Repaso por los iPhone 12: precios, gracias y diferencias

Un listado con la última generación de teléfonos de Apple: sus características, sus potencialidades y el público al que más le convendría tenerlo, a un mes de que la compañía lance su nueva serie.



Cuando Steve Jobs presentó el iPhone, allá por enero del 2007, mucha gente quedó literalmente boquiabierta. Porque la audiencia y el mundo se dieron cuenta de que ese primer teléfono de la compañía sería absolutamente revolucionario, un producto nuevo que cambiaría drásticamente la forma en que nos vinculamos con un dispositivo móvil. Efectivamente, el impacto fue demoledor en la industria, en los usuarios y en cómo nos comunicamos y percibimos un teléfono celular. Se dio inicio a la era de los smartphones tal como los conocemos hoy.

Antes de la llegada del iPhone, prácticamente cada marca de celulares —por esos años, un mercado dominado principalmente por Nokia, Blackberry y la taiwanesa HTC— tenía su propia interfaz gráfica y había una diferenciación mayor en términos de especificaciones, diseño y potencia, y apenas una incipiente posibilidad de acceder a Internet. El iPhone cambió todo eso y más. Por primera vez, uno de verdad sentía que tenía un micro-computador en el bolsillo con el que se podía navegar en la web, tal como en un notebook o un PC. Eso fue revolucionario.

Así, en la última década hemos visto lanzamientos anuales que cada vez mejoran la experiencia. El IPhone abrió la marca a un público mucho más transversal, lo que ha redundado en que hoy sea el producto más exitoso de la cartera de Apple.

Actualmente, la manzana cuenta con varios modelos disponibles y hasta en distintos colores, más allá de modelos de generaciones pasadas o que hayan sido reacondicionados. Todo esto, claro, considerando que en septiembre tendremos —como todos los años— novedades en estas ligas. Algunas cosas en común: todos los modelos 12, por ejemplo, tienen el mismo chip, soportan redes 5G y cuentan con MagSafe, para adosar accesorios magnéticamente o cargas inalámbricas. Pero también, y por primera vez, no incluyen cargadores ni audífonos, entre otros detalles. Revisemos.

El modelo central de la generación actual. Es el más balanceado, tanto en tamaño y especificaciones como en precio. De entrada, tiene unas dimensiones de pantalla muy cómodas, de 6.1″, ni muy grande ni muy pequeña. Gracias a su diseño renovado, además, lo hace ser uno de los celulares más bonitos, elegantes y vistosos del mercado, distanciándolo en ese aspecto de cualquier otra marca. Hay que decirlo: su borde metálico es siempre muy agradable a la vista y al tacto.

Como toda la generación, posee el nuevo chip A14 Bionic, desarrollado por Apple, un poderoso procesador de 64 bits y seis núcleos que mejora todos los procesos del sistema, desde la rapidez al abrir una app hasta la duración de su batería. En ese sentido, este sería el iPhone indicado para gente que ya conoce el ecosistema de la manzana, pero que no requiere de tantas características, más allá de tener lo principal de Apple.

En cuanto a cámara, su calidad es más que aceptable, pero está debajo de las posibilidades de sus hermanos mayores. Las traseras tienen dos lentes de 12 megapíxeles, una de ellas gran angular y con visión nocturna. Viene en varios colores y capacidades de almacenamiento (entre los 64 y los 256 GB), y es el modelo a seguir para quienes ya están familiarizados con iOS y los aparatos de Apple.


Sin duda, este es el mejor aparato móvil fabricado por Apple hasta la fecha. De paso, también es uno de los mejores y más poderosos celulares disponibles en el mercado. Eso lo hace ser el modelo más caro y grande del portafolio, y posiblemente el celular más costoso de la industria. Es un lujo y una gran pieza de tecnología, que logra resumir en un mismo dispositivo lo mejor de la innovación y el diseño por parte de Apple.

