Cuentas de la luz: cómo operará el mecanismo que el gobierno impulsa para estabilizar su precio

20.07.2020 TEMATICA PAGOS DE SERVICIOS BASICOS, LUZ, BOLETAS, CUENTAS, PRORROGAS, PAGOS DE SERVICIOS, ALZA DE PRECIOS, COBROS EXCESIVO DE LUZ FOTOS: PATRICIO FUENTES Y./ LA TERCERA

El proyecto contiene medidas para el corto plazo, a través de un mecanismo transitorio, y otras de largo plazo. La urgencia responde a evitar alzas de 40% en julio próximo en las cuentas de la electricidad. A ello se suma el contener la acumulación de saldos adeudados por la estabilización de los precios en 2019.




El próximo lunes, la comisión de Energía y Minería de la Cámara de Diputados deberá votar el proyecto que crea un fondo de estabilización y emergencia energética y establece un nuevo mecanismo de estabilización transitorio de precios de la electricidad para clientes sometidos a regulación de precios. El siguiente paso de ese proyecto es la comisión de Hacienda, instancia que la analizará el martes para luego pasar a la sala de la Cámara.

Gabriela Manríquez, asesora técnica del Ministerio de Energía, explica cómo operará en la práctica la propuesta. Primero aclara que el proyecto contiene medidas para el corto plazo, a través de un mecanismo transitorio, y otras de largo plazo.

La urgencia responde a evitar alzas de 40% en julio de este año en las cuentas de la electricidad. A ello se suma el contener la acumulación de saldos adeudados por la estabilización de los precios en 2019.

Mientras que, para el largo plazo, se propone contar con un mecanismo de recaudación permanente que permita financiar futuras estabilizaciones o sobrecostos en contextos de estrechez eléctrica Para ello se aplicará un mecanismo de solidaridad entre clientes: grandes consumos subsidian a las familias y pequeños comercios. Y con ello, además, se busca premiar ahorros en contextos de estrechez.

Cuentas de la luz

Mecanismo transitorio

Se fijará un fondo de US$1.600 millones, el cual contará con financiamiento del Banco Interamericano de Desarrollo (BID). Este sistema fijará una variación máxima por tramo por consumo. En 2022, para clientes regulados que tengan un consumo inferior a 250 kwh, se cobrará el precio estabilizado más la variación del IPC. Para quienes consuman entre 250 y 500 kwh, el costo será de IPC más un 10%, y para quienes tengan un consumo superior a 500 kwh, el cobro será de IPC más 15%.

Luego, para 2023-2032, el valor para quienes consuman menos de 250 kwh tendrá como base el precio anterior, es decir, el de 2022, más un 5%; para quienes consuman entre 250 y 500 kWh, el cobro será el precio anterior más 15%. Y para los que tengan un consumo superior a 500 kWh, se aplicará el precio nudo promedio. Este mecanismo tendrá una vigencia de 10 años.

Mecanismo permanente

Tiene por objetivo estabilizar los precios ante fluctuaciones pronunciadas en las cuentas eléctricas. Su financiamiento es a través del cobro de un cargo por servicio público, que sirve para pagar “sobrecostos sistémicos por estrechez eléctrica y estabilizar precios”, explica Manríquez.

Este mecanismo será administrado por el Coordinador Eléctrico Nacional con un tope de US$2.000 millones. Para financiar este fondo se aplicará un sistema solidario, en el sentido de que quien consume más, paga más. Así, el consumo mensual menor o igual 250 kWh estará exento del cargo; el consumo mensual mayor a 250 y menor o igual a 500 kWh tendrá un cobro de 0,8 pesos por kWh; un consumo mensual mayor a 500 y menor o igual a 1000 kWh: 1,8 pesos por kWh, y el consumo mensual superior a 1000 kWh: 2,5 pesos por kWh.

Según la propuesta, para 2022, las cuentas se mantendrán estabilizadas para todos aquellos clientes cuyos consumos sean inferiores a 250 kWh mensuales, grupo que equivale aproximadamente al 80% de los clientes regulados, permitiendo a su respecto únicamente ajustes de acuerdo a la variación del Índice de Precios al Consumidor (IPC) en relación al último periodo tarifario.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.