“Efecto llamada”: Galli vincula incremento en los ingresos clandestinos de venezolanos al país con indicación de la oposición aprobada en el Senado

(Foto: Agencia Uno)

A juicio del subsecretario del Interior, la norma aprobada en el marco de la Ley de Migraciones "da una señal de que todas aquellas personas que entren a nuestro país hasta 90 días después de aprobado el proyecto de ley van a poder regularizar su situación”.




El subsecretario del Interior, Juan Francisco Galli, abordó el incremento en los ingresos de ciudadanos venezolanos de manera clandestina y aseguró que esto se relaciona con el “efecto llamada” que se produjo tras la aprobación de una indicación de la oposición en el Senado, en el marco del proyecto de ley de Migraciones.

“En primer lugar hacer un llamado a todas aquellas personas que quieran ingresar a nuestro país que lo hagan de manera regular, porque quienes ingresen clandestinamente se someten a nuestra legislación vigente y por lo tanto cometen un delito y probablemente van a ser objeto de un proceso de expulsión", comentó Galli esta mañana.

Según explicó, “la causa de este aumento en los ingresos clandestinos está relacionada esencialmente con el efecto llamada, lo que hemos denominado el efecto llamada de una indicación aprobada en la Comisión de Hacienda del Senado, producto de la iniciativa de senadores de la oposición, que da una señal de que todas aquellas personas que ingresen a nuestro país hasta 90 días después de aprobado el proyecto de ley van a poder regularizar su situación”.

“Eso no es así para aquellos que ingresen clandestinamente porque ellos cometen un delito y van a poder ser expulsados”, continuó el subsecretario.

En esta línea, la autoridad insistió ni “las pésimas condiciones tanto sociales como económicas” en Venezuela ni las “graves vulneraciones a los DD.HH.” que se viven en dicho país -que fueron confirmadas por un nuevo informe emitido por la ONU- “no pueden ser una justificación para el ingreso clandestino a Chile”.

"Esas personas se someten, muchas veces a engaños a tener que pagar a los denominados coyotes para ingresar y muchas veces son avisados laboralmente y viven hacinados en nuestro país, sin derecho a tener una cédula de identidad. El llamado es muy claro: no se ingresa clandestinamente a nuestro país porque aquellas personas que lo hacen se exponen a un proceso de expulsión”, sostuvo.

Respecto a la votación del proyecto de Migraciones que se discutirá en el Senado esta semana, Galli llamó a los parlamentario a aprobar la iniciativa y a "rechazar las indicaciones que permiten el turismo laboral y que están produciendo este efecto llamada de convocar a personas a ingresar incluso clandestinamente a nuestro país”.

Según información de la subsecretaría del Interior, en en lo que va de este año, se han registrado 2.969 ingresos clandestinos de ciudadanos venezolanos. En julio la cifra llegó a 463 y en agosto subió a 868.

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.