“Es evidente el interés político de agraviarme injustificadamente”: Chahin responde a querella de la DC en su contra y afirma que ejercerá acciones legales

El otrora presidente del partido falangista fue denunciado por la colectividad por el delito de administración desleal, cuando estaba al mando de la tienda política.


Con un comunicado titulado “declaración a mis camaradas” respondió el otrora presidente de la Democracia Cristiana (DC), Fuad Chahin, a la querella en su contra presentada por el partido falangista, por el delito de administración desleal.

Se le acusa, en concreto, de celebrar contratos sobre inmuebles de propiedad del partido que comprometen seriamente su patrimonio” cuando estaba al mando de la colectividad.

Ante la denuncia, el también exconvencional constituyente emitió una declaración de diez puntos en la que, al inicio, apuntó contra el actual timonel de la tienda, el alcalde de La Granja Felipe Delpin, y acusó un supuesto interés político detrás de la acción.

Además, aseguró que -a la fecha- la querella no ha sido “proveída ni declarada admisible por el tribunal” y advirtió que ejercerá las acciones legales necesarias durante los próximos días.

Resulta del todo evidente el interés político de agraviarme injustificadamente, tanto así que el texto de la querella se entregó a la prensa antes incluso de ser admitida a tramite por el tribunal respectivo”, se lee en la declaración de Chahin.

Seguidamente, afirmó que “dicha querella se suma a una campaña iniciada hace ya meses orientada a afectar mi honra e imagen por motivaciones evidentes ante las diferencias de opinión política que he mantenido con la actual conducción del partido”.

Anteriormente, el también otrora diputado fue denunciado ante el Tribunal Supremo de la DC, junto al expresidente Eduardo Frei y los senadores Ximena Rincón y Matías Walker, por contravenir el voto político tras reafirmar que votarían Rechazo en el plebiscito constitucional, a pesar de la decisión institucional del partido -adoptada por la Junta Nacional- en la que se definió respaldar el Apruebo.

Acusaciones por su administración

La principal acusación que se detalla en la acción judicial presentada en contra de Chahin e ingresada ante el Séptimo Juzgado de Garantía de Santiago, involucra la venta de un inmueble que correspondía a la sede del partido en la comuna de La Florida. De acuerdo con el libelo, el expresidente lo habría comercializado sin contar con las facultades legales ni estatutarias para ello.

Más aún, se le responsabiliza de pagar una comisión a la empresa corredora del 26% del valor de la propiedad, una cifra fuera de los límites legales.

Asimismo, se le acusa de intentar vender a valores bajo los precios de mercado otros dos inmuebles pertenecientes a la DC emplazados en las comunas de Macul y Talagante.

Ante dichas acusaciones, en la declaración Chahin manifestó que “jamás” fue invitado a exponer ante el Consejo Nacional la ejecución del Plan de Gestión de Activos durante su administración, “a pesar de haber solicitado insistentemente”.

Lo anterior -a su juicio- provocó que se fuera “tejiendo una trama de intrigas y acusaciones carentes de todo fundamento que ha derivado en este acto simplemente bochornoso”.

Y si bien reconoció que tras una indagación del proceso de ventas de inmuebles del partido -realizada por una Comisión Especial del PDC- se concluyó que “existieron desprolijidades en algunos procedimientos”, aseguró que “no existió daño patrimonial al PDC ni se determinaron responsabilidades personales”.

Así, insistió que “el único inmueble que se alcanzó a vender, de los supuestamente cuestionados en la querella, fue el de la exsede de La Florida, cuya tasación inicial era de $140.000.000.- aproximadamente y que, en el marco de una negociación, la mesa directiva aprobó vender en $355.000.000.- siendo el comprador quien asumiría a su cuenta y riesgo la elaboración de un proyecto inmobiliario en el sector”.

“Respecto de los otros 2 inmuebles, hago presente que las respectivas promesas se celebraron luego de años de oferta pública de dichos inmuebles sin que aparecieran más oferentes, y de acuerdo a las tasaciones comerciales que se tuvieron a la vista”, complementó.

Sobre los cuestionamientos por la propiedad emplazada en la comuna de Macul, el expresidente aseguró que inicialmente el partido intentó concretar la promesa, ya que se consideraba “una buena oportunidad para el PDC”, pero afirmó que la acción “finalmente no prosperó”.

“Resulta al menos curioso que ahora se cuestione una promesa de compraventa que el partido evaluó positivamente y de hecho intentó materializar, aunque tardíamente, ya varios meses después de mi renuncia a la presidencia”, remarcó.

Tras presentar sus argumentos, calificó los hechos denunciados en la querella de “absurdos” y señaló que “no puedo sino deducir que estamos ante una operación comunicacional para intentar silenciarme en mi postura política de cara al plebiscito del próximo 4 de septiembre, lo que evidentemente no lograrán”.

En uno de los últimos puntos, el exconvencional aseguró que existe una “falta de conducción partidaria”, lo que ya había criticado anteriormente.

Finalmente, sostuvo que “con mucha tranquilidad, pero con firmeza, defenderé mi honra y las decisiones muchas veces difíciles que se adoptaron por los órganos partidarios, velando siempre por el interés del partido” y advirtió que “en este sentido, ejerceré todas las acciones legales necesarias en los próximos días”.

Lee más en La Tercera

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.

"Respetando su condición, usted no puede exigir su derecho a abortar porque jamás podrá abortar y tampoco puede exigir su derecho a menstruar” le dijo el diputado a la parlamentaria de Comunes.