacional. Agregó que regresaría pronto a Kiev.

Grossi, quien hizo un viaje peligroso a través de las líneas del frente de la guerra para visitar la planta en agosto, también planea viajar a Rusia para analizar el estado de la planta.

Las autoridades rusas no comentaron de inmediato las advertencias de Grossi ni el ataque a la ciudad de Zaporiyia.

Las personas involucradas en las conversaciones sobre la seguridad nuclear de Ucrania dijeron que no parece haber ninguna posibilidad inmediata de que Ucrania y Rusia acuerden una zona de seguridad alrededor de la planta. La agencia ha estado pidiendo el cese de los combates en la zona desde marzo sin éxito.

Sin embargo, dos altos funcionarios dijeron que era posible que, como medida provisional, el número de inspectores de la AIEA en la planta de Zaporiyia que supervisan la situación aumentara a cuatro del equipo actual de dos personas. Eso le daría a la AIEA un alcance más amplio para ofrecer asesoramiento y ayuda en el sitio y garantizar que el material nuclear no se desvíe para actividades ilícitas, en línea con el papel central de la agencia en el monitoreo de las salvaguardias.

Kirill Timoshenko, asesor presidencial ucraniano, dijo que al menos siete misiles impactaron en el centro de la ciudad, alcanzando una serie de edificios de departamentos. Al menos seis personas también resultaron heridas en el ataque, afirmó.

Hryhorii Yanchenko, un veterano del Ejército soviético que huyó a Zaporiyia desde la ciudad de Kherson controlada por Rusia, posa para una foto con miembros del servicio mientras recolecta donaciones para las Fuerzas Armadas de Ucrania. Foto: Reuters

El video verificado de las secuelas mostró humo saliendo de las ruinas de un edificio que había sido reducido a escombros, mientras los bomberos buscaban sobrevivientes. Timoshenko dijo el jueves por la mañana que había comenzado una operación de rescate.

Funcionarios ucranianos han dicho que Rusia ha intensificado una campaña de ataques que han alcanzado objetivos civiles en las últimas semanas en un momento en que las fuerzas de Moscú están perdiendo terreno ante una rápida ofensiva militar ucraniana. Los líderes ucranianos han acusado a Rusia de atacar deliberadamente a civiles, incluso en ataques muy lejos del frente, en un intento de ejercer presión psicológica sobre la población de Ucrania en general.

Zelensky dijo el miércoles por la noche que sus fuerzas habían recuperado tres aldeas en la región de Kherson, en el sur de Ucrania, acelerando la ofensiva de sus fuerzas destinada a hacer retroceder la ocupación de Rusia en el este. En su discurso nocturno a la nación, señaló que las fuerzas ucranianas se habían apoderado de las aldeas de Novovoskresenske, Novohryhorivka y Petropavlivka.

Los pueblos estaban en una de las regiones de Ucrania reclamadas por el Presidente ruso, Vladimir Putin, como parte de Rusia en un decreto constitucional que firmó el miércoles. Putin declaró formalmente cuatro regiones de Ucrania, incluidas Kherson y Zaporiyia, como territorio ruso en una ceremonia en Moscú el 30 de septiembre. Entre las naciones extranjeras, solo Corea del Norte ha aceptado el gobierno de Rusia sobre los territorios.

Putin declaró la anexión de una franja de Ucrania, movilizó a cientos de miles de reservistas y amenazó con ataques nucleares el mes pasado en un intento de intensificar la guerra luego de semanas en las que su control sobre el este de Ucrania ha disminuido debido a la ofensiva militar de Ucrania. Rusia no controla completamente ninguna de las cuatro regiones de Ucrania que declaró como parte de su territorio.

La ofensiva ucraniana pareció cobrar impulso en los últimos días, con las fuerzas de Ucrania tomando más territorio con la ayuda de cientos de tanques rusos capturados, vehículos blindados y otros equipos militares.

El Presidente de Ucrania, Volodymyr Zelensky, se da la mano con el director general de la Agencia Internacional de Energía Atómica, Rafael Grossi, antes de una reunión en Kiev, el 6 de octubre de 2022. Foto: Reuters

El Ministerio de Defensa del Reino Unido dijo el jueves que Ucrania había comenzado “una nueva fase de operaciones ofensivas” en la región de Kherson el 2 de octubre, empujando la línea del frente unos 20 km.

“Las fuerzas rusas generalmente han roto el contacto y se han retirado”, dijo el ministerio.

En su discurso del miércoles por la noche, Zelensky también rechazó el uso por parte de Rusia de drones fabricados en Irán para atacar profundamente en Ucrania. El miércoles por la mañana, un ataque con aviones no tripulados golpeó un cuartel militar a unos 80 km al sur de Kiev, causando graves daños a las instalaciones y perturbando a los civiles que viven en la ciudad circundante. “No te ayudará de todos modos. Ya perdiste”, dijo Zelensky sobre los ataques con drones.

Los drones atacaron nuevamente en la ciudad de Kharkiv, en el noreste de Ucrania, la madrugada del jueves, dijeron las autoridades locales. La oficina del fiscal de la región de Kharkiv, que publicó fotos de las secuelas, dijo que los ataques tuvieron lugar a las 2:30 a.m. y las 4:40 a.m., hora local, lo que provocó un gran incendio que dañó un área industrial. Tres personas resultaron heridas en los bombardeos durante la noche, afirmó el gobernador de la región.

El Ejército ucraniano también dijo el jueves que derribó nueve drones rusos más en el sur de Ucrania.

Rusia presentó un nuevo desafío para las defensas aéreas de Ucrania cuando comenzó a utilizar los drones de ala delta Shahed-136 de fabricación iraní en las últimas semanas. Los drones relativamente pequeños vuelan a baja altura, lo que dificulta que los sistemas de defensa aérea los detecten, dicen los analistas militares.

La administradora de USAID, Samantha Power, a la derecha, observa vehículos militares rusos destruidos instalados en el centro de Kiev, el 6 de octubre de 2022. Foto: AP

Los aviones rusos también dispararon un misil contra Ucrania desde el espacio aéreo de la vecina Bielorrusia la madrugada del jueves, la primera vez que lo hacen desde agosto, dijeron funcionarios militares ucranianos. Bielorrusia ha sido el aliado más cercano de Rusia en la guerra contra Ucrania, permitiendo que su territorio se utilice en la invasión inicial de Ucrania en febrero.

Las fuerzas rusas también mataron a cuatro civiles e hirieron a otros tres en la región de Donetsk, en el este de Ucrania, según el gobernador de la región, Pavlo Kyrylenko. El gobernador, que ofreció pocos detalles más, también dijo el jueves que se habían encontrado los cuerpos de 10 civiles en las ciudades recién liberadas de Sviatohirsk y Lyman.

También de visita en Kiev el jueves, Samantha Power, directora de la Agencia de Estados Unidos para el Desarrollo Internacional, dijo que Washington proporcionará a Ucrania 55 millones de dólares para ayudar al país a prepararse para el invierno, incluidas reparaciones y equipos para ayudar a calentar hogares, hospitales, escuelas y empresas a través del país.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.

Los “desaparecidos no localizados” se dispararon de 265 a 10.366en 2021, acumulando un total de 108 mil casos desde 1964.