Carolina Goic, senadora de la DC: "Voy a ir a la reelección por Magallanes, donde quiero aportar en un último período"

CarolinaGoicWEB

La legisladora desestima una nueva aventura presidencial y afirma que la DC debe buscar un amplio acuerdo de la oposición en materia tributaria.




Competir por un último período como senadora por Magallanes. Ese es el objetivo de la legisladora y excandidata presidencial de la Democracia Cristiana, Carolina Goic.

La legisladora, de esa manera, desestima una nueva aventura presidencial y evita entregar apoyo a alguna de las cartas de su colectividad. "En este momento, que florezcan todos los liderazgos al interior de la DC. En su momento vamos a tomar las definiciones institucionales de cómo se define al candidato", señala.

Goic, además, tendrá que liderar en su partido la discusión de la reforma previsional cuando llegue al Senado, iniciativa que, junto con la reforma tributaria, le ha costado críticas desde la centroizquierda a su colectividad por el apoyo de la bancada y la directiva DC a esos proyectos clave para el Ejecutivo. "La DC está en la oposición, pero no nos vamos a quedar inmovilizados por cuatro años porque perdimos el gobierno", sostiene.

La senadora Ximena Rincón dijo que aprobará la idea de legislar de la reforma tributaria, con algunas condiciones. ¿Lo comparte?

Esto no se trata de las condiciones del senador A o B. Lo que espero de la discusión en el Senado es que tengamos una reforma tributaria por una amplia mayoría, que surja de un acuerdo. Pero ni la mejor reforma tributaria va a funcionar si la estamos cambiando cada cuatro años. En esta materia, nuestro país no resiste una revisión cada cuatro años.

¿Está de acuerdo con la reintegración tributaria?

Aquí podemos discutir uno u otro el mecanismo, pero lo importante es que el gobierno defina claramente para qué quiere la reforma tributaria. Hoy discutimos cómo generamos compensaciones, en un escenario de estrechez fiscal. Entonces, es fundamental responder esa pregunta. Los diputados permitieron una discusión y pusieron su punto, y para nosotros era fundamental el tema de las pymes, las regiones y los adultos mayores.

¿Va a apoyar la idea de legislar?

No se trata de anticipar la discusión y si yo voto respecto de un mecanismo u otro. Un rol fundamental del Senado, donde a nosotros nos escogen por ocho años, no por cuatro, es ser capaces de generar grandes acuerdos que respondan a los desafíos del país. Sería un mal resultado que la reforma tributaria se apruebe por un voto.

¿Y qué rol jugarán como DC en el Senado?

Espero que seamos factor para generar un acuerdo lo más amplio posible.

Pero hay distintas opiniones respecto a la reintegración...

Este es un debate que está partiendo, y yo espero que como bancada hagamos un proceso de discusión y revisión. El debate tributario debiese ser un debate que zanjemos rápido, porque si hay algo donde no hay dudas es que la prioridad para el país es la reforma previsional.

Y sobre pensiones, ¿va a buscar que sus pares del Senado respeten el acuerdo de la directiva de la DC con el gobierno en la Cámara?

La reforma de pensiones requiere sostenibilidad económica, política y social. Y por eso la discusión respecto de una entidad fiscal y pública que pudiera generar una lógica distinta a las que tienen las AFP es un punto sobre el cual avanzaron los diputados. Una tarea pendiente es cómo se fortalece esa institucionalidad, pero más importante aún es que para nosotros la condición es un aumento del 20% de las pensiones autofinanciadas, una vez que se inicie la implementación de la reforma. Y para eso lo que hemos planteado es un punto más de la cotización, partiendo en un 0,7. El gobierno tiene que entender que para tener ese amplio acuerdo, que sería su mejor victoria, tiene que incorporar las miradas de la oposición.

¿Pero se la va a jugar para que se respete ese acuerdo?

La DC está en la oposición, pero no nos vamos a quedar amurrados, no vamos a quedar inmovilizados por cuatro años porque perdimos el gobierno.

Permitir el avance de esas reformas les ha traído tensiones con el resto de la oposición. ¿No teme que la DC pueda terminar aislada?

La unidad no se construye bajo amenazas ni con la calculadora electoral o con la pistola sobre la mesa. Tenemos que hacer la autocrítica de por qué perdimos el gobierno. Y me da la impresión de que esa autocrítica no está; el cómo nos hacemos cargo de representar mayorías más amplias, de salir de la polarización y la descalificación. Me pregunto cómo le planteamos al país, desde la oposición, respuestas para los desafíos de hoy, como la automatización del trabajo. Esos son procesos que no vamos a parar en una discusión sobre el acuerdo municipal.

¿Le parece que la definición del PS de condicionar eventuales alianzas al rechazo de las reformas del Ejecutivo, como la tributaria, cae bajo esas "amenazas"?

