Día Internacional de la Democracia



Por Claudia Mojica, representante residente del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo

Las democracias en el mundo se encuentran hoy tensionadas: el debilitamiento de sus instituciones, la baja confianza ciudadana que ellas concitan, la polarización, las restricciones adoptadas en el contexto de la pandemia y la proliferación de desinformación, entre otras problemáticas, son desafíos democráticos complejos y difíciles de abordar.

Chile no ha estado al margen de estos procesos, pero después de octubre de 2019, el país optó por un camino institucional y democrático para avanzar en la construcción de un nuevo pacto social más justo e inclusivo. Por ello, este año marcado por un inédito proceso constituyente y el importante ciclo electoral, representa una oportunidad única para fortalecer la democracia, en un contexto en que estudios del PNUD muestran que la ciudadanía considera que la democracia sigue siendo la mejor forma de gobierno.

En este día, el secretario general de Naciones Unidas, António Guterres, señala: “la democracia no puede sobrevivir, menos fortalecerse, en la ausencia de espacio cívico”. Lo que ha logrado la sociedad chilena en el proceso que permitió el establecimiento de la Convención Constitucional es una muestra de aquello, en particular en tres ámbitos fundamentales: (i) Inclusión de un mecanismo de paridad, lo que hace a Chile el primer país que redactará una Constitución a través de una institución con equilibrio de género; (ii) la representatividad del órgano, que incorpora no solo dicha paridad, sino escaños reservados para representantes de los 10 pueblos indígenas reconocidos por el Estado; y (iii) la participación de la ciudadanía como eje clave de la instalación de la Convención, reflejada en el gran número de audiencias realizadas en el trabajo de las comisiones provisorias.

Desde la perspectiva de las Naciones Unidas, los procesos de cambio constitucional son oportunidades excepcionales para crear una visión compartida del futuro y representan la base para construir instituciones sólidas que promuevan la paz y la justicia, en línea con la aspiración del Objetivo de Desarrollo 16 de la Agenda 2030. En el marco de la celebración del día internacional de la democracia, el PNUD reitera su compromiso para apoyar y promover la inclusión de todas y todos en este proceso de profundización democrática, consolidando un contrato social que fortalezca la protección de derechos, la reducción de la pobreza, la sostenibilidad ambiental y la igualdad de género.

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.