La reservada reunión entre el general Hermes Soto y Enrique Correa en medio de la crisis por el caso Catrillanca

enrique-correa-hermes-soto

El presidente de Imaginacción concurrió al edificio institucional de Carabineros a mediados de diciembre, en una cita que no quedó registrada en la agenda de lobby.




Una reservada reunión se realizó a mediados de diciembre entre el general director de Carabineros, Hermes Soto y el fundador y presidente de la empresa de lobby y comunicación estratégica Imaginacción, Enrique Correa.

El encuentro entre la máxima autoridad de la policía uniformada y el ex ministro ocurrió en medio de la crisis que enfrenta la institución tras el homicidio del comunero mapuche Camilo Catrillanca.

Esta cita no fue registrada en el listado de audiencias como lo exige la Ley de Lobby, según da cuenta la agenda que Carabineros publica en su sitio web.

Quienes conocieron del encuentro aseguran que solo habría participado el general Soto y Enrique Correa. El tercer piso de la Dirección General de Carabineros, ubicada en calle Zenteno 1196, a pasos de La Moneda, fue el lugar acordado para el encuentro.

Desde Imaginacción confirmaron la reunión. Aseguraron que se trató de una invitación que extendió el general Hermes Soto para "conocer la opinión" de Enrique Correa sobre la situación institucional que atraviesa la policía uniformada. La reunión habría ocurrido el 11 de diciembre.

Carabineros, en tanto, tiene una versión con diferencias.

Según detalló el mayor Diego Rojas, jefe del Departamento de Comunicaciones Sociales de Carabineros, "efectivamente existió una reunión entre Enrique Correa y el general director Hermes Soto. La reunión fue solicitada por Enrique Correa", subrayó. Señala que no se realizó el día 11, pero sí en diciembre, antes de la interpelación al ministro del Interior Andrés Chadwick en el Congreso.

Según Rojas, el encuentro se trató de "un saludo protocolar, que cualquier persona puede solicitar". Asimismo, dijo que no existe un vínculo contractual ni comercial con Imaginacción, firma que fundó Correa en 1996. En cambio, desde Imaginacción sostienen que esta reunión fue un primer paso de acercamiento para analizar una eventual asesoría y en este caso, dada la "investidura del cliente", se definió que no se hiciera en la oficina de Correa, sino el edificio institucional de Carabineros.

Este encuentro generó molestia entre altos oficiales de la institución, debido a que la reservada cita entre la máxima autoridad de Carabineros y Correa porque puede interpretarse como un intento de mejorar la imagen de la máxima autoridad policial y no atacar el problema de fondo: la debilidad en el mando del general director.

Comenta