TVN seguirá insistiendo con ficción nacional y ya trabaja en su próxima teleserie nocturna

Un Diablo con Ángel, TVN

Un diablo con ángel ya tiene sucesora. Y así pasará también con La colombiana. Aunque Mega sigue liderando, el canal estatal cree que va bien encaminado a recuperar audiencia.




En un mal recuerdo está convertido el oscuro periodo por el que pasó el área dramática de TVN en 2014 y 2015, que al marcar históricas bajas de rating, llevó a congelar la producción de teleseries. Hoy, el canal estatal apuesta por seguir con productos propios en ficción, gracias al buen desempeño de El camionero, y lo que está pasando con La colombiana y Un diablo con ángel.

La ficción que protagonizaron María Elena Swett y Marcelo Alonso finalizó la tarde del martes con un rating de 14,9 puntos, y dejando la sensación en el canal estatal de que ese es el camino que deben y quieren seguir.

No son líderes en el horario, porque es Mega el que sigue encabezando con sus propuestas locales el segmento vespertino y prime, pero no bajan los brazos, y así lo están demostrando con La colombiana, la que llegó a la pantalla para suceder a El camionero, que cerró sus siete meses al aire con 10 puntos de sintonía promedio.

"Ahora que por fin vemos La colombiana al aire, estamos muy orgullosos de ella porque es una bonita puesta en escena, y es la teleserie que esperábamos hacer. Es contingente para los chilenos, pero también tiene amor, conflictos y es cercana", dice Eugenio García, director de programación de TVN, y quien ha estado muy cerca de la creación y realización de estas producciones. "Por hacer una metáfora, digo que El camionero fue el primer paso, calentamos motores, y ahora ya estamos en marcha", agrega.

Algo similar es lo que está pasando en el bloque prime con Un diablo con ángel, la ficción local que va de domingo a jueves y que hasta ahora registra una audiencia de 9,8 puntos promedio.

Con la comedia que encabezan Benjamín Vicuña, Elisa Zulueta y Daniel Muñoz, TVN volvió a apostar por las producciones locales a las 22.30 horas, después de darle cabida, desde octubre de 2015, a las bíblicas de origen brasileño.

La nocturna de TVN partió bien, y se instaló en el segundo lugar del segmento. Pero la llegada de la nueva turca de Canal 13, Kosem, la sultana, hizo tambalear la audiencia de TVN. A pesar de que en febrero sus cifras bajaron, incluso a siete unidades, estos días ha tenido un repunte en sintonía, llegando a marcar hasta 11 puntos. Esto, ante los ojos de García es porque "en todas las historias pasa que hay momentos en los que no hay mucha acción, por decirlo así. Pero ya pasamos esa etapa de poco viento y estamos retomando. Un diablo con ángel se pone más intensa de ahora en adelante".

Volver marcar 20 o más puntos de rating con una telenovela, como lo hicieron por años, es todavía un sueño, y saben que Mega no se los hace fácil. García reconoce que en la competencia "están trabajando harto y están haciendo las cosas muy bien. Lo que nosotros queremos en este momento es ser una buena alternativa para la audiencia. El de nosotros es un camino en ascenso".

Y aquel ascenso buscarán demostrarlo en las próximas teleseries que planean hacer para no perder lo que hasta ahora han recuperado. "No vamos a parar. Ya estamos trabajando en la siguiente producción nocturna, y en la que vendrá más adelante en la tarde", advierte García, y continúa: "es muy importante no detener la máquina porque así se va cultivando la audiencia, no queremos que se vaya para otro canal".

Incluso no cierra la puerta a volver a realizar producciones para el horario diurno, el mismo que alguna vez lideraron con Dama y obrero y La chúcara, entre otras.

¿Siempre tuvo particular interés en el área dramática del canal?

Traía esta tarea por delante cuando llegué a TVN. Más de un año nos tomó, pero había que despejar el camino, buscar a las mejores personas. El área estaba detenida. Había que construirla y no era tarea fácil. Lo que está pasando ahora, es un capital que hemos ganado.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.

“Es lamentable esta falta de civilidad, que incluso tiene pena de cárcel”, dijo la jefa comunal Daniela Peñaloza.