Corte ordena mantener en prisión preventiva a carabinera en caso de apremios ilegítimos durante estallido social

FOTO: SEBASTIAN BELTRÁN GAETE/AGENCIAUNO

El tribunal de alzada estimó que "su libertad constituye un peligro para la seguridad de la sociedad”. Por su parte, el Ministerio Público consideró que la imputada, abusando de su cargo y función, consintió y no hizo cesar los apremios a los que fueron sometidos los detenidos y que tuvieron lugar en octubre de 2019.




Este martes la Corte de Apelaciones de la Serena ordenó mantener en prisión preventiva a la subteniente de Carabineros J.W.N.H., a quien se le imputan dos delitos consumados de apremios ilegítimos. Estos hechos habrían ocurrido en octubre de 2019, en la misma ciudad.

Por votación unánime, el tribunal anuló la resolución del pasado 25 de enero que sustituyó la prisión preventiva en contra de la uniformada por las medidas de arresto domiciliario, arraigo nacional, prohibición de ejercer labores operativas en la vía pública y de acercarse a las víctimas.

Lo anterior, “por estimar que su libertad constituye un peligro para la seguridad de la sociedad”.

De acuerdo al magisterio, “los nuevos antecedentes invocados por la defensa y en particular la declaración de la imputada no constituyen elementos nuevos que hagan variar la medida cautelar de prisión preventiva (...) manteniéndose los criterios peligrosistas establecidos en el artículo 140 del Código Procesal Penal”. Además, señalaron la orden como “necesaria y proporcional a los hechos”.

Según el Ministerio Público, el 21 y 22 de octubre de 2019, a eso de las 21:00 horas en ambas jornadas, un equipo de Carabineros a cargo de la imputada salió a patrullar para verificar el cumplimiento del toque de queda. El primer día el equipo detuvo a cinco víctimas y en la jornada siguiente a otros tres.

Sin embargo, en ambos casos los detenidos habrían sido agredidos durante el trayecto a la unidad policial, propinándoles bofetadas, golpes de puño. golpes con bastones de servicio, y puntapiés, obligándoles -además- a cantar de manera forzada y reiterada el himno nacional. Situación que habría acontecido en presencia de la subteniente.

El ente persecutor consideró que la imputada, abusando de su cargo y función, consintió y no hizo cesar los apremios ilegítimos a los que fueron sometidos los detenidos, quienes resultaron con lesiones de carácter menos grave.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.