Muertes por Covid-19: Mañalich decide renunciar a su derecho a guardar silencio y pide declarar ante la justicia “lo antes posible”

El exministro de Salud, Jaime Mañalich, en la Sala de la Cámara de Diputados el pasado 13 de octubre. Foto: Agencia Uno.

A través de dos escritos presentados ante el 3° y 7° Juzgado de Garantía, la defensa del exministro de Salud sostiene que en vista de que la Fiscalía no quiere conocer su versión sobre las investigaciones, pide a los tribunales que escuchen a su representado y se agende una audiencia para tales efectos. El Ministerio Público ya tenía previsto su interrogatorio para el 11 de noviembre.




Renunciando a su derecho a guardar silencio venimos en solicitar se sirva citar a una audiencia, a fin de que nuestro representado, el señor Jaime Mañalich preste declaración judicial, lo más pronto posible”. Así parten los dos escritos presentados hoy ante el 3° y 7° Juzgado de Garantía de Santiago por los abogados del exministro de Salud, quien ya estaba citado a declarar ante la Fiscalía como imputado el 11 de noviembre.

Gabriel Zaliasnik y César Ramos justifican ante la justicia esta diligencia basados en que “en el transcurso de cuatro meses, contados desde la presentación de la primera querella, correspondiente al alcalde señor Daniel Jadue, el Ministerio Público jamás tuvo la iniciativa de citar a mi representado a prestar declaración, en ninguna de las dos investigaciones actualmente vigentes, para así contrarrestar mediante su testimonio, dichas infundadas imputaciones”.

Actualmente, la Fiscalía Centro Norte tramita dos indagatorias en que la exautoridad del Ministerio de Salud tiene calidad de imputado y que se refieren a supuestas responsabilidades tras las muertes y contagios por la pandemia del Covid-19.

Como lo ha sostenido en otras oportunidades, la defensa también apuntó a la divulgación de testimonios del expediente, señalando que esto, sin que aún se conozca la versión de su cliente, vulnera su presunción de inocencia. “En relación a ambas causas, se observa la existencia de una reiterada divulgación de antecedentes imputativos, en los medios de comunicación social, vulnerándose con ello el secreto relativo de la carpeta investigativa prescrito en el artículo 182 del Código Procesal Penal, afectando, en consecuencia, la presunción de inocencia de nuestro representado”, se lee en el escrito ingresado hoy.

Los abogados de Mañalich sostienen entonces que “en este contexto adverso” se le solicitó el 11 de octubre al fiscal regional Xavier Armendáriz que el extitular de Salud fuera citado a declarar y que estaba la intención de renunciar a su derecho como imputado a guardar silencio. Según la defensa, el Ministerio Público aún no le contesta respecto a la arista en que se indaga una eventual manipulación en las cifras de decesos y contagios por Covid, mientras que sólo en la causa abierta por muertes en Recoleta ya fue citado a declarar, situación que se materializaría el próximo 11 de noviembre.

Visión de túnel

Zaliasnik y Ramos sostienen ante el tribunal que “a esta defensa le consta que el Ministerio Público ha citado a personas a prestar declaración, de una semana a otra, resulta explícito que en relación a nuestro representado, no existe la intención de recibir su declaración con la mayor prontitud posible, a efectos de rebatir las infundadas imputaciones que se han formulado por los querellantes, el senador Alejandro Navarro y el alcalde Daniel Jadue, entre otros, por la comisión de supuestos delitos, a la vez, inexistentes, y así realizar una investigación objetiva que tenga por fin acreditar también la inocencia de nuestro representado”.

En este sentido, el defensor Gabriel Zaliasnik explicó a La Tercera que “hemos ejercido el derecho a prestar declaración ante un juez de la República ante el manifiesto desinterés del Ministerio Público por conocer los antecedentes y la versión de los hechos de la voz del propio Mañalich”.

Agregó que “no es aceptable que el evidente sesgo investigativo del Ministerio Público. Es obvio que con los antecedentes que puede aportar el exministro se derrumba la temeraria tesis investigativa y por ello el afán de no escucharlo. Han transcurrido cuatro meses desde la primera querella por lo que el retardo del Ministerio Público es completamente injustificado, y solo se explica en la visión de túnel que ha caracterizado esta investigación”.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.