Ollas multiuso, ¿por qué son tan famosas?

Cocinar sin supervisión una carne durante la noche, preparar legumbres en solo 20 minutos o hacer yogur: son algunas de las opciones de estas nuevas ollas a presión, ahora eléctricas, multifuncionales y más fáciles de usar.




El tiempo en la casa claramente ha aumentado. El trabajo, la familia y los deberes domésticos conviven con nosotros todo el día dentro del hogar. En ese contexto, ahorrar tiempo al cocinar es más que bienvenido, y para esto las ollas a presión multiuso llevan un buen rato en las casas acelerando los tiempos de cocción, aunque no todos se animan a usarlas.

Bajo esta premisa, probamos dos ollas eléctricas o multicook que en países como Estados Unidos son un hit de ventas, ya que reducen los tiempos de elaboración hasta en un 70%. La gracia de estos artefactos es que cumplen varias funciones en uno solo: olla a presión, cocción lenta, vaporera o incluso yogurtera. Lo que no hacen, a diferencia de los robots de cocina, es triturar y revolver. En el caso de estas ollas multifunción, uno igual tiene que pelar, ensuciar y cortar, pero te olvidas del tiempo.

Una de las grandes ventajas, según nuestra experiencia, es que hace mucho más fácil y directa la cocción de alimentos al vapor. Hay muchos que le tienen respeto, incluso miedo, a las clásicas ollas de presión. En mi caso, siempre quedaba con la duda de si estaba bien sellada o ajustada, y al abrirla no podía dejar de pensar en una quemadura. Además, muchas veces no tenía la exactitud de los tiempos de cocción para cada preparación. Estos temores quedan atrás al usar una olla multifunción.

Sus ventajas

Con solo girar la tapa ya queda bien asegurada, y, apretando un par de botones, se programan según lo que queramos cocinar: una carne, vegetales, legumbres o arroz. Además tienen sistemas de seguridad que permiten dejarlas funcionando toda la noche, incluso, con absoluta tranquilidad, sin tener que estar pendientes de las presiones ni de los ntiempos.

Los dos modelos que probamos —la Fast Pot de EasyWays y la Thomas TH-40PC— tienen la opción de programar el inicio de las preparaciones, lo que es una gran ayuda si uno quiere aprovechar la noche para utilizar la función de cocción lenta. Así, uno puede tener listo para el almuerzo un costillar o una plateada luego de 8 horas, sin necesidad de tener que levantarse en la madrugada para prender o apagar fuegos ni hornos. Además, se pueden usar como un sartén —en este modo, eso sí, bajo supervisión—, parea dorar, sellar o simplemente calentar. En nuestro caso, logramos unas texturas y sabores increíbles con muy poco esfuerzo.

Una de las cosas que más nos gustó: no se ensucia de más, solo con agua caliente se lava el contenedor, que también se puede poner en un lavavajillas, aunque se recomienda limpiarlo a mano.

EasyWays Fast Pot

La Fast Pot de EasyWays, marca que ya se ha popularizado por sus robots de cocina, incorpora diferentes modos: cocina a presión, cocción lenta, cocción al vapor, cocina tradicional, conservar temperatura, calentar y una opción para preparar yogur. Estas se combinan en 15 funciones predeterminadas.

Lo primero que llama la atención es su capacidad de 7,6 litros, que permite cocinar hasta para 10 personas. Su porte permite preparar piezas grandes de carne o costillares sin problemas. Su panel de uso es muy intuitivo y con muchas opciones preconfiguradas.

Al usar la función de cocción a presión, con solo un par de clics es posible preparar una legumbres (incluso sin remojo previo), arroz o un estofado. En caso de que uno quiera usar un poco de creatividad, también puede programarla a su gusto, con los tiempos y modos de cocción que uno prefiera.

La olla incluye un recetario, con interesantes preparaciones como curry de pollo, muy precisa en sus tiempos y cantidades. Además, en su sitio web hay cientos de recetas más para sacarle el jugo a la máquina. ¿Otro plus? En el modo de cocción lenta se pueden programar cocciones por hasta 20 horas.


Thomas TH-40PC

Esta olla es un poco más pequeña que la EasyWays (5 litros de capacidad), por lo que se puede adaptar mejor a hogares pequeños (6 porciones). Incluye también programas preconfigurados para cocinar diferentes ingredientes o preparaciones, como pescados, aves o vegetales, lo que hace muy fácil alcanzar los tiempos de cocción precisos sin errores. Incluye 12 programas de fácil acceso (más la función de dorar y sellar), y por su tamaño es una olla muy sencilla de lavar.

Cuenta con funciones de seguridad, como la de autoapagado, lo que permite dejarla hacer su trabajo sin mayores atenciones. Su panel es de fácil uso y muy intuitivo, ideal para los que no tienen mayores conocimientos gastronómicos pero que quieren incursionar con preparaciones más arriesgadas. Además permite mantener caliente la comida por hasta 4 horas.

Por ejemplo, para cocciones lentas se puede ajustar la temperatura de cocción en tres opciones, llegando hasta las 24 horas a baja temperatura. Para hacer yogur, por ejemplo, solo es necesario poner la leche, ya sea con los probióticos o mezclada con un yogur ya preparado, y dejarla trabajar por 8 horas.


*Los precios de todos los productos de este artículo están actualizados al 10 de agosto de 2020.

Comenta