Hablamos de un iPhone de 6.7″, el más grande de la compañía en cuanto a tamaño. Sus dimensiones son de 160.8 x 78.1 x 7.4 mm y su peso de 228 gramos de peso, lo que puede ser algo voluminoso para ciertas manos. Tiene una brillante y ultra resistente pantalla Super Retina XDR OLED, enmarcada en un chasis de vidrio y un marco de acero inoxidable. Además, es resistente al agua (sumergible hasta seis metros por 30 minutos) y al polvo, pero, de nuevo, quizás lo más destacable es el nuevo chip A14 Bionic, el gran y potente procesador del aparato. Además de un excelente desempeño y rapidez, el modelo permite una mayor duración de su batería —de 3687 mAh— y la posibilidad de carga rápida: es posible llenar la mitad de ésta con apenas 30 minutos de conexión. Nada de mal. También viene listo para las redes 5G.

Pero en lo que realmente brilla el Pro Max es en su inmejorable cámara. Son tres lentes que han sido perfeccionados respecto a las generaciones anteriores, con un veloz autofoco que vaya que se agradece. Gracias a su software, es ideal para fotos y grabaciones con poca luz. Además, viene con Dolby Vision —para grabaciones en 4K a 60 cuadros por segundo— y rango dinámico alto (HDR).

Así, este modelo es especialmente recomendado para quienes gusten de sacarle el máximo partido audiovisual a sus celulares, o para quienes tengan ganas de hacer producciones de gran calidad. Aunque ojo con el almacenamiento: el modelo parte con 128 GB de memoria interna —que se llenará con unos cuantos videos y fotos en alta definición—, aunque ofrece mayores capacidades.


iPhone 12 Pro

Para quienes consideren que el Max Pro es quizás too much para un uso cotidiano normal, el Pro es entonces la alternativa que se ubica justo al medio. En términos físicos, el Pro posee más memoria y un diseño un poco más premium en relación a su hermano menor, pero mantiene el tamaño físico y su pantalla de 6.1″.

Evidentemente, no cuenta con todos los chiches audiovisuales del Pro Max, pero sí cuenta con una cámara superior al 12, gracias a un teleobjetivo que permite muy buenos acercamientos para fotos que requieran gran nivel de detalle. Por cierto, viene en cuatro colores: plata, grafito, dorado y azul pacífico, al igual que el pro Max. En cuanto a almacenamiento, de la misma manera, las variaciones oscilan entre los 128 y los 512 GB.

En el fondo, el Pro es para ese público que está dispuesto a pagar un poco más y que busca tener una mejor cámara y un mejor rendimiento general.


La edición 2020 de este dispositivo es actualmente el iPhone más accesible que se puede encontrar. Cierto, viene de la generación anterior, pero ha resultado ser un éxito de ventas para la compañía, especialmente a la hora de traer nuevos usuarios que no quieran desembolsar tanto para entrar al universo Apple, tal como sucedió con la primera versión de este modelo, que tuvo su debut el 2016.

El iPhone SE tiene una carcasa de vidrio y aluminio, posee una pantalla retina HD de 4.7″ (750 x 1334 píxeles) y pesa 148 gramos, lo que lo transforma en uno de los smartphones más pequeños del mercado. A diferencia de la nueva generación, en su interior trae un chip A13 Bionic y sólo 3 GB de memoria interna, pero dado lo compacto de su diseño, la respuesta es bastante aceptable. Mientras, la cámara es de 12 MP, pero no decepciona gracias a su posibilidad de grabación en 4K hasta 60 cuadros por segundo y una cámara para selfies full HD. Viene en tres colores: rojo, blanco y negro. Su almacenamiento llega a los 256 Gb, lo que no está nada mal.

En ese sentido, es cierto que hay smartphones allá afuera que pueden ser mucho mejores en cuanto a prestaciones y rendimiento, pero el SE todavía sigue siendo una sólida y robusta alternativa, capaz de entregar la experiencia Apple a todos aquellos que quieran vivirla por primera vez, sin gastar demasiado.


*Los precios de los productos en este artículo están actualizados al 17 de agosto de 2021. Los valores y disponibilidad pueden cambiar.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.