Major Olímpio: “Seré la trinchera de Jair Bolsonaro en el Senado”

Una seguidora de Bolsonaro posa mientras juega con una ametralladora de cartón, durante la celebración electoral en Río.

En entrevista con La Tercera, este expolicía militar y presidente del PSL en Sao Paulo dice que el Presidente electo “encarna el antipetismo y la esperanza del pueblo brasileño”.


Jair Bolsonaro no sólo se apoya en sus “generales”, sino que también en su familia y en quienes han estado junto a él durante su trayectoria política. Uno de esos nombres es el de Sergio Olímpio Gomes, de 56 años, más conocido como Major Olímpio. El expolicía militar y ahora senador electo por Sao Paulo dejó al centrista partido Solidariedade cuando Bolsonaro salió del Partido Social Cristiano (PSC) rumbo al Partido Social Liberal (PSL) y la candidatura al Palacio de Planalto, en marzo pasado.

Diputado estadual por dos mandatos en Sao Paulo, Major Olímpio admite que estaba decidido a no disputar más una elección, hasta que fue convocado por Bolsonaro. “Para mi pasó a ser un desafío. Ese efecto Jair Bolsonaro acabó colocando en las personas, (la idea) que ‘Olímpio es la cara de Bolsonaro en Sao Paulo’. Yo tenía ese cohete propulsor que era él (…). Es una cosa que sucedió. Todavía estoy perplejo con el volumen de votos, pero aumentó la responsabilidad”, contó a la radio Jovem Pan.

En efecto, Major Olímpio dio la sorpresa en Sao Paulo, el mayor colegio electoral de Brasil. Coordinador de campaña de Bolsonaro en Sao Paulo, además de presidente del PSL en ese estado, fue beneficiado por la ola de popularidad del entonces candidato presidencial. No solo ganó la carrera senatorial con más de nueve millones de votos (28,81%), sino que también dejó fuera de competencia a una figura histórica del Partido de los Trabajadores (PT), Eduardo Suplicy, senador por 24 años que aparecía como favorito en los sondeos previos. Finalmente la segunda plaza senatorial quedó en manos de Mara Gabrilli, del Partido de la Social Democracia Brasileña (PSDB).

En declaraciones al diario Folha de Sao Paulo, Major Olímpio defendió al ahora Presidente electo. “Bolsonaro no tiene el menor sesgo autoritario. Quieren colocar ese estigma debido al hecho de que él es militar. Es la persona que conozco que más defiende la libertad de expresión y la libertad de las personas” aseguró. Una defensa que reitera en esta entrevista con La Tercera, en la cual también define las prioridades de su mandato como senador paulista, que coincidentemente también figuran como medidas en el programa de gobierno de Bolsonaro: la reducción de la mayoría de edad penal y la revocación del Estatuto de Desarme.

Usted dijo que “surfeó sobre la ola Bolsonaro” y por eso ganó las elecciones para el Senado en Sao Paulo. ¿Cómo se explica usted el fenómeno Bolsonaro?
Bolsonaro empuñó la bandera de la derecha y pasó a encarnar el antipetismo y la esperanza del pueblo brasileño.

“No queremos un retroceso que significará la vuelta del Partido de los Trabajadores (PT), asumiendo como una cuadrilla el gobierno federal”, afirmó en una entrevista. ¿Usted considera que estas elecciones fueron más bien un plebiscito entre PT y el antipetismo?
Claro que la elección fue un plebiscito. Quien quería la moralización y un país decente versus quien quería el retroceso criminal del Partido de los Trabajadores (PT).

Usted dijo que la prioridad de su mandato como senador será hacer una sustentación y la defensa del futuro gobierno de Jair Bolsonaro. ¿Cómo pretende usted hacer esta defensa?
Ejerciendo con todo el vigor el mandato de senador. Seré la trinchera de Jair Bolsonaro en el Senado.

Usted destaca que va a trabajar en la defensa de una “gran reforma de la seguridad pública”, que califica como “más que necesaria”. ¿Cuáles son los principales puntos de esta propuesta?
La reducción de la mayoría penal, revocación del Estatuto de Desarme y el fin de las salidas temporales (para los presos).

En su opinión, ¿cuáles deben ser las prioridades en el futuro gobierno de Bolsonaro? ¿Cuáles cree que son los peligros que enfrenta?
La prioridad número uno será la moralización de las instituciones públicas, el combate a la corrupción, al clientelismo y el toma y daca.

¿Usted está dispuesto a integrar el gobierno de Bolsonaro? ¿En qué área le gustaría trabajar?
No integraré el gobierno. Seré senador.

Seguir leyendo