Diputada Paulina Núñez: “Es más sincero votar ‘apruebo’ si se quiere hacer reformas a la Constitución”

28 FEBRERO DEL 2020 PAULINA NUÑEZ, DIPUTADA RN POSA PARA ENTREVISTA DE POLITICA EN LA SALA DE REUNIONES DEL PISO 15 EN COPESA FOTO: LUIS SEVILLA FAJARDO

La vicepresidenta de Renovación Nacional -quien participó activamente de las conversaciones para el acuerdo del 15 de noviembre- está jugada por el “Sí” y pide a sus pares que están en la vereda opuesta que dejen de lado los “videos atemorizantes”.




El inicio de la campaña para el plebiscito del 26 de abril hizo evidentes las diferencias que existen al interior de RN, en donde se decidió dar “libertad de acción” a sus militantes y permitir la conformación de comandos por el “rechazo” y el “apruebo”.

Sin embargo, para la diputada y vicepresidenta de esa colectividad, Paulina Núñez, no hay riesgo de quiebre interno, pero llama a sus pares que están por el “No” a dejar de lado los “videos atemorizantes” y no “desinformar”.

¿Ve riesgo de que la polarización en RN aumente a medida que avance la campaña?

No, porque no veo una mala intención en quienes están por el “rechazo” y ellos también entienden el rol que estamos jugando nosotros. Y cuando gane el “apruebo” va a quedar claro que no va a ser un triunfo de la izquierda, que es un triunfo ciudadano con apoyo importante desde Chile Vamos.

Pero, hasta ahora, no se han visto muchas figuras de derecha jugándosela por el “Sí”.

Nosotros también estamos haciendo campaña en nuestros distritos y lo que queremos es hacer una campaña informativa y esperanzadora. Hay muchas personas que aún están indecisas y que creen que va a haber un salto al vacío o que se va a partir de una hoja en blanco, y falta mucha información. Lo que estamos haciendo, además de la franja, es tratar de explicar y dar certezas, por ejemplo, de por qué no es una hoja en blanco o que hay garantías constitucionales contempladas que no hay ninguna posibilidad que queden afuera, como el valor de la vida, la familia como núcleo de la sociedad, el derecho de propiedad; ese derecho está contemplado ni más ni menos que en la Convención Americana de DD.HH. Han llegado personas a preguntarme, “diputada, ¿es verdad que no voy a poder heredar mis cosas?”. Eso también es una campaña del terror, porque es desinformar y si, además, eso viene de aquellos que ocupan cargos públicos, lo encuentro lamentable y poco sincero.

Al comentar un video que subió el senador Andrés Allamand a Twitter, el presidente de RN, Mario Desbordes, dijo que no le gustó “porque es revivir la campaña del Sí y el No (del plebiscito de 1988)”. ¿Comparte esa opinión?

En ese minuto la gente se inclinó por el “No”, porque lideraron una campaña alegre, esperanzadora, con colores, con muchos rostros ciudadanos y creo que es lo que también desde el “apruebo” se debería hacer. En el caso del “rechazo”, si lo que buscan es que la brecha entre el “apruebo” y el “rechazo” sea menor, entonces deberían empezar a dejar de lado la violencia y los videos atemorizantes, para que, de esa forma, haya más personas que se inclinen por el “rechazo”.

El diputado Andrés Longton (RN) también respondió a la publicación del senador Allamand, diciendo que están “conquistando a la gente a través del temor”. ¿Usted coincide con esa opinión, entonces?

Cuando uno ve que en sus videos, en lo que suben a redes sociales, están los saqueos, el incendio, los atentados contra carabineros, no encuentro otra forma de catalogarlo sino como campaña del terror, es decir, buscar que las personas sientan miedo y, de esa forma, elijan su opción. A mí me encantaría ver, ya que ambas son de RN, campañas esperanzadoras y unidas en el contenido.

Tanto en el “rechazo” como entre quienes están por el “apruebo” hay un diagnóstico compartido: la Constitución necesita cambios.

En estricto rigor, no va a haber una Constitución que parta de cero, por eso yo voto “apruebo”, porque quiero una nueva Constitución que recoja lo que me parece bueno de esta, pero también quiero debatir y lograr acuerdos en derechos que no están establecidos o en un régimen político nuevo.

¿Y esa discusión no se puede con la Constitución actual?

Sí, el tema es que hoy día nos van a preguntar si queremos o no una nueva Constitución. Y como la Constitución ya lo permite, no veo que entonces vayamos a ponernos de acuerdo. Algunos dicen “rechazo para reformar”, y creo que es al revés, creo que es rechazo y nos quedamos en lo mismo.

¿No les cree a sus pares de RN por el “rechazo”?

El problema es práctico: no tenemos mayoría en el Congreso, por lo tanto, cómo voy a prometer hacer reformas si no tengo los votos. Si gana el “rechazo”, creo que no vamos a avanzar, por no tener los votos y porque se va a validar que la ciudadanía no quiere una nueva Constitución y punto. Yo creo que es más sincero votar “apruebo” si realmente se quiere hacer reformas a la Constitución.

Respecto del financiamiento, ¿por qué no quedó regulado en la ley?

Hay un vacío no porque se nos haya pasado, sino porque no hubo capacidad de ponernos de acuerdo.

¿Y cree que el financiamiento pueda ser determinante en el resultado?

No. No me cabe ninguna duda que va a ganar el “apruebo” y, por eso, les diría que guarden sus recursos para poder elegir a buenos constituyentes.

Uno de los temas que marcó la agenda legislativa antes del receso es el tema de la paridad. ¿Tiene la convicción de que va a haber paridad en la convención si es que gana el “Sí”?

Llegamos a una instancia de comisión mixta y, por lo tanto, debemos ponernos de acuerdo en la fórmula, pero no en la paridad, la paridad ya es una decisión tomada.

¿Qué le pareció la fórmula planteada por senadores de Chile Vamos, que agrega cupos post elección para el género que haya quedado subrrepresentado?

Es una buena idea, porque cuando votamos la paridad en la Cámara, la votamos entendiendo que no podían aumentar más escaños, pero si el objetivo de la fórmula de los senadores es aumentar escaños con tal de que no salgan los que ya fueron elegidos democráticamente, aunque eso signifique tener una convención más grande, no tengo ningún problema. Eso demuestra que la paridad no está en juego

Comenta