Ana María Polo aclara veracidad de historias en 'Caso Cerrado'

Ana María Polo

21 de Febrero de 2015/VIÑA DEL MAR Ana María Polo y Carmen Gloria Arrollo ,durante la conferencia de prensa realizada en el Hotel Sheraton Miramar en la cual ambas compartieron las experiencias de sus programas. FOTO:FRANCISCO LONGA/AGENCIAUNO

La abogada, de origen cubano, develó las dudas sobre cuán reales son los conflictos expuestos en el programa.




Primero fue en Sala de Parejas, luego en Caso Cerrado. Desde hace 16 año Ana María Polo imparte justicia en televisión con casos dramáticos -y otros varios curiosos- que viven hispanos en Estados Unidos.

A lo largo de los años, una duda siempre ha quedado planteada: ¿cuán cierto son esas historias? La abogada, de origen cubano, aclaró las dudas respecto a esa interrogante y señaló sin titubear que todas son ciertas.

Fue en una entrevista con el media argentino Clarín donde Polo develó el detrás de los casos. "Hay casos que son cien por ciento reales, en el sentido de que los litigantes son las personas afectadas por el problema. Los temas son todos reales aunque hay casos que están dramatizados por personas que no son actores sino que vivieron experiencias parecidas o que las están pasando en el momento", indicó.

"Si no son verdaderos, los casos son basados en hechos reales. Para mí el valor está en la lección, en la moraleja, no en quién lo sufre. He visto casos que me han parecidos farsas, fabricados y los he desestimado", explicó.

La conductora comentó que si bien revisa los casos, no está muy alineada con la producción en cuanto a saber si son actores o son las personas verdaderamente afectadas. "Siempre me he mantenido separada de la producción para mantener la magia. Porque parte de la magia es cómo yo indago, pregunto y cómo se desarrolla el tema (...) Hay veces que no se puede obligar al contrario a presentarse entonces buscamos personas que puedan llenar esa situación, pero yo nunca sé cuál es cuál".

A pesar de mediar y litigar, reconoció que jamás iría a la televisión a resolver los problemas. "Absolutamente no. Primero trato de no tener problemas. A veces son inevitables, pero cuando los tengo intento resolverlos de una manera rápida. Yo pienso que la Justicia, para que sea efectiva, tiene que ser rápida y tiene que curar la herida".

Comenta