Cinco plantas que podemos mantener en casa como un botiquín natural

El uso de plantas medicinales se ha aplicado desde tiempos remotos para curar o aliviar enfermedades, y aunque no siempre tienen la solución a todos los malestares, pueden ser una gran alternativa para aprovechar para cosas menores.




La medicina y la industria farmacéutica han revolucionado la forma de tratar enfermedades. Aun así, hay quienes utilizan plantas medicinales que ofrece la naturaleza para apoyarse en el tratamiento de problemas menores vale decir, dificultades para dormir, molestias estomacales, entre otros. Y desde el hogar, podemos contar con nuestro propio botiquín natural desde el jardín o terraza.

Así lo hace Marisol Elgueta, a quien desde niña sus familiares le han inculcado el valor medicinal de las plantas como una alternativa para sanar. Una tradición que ha permanecido por generaciones y que Marisol ha perfeccionado con estudios y lecturas. Desde Quillota, se dedica a cuidar su vivero y a vender plantas en su emprendimiento local Flora Aconcagua. “Junto con cada planta que vendo, entrego información con sus beneficios a las clientas. De esta manera, transmito esta cultura que se ha ido perdiendo cada vez más”, comenta.

Las recomendaciones de plantas que aconseja mantener en el hogar como botiquín natural, son:

Aloe Vera

Para esta emprendedora, esta planta es súper conocida por sus beneficios. De hecho se utilizan sus propiedades terapéuticas desde tiempos remotos. Personajes como Hipócrates y Alejandro Magno la citan. Su gel actúa de forma especial en la piel, pues es un excelente hidratante. No es por nada que muchas cremas utilicen lo utilizan. Puede ser empleado para quemaduras o heridas, dada su acción cicatrizante y antiinflamatoria. Para estos casos se recomienda utilizar una fina capa del gel sobre la parte afectada y se deja secar.

Menta

La menta es una planta utilizada en su mayoría en productos de frescura o higiene bucal. Pero en la medicina natural se ocupa para gases, náuseas o dolores estomacales, por sus efectos antiespasmódicos y carminativos (previene y favorece la expulsión de gases).

Esta hierba se debe almacenar en un lugar fresco y protegido de la luz excesiva.

Lavanda

Esta planta, además de ser decorativa, es reconocida por sus propiedades calmantes. Se utiliza muchas veces en aceites esenciales y para aliviar trastornos nerviosos, ya sea en episodios de ansiedad o dificultades para dormir. También para malestares estomacales o dolores menstruales. Las infusiones se preparan con una cucharada de lavanda para un litro de agua recién hervida.

Sobre sus cuidados, es fundamental que reciba sol directo al menos durante seis horas al día. No requiere mucho riego, lo ideal es una vez a la semana.

Ruda

Esta planta se caracteriza por su peculiar aroma y sus hojas tienen efectos calmantes y relajantes. Sus infusiones reducen la ansiedad y el nerviosismo. Además tiene efectos emenagogos, es decir, estimula y favorece el flujo menstrual, de hecho, no se recomienda para embarazadas ya que puede resultar abortiva. Para preparar las infusiones se necesita una cucharada de sus hojas para 1 litro de agua recién hervida. Evitar tomar las infusiones muy concentradas.

Melisa

También conocida en otros países como toronjil. Es muy utilizada en aceites esenciales. Tiene propiedades estimulantes, estomacales, carminativas y antiespasmódica. En la medicina popular se utiliza para aliviar estados depresivos y nerviosos, así como también para tratar el insomnio, dolores de cabeza, trastornos de la menopausia, entre otros. Para infusiones, se puede utilizar cinco gramos para un litro de agua recién hervida.

Respecto a sus cuidados, es preferible mantenerla en ambientes de semi sombra. No resiste las heladas ni los ambientes muy secos.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.