Discriminación en tiempos de Covid-19: Cuando protegernos de algunos puede dañarnos a todos

FOTO: AGENCIAUNO



La pandemia de Covid-19 nos ha desafiado como sociedad, hemos tenido que aprender a convivir con nuevas reglas y con la amenaza constante del contagio. Esta situación ha despertado reacciones de rechazo y discriminación hacia quienes se cree que pueden propagar el virus. Trabajadores de la salud, migrantes, minorías raciales, han sido víctimas de esto no solo en nuestro país, sino que alrededor del mundo.

Esta no es la primera vez que reaccionamos negativamente frente una enfermedad desconocida y contagiosa. Sucedió y continúa sucediendo con enfermedades como la tuberculosis o el VIH. La posibilidad de contagio genera en nosotros un miedo, a veces infundado, que puede nublar nuestro comportamiento, reaccionando de forma exagerada ante cualquier persona que parezca sospechosa de tener la enfermedad y exigimos evidencia contundente para demostrar que se está libre de ella.

Potencialmente todos somos vulnerables al Covid-19, por lo que mantener una actitud defensiva con quienes nos rodean no constituye necesariamente una práctica discriminatoria. La discriminación ocurre cuando nos distanciamos de forma arbitraria de algunos grupos por que “nos parecen de mayor riesgo” y no de otros. Incluso la posibilidad de evitar contraer el virus adoptado ciertas medidas puede precipitar que veamos a quienes contraen la enfermedad como culpables por padecerla, pero debemos recordar que aún sabemos poco sobre ella.

La discriminación no solo daña a quienes son víctimas de ella, sino que también tiene el potencial de perjudicarnos a todos. Cuando una persona se siente discriminada por una alguna condición médica puede intentar ocultarla. Desde este punto de vista, quienes han tenido contactos de alto riesgo o incluso quienes padecen la enfermedad pueden no declarar su condición por miedo a ser discriminados. Esto podría incrementar la posibilidad de propagación del virus y dificultar la trazabilidad de los casos.

Conforme disminuyen los casos pensamos que estamos más cerca de superar la pandemia y los problemas que trae consigo, sin embargo, esto puede estar lejos de la realidad. Actualmente, ya se han detectado rebrotes en diferentes partes del mundo y una de sus consecuencias han sido eventos más evidentes de discriminación. Un ejemplo es lo que sucedió recientemente en Alemania, en donde la reaparición de casos gatilló eventos de violencia contra quienes vivían en la localidad afectada.

Especialmente en estos tiempos debemos estar atentos a la forma en que nos relacionamos con los demás. Lamentablemente, estamos emitiendo juicios, sacando conclusiones apresuradas y excluyendo de manera arbitraria a quienes padecen o pesamos que padecen Covid-19. El problema es que protegernos de algunos puede terminar perjudicándonos a todos.

*Académico Facultad de Enfermería de U. Andrés Bello

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.

Imperdibles