El “factor Chile” irrumpe en la cumbre del Papa Francisco contra los abusos

Cumbre
El jesuita Hans Zollner y el arzobispo Charles Scicluna, en la conferencia de prensa de este lunes, en el Vaticano. Foto: AP

Juan Carlos Cruz, denunciante de Karadima y quien tiene demandada a la Iglesia de Santiago por supuesto encubrimiento, coordinará al grupo de víctimas que entregará este miércoles su testimonio. Su rol fue solicitado por Charles Scicluna.


“El arzobispo (Charles) Scicluna me pidió no solo asistir y entregar un testimonio, sino que conversar con los demás denunciantes, que irán de otras partes del mundo, para coordinar y facilitar esta reunión con los organizadores, que en un principio será el miércoles”, dijo este lunes a La Tercera Juan Carlos Cruz.

El periodista es uno de los denunciantes de Karadima, quien, junto a James Hamilton y José Andrés Murillo, actualmente mantiene una demanda contra la Iglesia de Santiago por el presunto encubrimiento de los abusos cometidos en la parroquia de El Bosque.

Este lunes por la mañana, Cruz iba volando de Nueva York a Roma. Y antes de subirse al avión agregó que “me da mucho orgullo que se me encomiende una tarea así, que es de enorme importancia para el mundo católico, para muchos que han sufrido esto (…) La idea es que este grupo de personas, que somos cerca de 12, podamos entregar una visión y una sensibilidad de lo que significa el problema”.

Aludía al encuentro extraordinario para “La protección de menores en la Iglesia”, convocado por el Papa Francisco y que se efectuará desde este jueves en el Vaticano, ante todos los presidentes de las conferencias episcopales del mundo, más otros representantes de la Iglesia. Unos 190 religiosos.

Frente a ellos, incluido el obispo Fernando Ramos, secretario general del Episcopado chileno y voz de la Iglesia de nuestro país en esta cita, Cruz y el grupo de denunciantes expondrán en detalle el tema y lo que vivieron. Tarea que fue encargada por el arzobispo de Malta y secretario adjunto de la Congregación para la Doctrina de la Fe, Charles Scicluna, uno de los organizadores de la cumbre pontificia y el “hombre fuerte” del Papa Francisco para el combate contra estos delitos. El mismo que ha venido dos veces a Chile en el último año, y quien en marzo de 2018 redactó un lapidario informe, de 2.300 páginas, sobre el abuso de clérigos en nuestro país y los errores cometidos por la jerarquía criolla para abordarlos.

Una caja de Pandora

Aunque el encuentro sobre abusos ha concentrado la atención mundial, algunas declaraciones de las últimas semanas del propio Pontífice, así como de jesuita Hans Zollner, experto en el tema y miembro del comité organizador, parecieron bajar las expectativas. Trascendió, por ejemplo, que no se hablaría de casos concretos, ni de países ni de curas.

Sin embargo, la solicitud de Scicluna a Cruz, junto con algunas entrevistas que el arzobispo de Malta ha concedido a medios internacionales, le inyectaron más presión a la cita.

“Sé que abrimos una caja de Pandora”, dijo al medio especialista en religión Crux respecto del episodio chileno. Y agregó que “hay una serie de casos que están siendo revisados. El material que se nos entregó durante esas dos misiones en Chile es enorme, y cada caso debe ser estudiado por sus propios méritos y con el debido proceso”.

El maltés indicó a la misma publicación que “hay signos de esperanza, incluso este servicio de escucha abierto por los obispos chilenos es un servicio importante, dirigido por personas que merecen confianza y son competentes. Es un signo de esperanza muy importante para la Iglesia en Chile”. Y culminó diciendo que “no tengo conocimiento de ningún proceso, pero eso es porque no sigo todos los casos. No tengo información para confirmar o negar. Yo abrí la tapa, pero otras personas tendrán que limpiar la suciedad”.

Igualmente, Scicluna explicó al diario El País que “el Papa, con la reunión que comienza el jueves, busca quemar etapas. No quiere que cada país encuentre su momento justo para decidir que hace falta respetar la ley universal y hacer las cosas bien. El momento es ahora”.

En Chile, Julio Pozo, vocero de la Fundación Voces Católicas, valoró la presencia de Scicluna: “No somos el único caso que ha vivido esta tragedia; entonces, el hecho de que él considere a Chile indica que aquí hay muchos elementos necesarios para explicarles el tema al resto de los obispos. Es ponerle rostro al abuso”.

Osvaldo Aravena, vocero de los laicos de Santiago, manifestó que “es una buena señal invitar a víctimas de todo el mundo. Creemos que él (Juan Carlos Cruz), además ha sido un símbolo de esta pelea que ha ido develando los abusos”.

Presentación

Este lunes, en tanto, en el Vaticano se efectuó la conferencia de prensa de presentación del encuentro, en la cual los organizadores dieron pautas generales de algunos temas específicos a tratar.

El propio Scicluna indicó que “la negación es un mecanismo primitivo, pero debemos alejarnos del código del silencio y romper la complicidad, porque la omisión no es aceptable”.

El cardenal Blase J. Cupich, en tanto, arzobispo de Chicago, destacó que “estamos ante un nuevo albor por lo que respecta a la transparencia”, añadiendo que “él (Papa Francisco) se ha ocupado incluso de los detalles y ha insistido en que nos concentráramos en los niños”.

#Tags


Seguir leyendo