Alejandro Espinoza, gerente general Senior Suites: “Nunca hemos tenido más del 1% de residentes contagiados”

15 Mayo 2020 Entrvista a Alejandro Espinoza Gerente General de Senior Suites. Foto : Andres Perez

Las residencias Senior Suites llevan más de 20 años atendiendo adultos mayores y en medio de esta crisis no se han salvado de los contagios. Su gerente relata cómo han vivido la pandemia y las medidas que han tomado en sus sedes.




Son alrededor de 600 adultos mayores los que viven en las distintas sedes de Senior Suites, las exclusivas residencias dedicadas al cuidado de la tercera edad. La institución, con sede en Las Condes, Ñuñoa, Providencia y La Dehesa, es parte de la amplia oferta de residencias que, en medio de la crisis sanitaria, no ha quedado exenta de contagios, a pesar de las medidas de prevención.

La segunda semana de abril, el Minsal informó de 13 contagios en la sede Senior Suites de San Damián, lo que generó alerta entre familias y funcionarios. “Eso fue la sumatoria. Se llegó a ese total en ese momento, pero los orígenes eran diferentes. Afortunadamente, ellos están todos bien”, cuenta Alejandro Espinoza, gerente general de Senior Suites.

-¿Cómo se prepararon para la contingencia por el Covid-19?

-Nosotros tuvimos la suerte de que esto partió en otro continente y hoy en día, con las comunicaciones, nos enteramos y ganamos tiempo. A raíz de eso pudimos tomar decisiones antes de que aquí empezara a haber problemas. El stock de insumos de enfermería y elementos de protección personal los compramos a principios de marzo. Cuando el virus llegó a nuestro país, empezamos a preparar los protocolos para lo que venía y el 14 de marzo mandamos una carta a los apoderados indicando que se suspendían las visitas. Cada persona que ingresaba tenía que ser sanitizada al ingreso: amonio cuaternario, lavado de manos y se le tomaba la temperatura. El trabajo con los residentes también se adaptó.

-Tuvieron un brote en San Damián en abril, ¿esos fueron los primeros casos?

-Sí, pero primero me gustaría aclarar que no me gusta hablar de brote, porque brote como tal no hemos tenido. Efectivamente, tuvimos contagios, pero afortunadamente han sido contenidos, porque los detectamos a tiempo. Inmediatamente cuando tenemos un caso positivo se hacen exámenes a todo el círculo concéntrico más cercano. Hemos logrado evitar los posibles brotes, tanto de residentes como de trabajadores. Cada vez que se ha detectado un contagio, se hace un test PCR a todo el piso.

-¿Los funcionarios que en ese momento dieron positivo volvieron a trabajar?

-Están todos de vuelta y todos muy bien de salud. No tenemos ningún trabajador que haya tenido complicaciones.

-Respecto de los residentes, ¿tienen contagios activos?

-No hemos tenido más del 1% de residentes con contagio y se van recuperando. Así va pasando, pero nunca hemos tenido más del 1% de residentes contagiados

-En su momento, el Minsal habló de fiscalización y sumario por los contagios en la sede de San Damián. ¿Han tenido contacto con las autoridades?

-Desde el principio hemos tenido muy buenas relaciones con las autoridades; cada vez que aparece alguien positivo, ya sea residente o trabajador, informamos a la autoridad respectiva inmediatamente. Siempre que ha habido una observación, uno resuelve a la semana y listo. Hasta el día de hoy las observaciones siempre han sido un aporte. No hemos tenido sumario sanitario.

-¿Reconoce algún error en los protocolos que llevara a generar contagios en las residencias?

-Me cuesta hablar de culpas. Nosotros tenemos centros donde ha habido contagio, otros donde no, y no me gusta hablar de culpas cuando se sabe que la cantidad de gente contagiada asintomática es muy alta. No tenemos cómo saber cuál es ese porcentaje, pero cuando llega gente asintomática confiada de que está sana, cabe la posibilidad de que pudiera cometer algún error, en alguna puesta o sacada de mascarilla es posible un error de ese tipo, pero me cuesta hablar de culpas, porque los protocolos están claros y si se siguen al pie de la letra se reduce mucho la probabilidad de contagio.

-¿Considera desiguales las opciones que existen para los adultos mayores hoy en nuestro país?

-Sí. Sería no ver la realidad decir que no hay diferencias. Efectivamente, hay quienes pueden contar con los recursos para tener a sus familiares en un lugar un poco más cómodo, atendido por profesionales. Existen diferencias, pero hay que establecer un mínimo de atención para atender dignamente a un adulto mayor. Probablemente hoy no está muy desarrollado, pero soy convencido de que se puede hacer algo bueno a precios no tan inaccesibles.

Comenta