Soy partidaria y creo firmemente en el diálogo, en la capacidad de sentarnos a la mesa. Y eso no se construye bajo amenazas.

El PS también está impulsando una acusación constitucional contra la ministra de Educación, Marcela Cubillos. ¿Comparte que la Cámara haya decidido usar esa facultad?

Las acusaciones constitucionales son parte de las atribuciones fiscalizadoras que tienen los diputados. Además, a nosotros como senadores nos toca ejercer el rol de jurados y jueces. Entonces, en eso prefiero no pronunciarme.

Pero más allá de si la acusación tiene sustento o no, ¿cree que se está prestando más para un uso político que para fiscalizar?

Sobre eso no me voy a pronunciar. Revisaremos en su mérito la acusación y los argumentos cuando nos corresponda verlos en el Senado.

El senador Andrés Allamand planteó que debe evaluar si se inhabilita de esa votación debido a que la ministra es su cónyuge. ¿Es un deber ético que lo haga?

Los temas personales no pueden significar, en la práctica, una desventaja política respecto del resultado. Espero que en su momento, si se da la situación, sea analizado así por la instancia de régimen interno o la Comisión de Ética.

Si Allamand se llega a inhabilitar, no se produciría una desventaja, porque no afectaría el quórum. ¿Es algo que tiene que hacer o queda a su conciencia?

Él va a tomar la mejor decisión en su momento.

En 2017 usted llevó la bandera de la DC a la presidencial. ¿Está disponible para hacerlo de nuevo?

Voy a ir a la reelección senatorial por Magallanes, donde, además, quiero aportar en un último período. Es una región que tiene todas las posibilidades para pasar de ser el extremo a ser el centro del país en materia de desarrollo científico, pero también respecto a los problemas globales, como el cambio climático. Mi desafío es cómo hacemos que los magallánicos sientan que esas cosas son relevantes y que aportan para su calidad de vida. Vamos a tener en los próximos meses la conexión al cable de fibra óptica red austral. Eso va a significar un hito en Magallanes similar al descubrimiento del petróleo. Ahí se abre un universo de posibilidades, que espero poder contribuir a concretar para la gente que vive allá.

En el partido ya hay otros nombres presidenciables, como Rincón o Francisco Huenchumilla. ¿A quién le gustaría apoyar?

En este momento, que florezcan todos los liderazgos al interior de la DC. En su momento vamos a tomar las definiciones institucionales de cómo se define al candidato.

El diputado Gabriel Boric dijo que está disponible para ir a la senatorial en Magallanes. ¿Sería una complicación competir con él?

Para eso está la democracia, y ojalá hagamos un buen debate respecto de lo que queremos hacer en la región. No tengo ningún problema con la competencia.

Después de la elección presidencial, Fuad Chahin siguió con la estrategia del perfilamiento propio. ¿Usted cree que la gestión de la mesa ha sido efectiva?

En eso la mesa ha hecho una buena gestión. Además, ha sido consistente con sus planteamientos, ha incidido. Es lo que nosotros iniciamos cuando me tocó presidir el partido y en la candidatura presidencial. La DC tiene que recuperar un electorado que había perdido, que es más de centro.

En otro tema, en junio el ministro Jaime Mañalich aseguró que no hay financiamiento para la ley nacional del cáncer, uno de los temas en los que usted se ha involucrado fuertemente. ¿El gobierno le ha comunicado avances respecto a esa iniciativa?

En eso llevamos más de tres meses sin ningún avance, porque todavía no conocemos una propuesta de financiamiento, que es fundamental para sacar adelante la ley del cáncer. Aquí hay un compromiso del Presidente de la República al firmar el proyecto. El ministro de Salud, cuando le hice la consulta en la última sesión de la Comisión de Salud, dijo que se iba a ingresar una indicación después de las Fiestas Patrias. Espero que esa indicación nos permita avanzar.

A usted también le tocará ver el proyecto de 40 horas. ¿Se va a declarar admisible cuando llegue al Senado?

Aquí hay algo que es muy claro: la negociación de la jornada es algo que vamos a tener que hacer en Chile. El punto es cómo y cuándo. Yo he compartido la iniciativa (de la diputada Camila Vallejo) desde un principio en su espíritu, pero creo que tiene que ser con gradualidad, a la par de avanzar en adaptabilidad laboral y con condiciones especiales para las pymes.

¿Pero ese proyecto responde a los desafíos laborales actuales?

Tenemos que hacer una discusión con todos los elementos sobre la mesa, y el peor camino es descalificar una propuesta dependiendo de dónde viene. Un tremendo error del gobierno fue descalificar esta propuesta porque venía de una diputada comunista. Y que el debate parlamentario se resuelva en el TC es la peor forma de enfrentar la política.

Comenta