Columna de Lorena Talma: Lo que hay detrás de un premio

"Nos sentimos legítimamente recompensados porque hemos diseñado planes, programas, proyectos, iniciativas, que están fuera de nuestros restaurantes y que están pensadas en directo beneficio del bienestar de la comunidad, de su mejor calidad de vida, de entregarles nuevas oportunidades."



No podemos más de orgullo. Por cuarto año consecutivo Arcos Dorados es la empresa con más reconocimientos en los prestigiosos Premios Eikon Chile, la distinción más importante de América Latina a la comunicación institucional.

Los Eikon, nacidos en Argentina en 1998 y que se entregan en nuestro país desde 2019, profundizan la mirada en las campañas comunicacionales para relevar el trabajo de pensamiento crítico y puesta en valor que hay tras los esfuerzos de las compañías, y de los profesionales de las comunicaciones tras estas iniciativas, en más de 20 categorías

Desde que los Eikon están en Chile, Arcos Dorados duplicó en un 100% su primera premiación y pasó de cuatro galardones en 2019 a nueve en esta última versión. Cuatro años que no han sido fáciles, no solo para nosotros, sino para el país y el mundo. Cuatro años, en los que, a pesar de la pandemia nunca hemos dejamos el contacto con nuestras comunidades, no solo con nuestros clientes, sino con aquellos grupos humanos y organizaciones con las que nos relacionamos a instancias de donde operamos. Una época que no olvidaremos por muchos motivos, pero especialmente porque fue ahí cuando nuestras acciones comunicacionales nos permitieron reforzar el vínculo con quienes nos han permitido ser líderes en nuestro rubro.

Ciertamente, nos sentimos orgullosos de aquello, de mantener el rol de pioneros e innovadores en un área que está sujeta a una estricta regulación que compartimos por el bienestar de nuestros clientes, pero también nos sentimos legítimamente recompensados porque hemos diseñado planes, programas, proyectos, iniciativas, que están fuera de nuestros restaurantes y que están pensadas en directo beneficio del bienestar de la comunidad, de su mejor calidad de vida, de entregarles nuevas oportunidades.

Y de eso se tratan los Premios Eikon, porque son fruto de un trabajo colectivo de nuestros equipos, de todos sus integrantes sin excepción, que nos ayudan a fortalecer las iniciativas comunicacionales para darles contenido y sentido. Sabemos que estos Eikon 2022 son un reconocimiento a más que un avisaje, una campaña, una acción: son la constatación de que sí es posible que una empresa como Arcos Dorados sea una compañía con propósito. Que nos interesan nuestros clientes mucho más allá del negocio, que los queremos activos, con oportunidades laborales, reunidos en torno a un emprendimiento o a la recuperación de un espacio público.

Sí, estamos orgullosos del camino recorrido, porque detrás de este premio no solo se celebran los aciertos y aprendizajes, sino que, principalmente, la convicción de que vamos por el camino correcto.

* La autora es gerente de comunicaciones corporativas Arcos Dorados Chile.

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.

Quay Quarter Tower, un edificio de 59 pisos, fue construido sobre otro edificio de la década de los 70, manteniendo el 90% del núcleo y un 65% de la estructura.